«Para ir al Mundial estoy estudiando como si fuera a hacer una oposición»

María Gómez/Mediaset
María Gómez / Mediaset

María Gómez ha pasado todos los veranos de su infancia en Ogarrio, en el valle de Ruesga, de donde es originaria su familia materna

LETICIA MENA SANTANDER.

La única mujer de la foto del equipo que Mediaset mandará a Rusia para cubrir el Mundial de fútbol tiene raíces cántabras. María Gómez (Madrid, 1987) es de los García de la Banda, de Ogarrio. Su bisabuela, su abuelo y su madre son de este pueblo del valle de Ruesga y allí María ha pasado los veranos más divertidos de su infancia. Ahora no viene tanto como le gustaría , pero siempre saca un fin de semana para desconectar de todo. Su foto está en 'Casa Tomás', restaurante que recomienda a todo aquel que viene por Cantabria. Está a punto de despegar para cubrir la competición deportiva del año, pero para ella el evento es más que fútbol. Con las maletas prácticamente hechas y una ilusión desbordante, María Gómez confía en disfrutar del Mundial como en su día lo hizo Sara Carbonero, aunque las comparaciones le sean odiosas.

-En los tiempos que corren ver sólo a una mujer periodista entre tantos profesionales no parece muy correcto...

-La foto tiene un punto de show porque todos son muy conocidos, pero en el equipo que vamos, que somos unos 70, hay varias mujeres entre redactoras, productoras... También harán pantalla Clara Rodríguez y Cristina García, pero sí es cierto que las mujeres tenemos que ser más visibles.

-¿Es usted feminista?

-Lo raro es que hoy alguien no lo sea, pero parece que ahora hay que demostrarlo. Creo en la igualdad y voy a hacer todo lo que pueda desde mi trabajo para dar voz a las mujeres.

-La comparan continuamente con Sara Carbonero, ¿le molesta?

-Me parece innecesario. ¿Por qué nos comparan? ¿Porque somos mujeres? No me interesa nada este tipo de morbo y de titulares fáciles.

-¿Se conocen? ¿Le ha dado algún consejo?

-Nunca hemos coincidido, pero todos me dicen que es muy buena compañera.

-¿Cuando acabe el Mundial vendrá por Cantabria?

-Eso espero. Tengo recuerdos preciosos de los veranos en Ogarrio. Mi familia tiene allí una casa centenaria y cada año mi madre iba rehabilitando una zona a base de ahorrar y mucho esfuerzo. Un verano el tejado, otro el baño, después el jardín que antiguamente era una chonera...

-¿Se escapa mucho por aquí?

-Menos de lo que me gustaría porque me encanta. Eso de coger el tren y viajar tranquilamente mientras te alejas del bullicio de Madrid es necesario. Hay zonas en las que ni siquiera hay cobertura y en Ogarrio la desconexión es absoluta.

-¿Algún recuerdo que conserve con cariño de esos veranos?

-Cuando cogíamos la bicicleta y nos íbamos a la bolera que hay entre Ogarrio y Riva a bañarnos en el río Asón. O cuando íbamos a la playa de Santoña o a las romerías de los pueblos de alrededor....

-En el restaurante Casa Tomás hay una foto suya...

-Es que ir allí para mí es imprescindible. Como mínimo, el último día que estoy, antes de volver a Santander para coger el tren, voy a comer allí con mi familia. Las rabas están riquísimas y me encanta el puchero de judías pintas. Las raciones son enormes y les gusta que te lo comas todo... De postre siempre pido sus tartas variadas... ¡Son deliciosas!

-¿Siempre viene en tren?

-Casi siempre porque voy leyendo o estudiando. Alguna vez he ido en avión, pero no se gana tanto tiempo.

-Está a punto de irse al Mundial. ¿Sabe decir algo en ruso?

-Alguna palabra... 'Sí', 'no', 'gracias' que se dice igual que 'de nada'; gol y fútbol, que se dicen igual...

-¿Cómo se está preparando?

-Estos retos solo tiene un salvavidas: empollar sin descanso. Estoy estudiando como si fuera a hacer una oposición. Si vieras como tengo la mesa entre apuntes, subrayadores y libros... ¿Te puedes creer que no hay (o yo no la he encontrado) una guía completa de Rusia? Hay de San Petersburgo o de ciudades más turísticas, pero de todo el país, no... Quiero saberlo todo sobre la historia reciente, la situación política, su cultura... Reducirlo sólo al fútbol es demasiado simple.

-Y para eso imagino que ya están ellos...

-Eso es. Camacho o Kiko Narváez, por ejemplo, saben mucho más que yo y ahí poco puedo hacer. Por eso me voy a encargar de reportajes sociales, de gastronomía, música... Y por supuesto, tengo que saber todo lo que pueda de todos los jugadores.

-¿Pero le gusta el fútbol?

-Mucho. No sólo por mi profesión. De niña jugué muchos años primero a fútbol y después a fútbol sala.

-¿De qué equipo es?

-Como he vivido en tantos sitios nunca he tenido un equipo favorito. Ahora soy de España.

-¿Algún jugador favorito?

-Varios, no te lo voy a negar, porque esta selección junta la veteranía con una juventud muy enchufada. Me quedo con Iniesta, con su calma y su seguridad. Él lleva la red del equipo y es su último Mundial. Ojo a la pareja Iniesta-Silva.

-¿Y de esta juventud 'enchufada', con quién se queda?

-Me gusta mucho la actitud de Koke, es un puntal para su generación. Rodrigo también tiene mucho que decir.

-¿Recuerda el triunfo de España en Sudáfrica?

-¡Buf! ¡Claro! No podía parar de llorar de la emoción. Soy muy llorona... Esta vez espero poder controlarme porque como ganemos y no pueda hablar... Imagínate...

De colaboradora a cara oficial

Hasta los diez años María Gómez vivió en Solsona (Lérida) y después en Aranjuez (Madrid). Primero estudió Publicidad y Relaciones Públicas en Barcelona, y luego Periodismo en la Universidad Carlos III, en Madrid. Enseguida empezó a trabajar en 'Acento Robinson' y ha pasado por los micrófonos de programas tan exitosos como 'Anda Ya', en los 40 Principales. Su último trabajo como colaboradora con 'Dani&Flo' le dio el empujón que necesitaba porque, antes de que el programa de Cuatro acabara, los responsables de Mediaset le dijeron que querían seguir contando con ella. Entre otros proyectos barajaron el Mundial, pero la cosa quedó ahí. Hace mes y medio estaba en su casa cuando sonó el teléfono y le comunicaban la buena nueva. «Ojalá todos los periodistas tuvieran la oportunidad de trabajar en un evento como éste una vez en la vida».