Las personas con discapacidad aplauden la nueva ley de Cantabria pero advierten de que faltan recursos

Las personas con discapacidad aplauden la nueva ley de Cantabria pero advierten de que faltan recursos
Celedonio Martínez

El Parlamento acoge los actos del Cermi con motivo del Día Internacional donde sus protagonistas piden a la sociedad que tenga más fe en ellos

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

La aprobación por unanimidad, hace tan solo tres días, de la Ley de Discapacidad de Cantabria ha centrado el acto de hoy en el Parlamento para conmemorar este Día Internacional con el que se quiere dar voz a las personas con discapacidad y a las organizaciones que las representan. Los responsables del Comité de Entidades representantes de Personas con Discapacidad de Cantabria (Cermi) ha calificado esta ley como «un gran logro» pero ha advertido de que los presupuestos de 2019 no cuentan con las partidas necesarias para conseguir la igualdad de las personas con discapacidad. En este sentido, su presidenta, Mar Arruti, ha anunciado que ya se ha planteado sus propuestas a los grupos parlamentarios para que los presupuestos de 2019 recojan las partidas necesarias para asegurar su cumplimiento.

Junto a la nueva ley, la reivindicación de un desarrollo rural inclusivo ha sido otro de los temas principales del acto de hoy en el que junto a la presidenta del Cermi, Mar Arruti, han tomado la palabra la vicepresidenta y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos, y la vicepresidenta del Parlamento, Rosa Valdés. Y no solo han sido discursos institucionales, en durante el acto, hombres y mujeres con discapacidad han hablado sobre las dificultades que se encuentran en su día a día en un coloquio moderado por el periodista Álvaro López. Entre los deseos que han formulado, han pedido a la sociedad que tenga más fe en ellos y en sus capacidades.

Arruti ha subrayado -segun recoge la Agencia EFE- que la nueva ley se ha plantado «una semilla» por cuyo desarrollo tendrá que velar, para que dé sus frutos, el Consejo Autonómico de las Personas con Discapacidad, un organismo que deberá ponerse en marcha en un plazo de seis meses. Según la presidenta del Cermi, además de la concienciación, la sensibilización y el respeto, los recursos económicos son uno de los ingredientes necesarios en la receta para conseguir la igualdad de las personas con discapacidad.

A juicio de Arruti, las personas con discapacidad y el movimiento asociativo que las representa pueden sentirse orgullosos de los avances que se están consiguiendo, entre los que ha se ha referido a que por fin en España van a poder votar las personas con discapacidad intelectual. Entre los retos pendientes, ha destacado que hay que hacer un gran esfuerzo para que se haga realidad su derecho a acceder a la justicia en igualdad, que ya recoge un proyecto de ley.

Y es que, según la presidenta del Cermi, las leyes también se incumplen, como ha ocurrido con la que obliga a la accesibilidad universal, que establece el 4 de diciembre como plazo límite para los edificios de viviendas eliminen las barreras arquitectónicas.

En este Día Internacional el Cermi ha querido visibilizar la situación de las personas que viven en el medio rural, a cuyas reivindicaciones ha dedicado el manifiesto de este año. En Cantabria son más de 16.000 y esta organización va a pedir que la región cuente con una estrategia para el desarrollo rural inclusivo.

Según la vicepresidenta de Cantabria, la vida de estas personas es aún más difícil y complicada en el medio rural que en el urbano, lo que hace que muchas de ellas opten por abandonar los pueblos, por lo que es necesario que todos, la sociedad y las instituciones, trabajen para conseguir un medio rural más inclusivo.

En ese contexto, se ha referido a la Estrategia Horizonte 2030 para el desarrollo de los servicios sociales de Cantabria como un buen instrumento, junto a la ley de garantía de derechos que se acaba de aprobar y que supone «un salto hacia un nuevo paradigma».

Una ley que, para Rosa Valdés, representa un cambio fundamental para las administraciones públicas y privadas, las personas con discapacidad y sus familias y también para toda Cantabria, además de «un buen instrumento» para conseguir una sociedad inclusiva.

CCOO alerta de la precariedad laboral

Comisiones Obreras de Cantabria ha alertado de la precariedad laboral de las personas con discapacidad en la región, donde la tasa de actividad no llega al 34%, sino que se sitúa en el 33,6%, casi dos puntos por debajo de la media nacional (35,2%), según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Así lo indica el sindicato en una nota de prensa difundida este lunes, 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, jornada en la que también apunta que en 2017 el número de contratos indefinidos de este colectivo fue de 167, un «irrisorio 0,07% del total».

CCOO ha alertado de que estos datos son solo «un ejemplo de la precariedad laboral que azota a un grupo que además tiene una mayor vulnerabilidad y más obstáculos a la hora de encontrar e incorporarse a un trabajo digno».

La formación añade que de los 1.652.016 contratos firmados en 2017 en la comunidad autónoma sólo 5.593 correspondieron a personas con discapacidad.

Con todo esto, el sindicato ha mostrado su preocupación por la «especial vulnerabilidad» de las personas con discapacidad en el mercado laboral, «con una mayor dificultad para encontrar empleo y una mayor precariedad laboral».

En términos estatales, la tasa de paro entre las personas con discapacidad supera en nueve puntos la tasa de paro del resto de la población.

Así, CCOO Cantabria aprovecha este 3 de diciembre para incidir en que aunque no hay datos al respecto, existe un «consenso» de que sigue sin cumplirse la cuota de reserva del 2% en las empresas de 50 o más trabajadores, establecida por Ley en 1982.

 

Fotos

Vídeos