Los pescadores cántabros anuncian «duras» movilizaciones si el Gobierno modifica el Plan de Gestión del verdel

Los pescadores cántabros anuncian «duras» movilizaciones si el Gobierno modifica el Plan de Gestión del verdel

«Como resulta que ahora merluza y besugo van a menos, asturianos y gallegos quieren lo nuestro», dicen desde la Federación de Cofradías de Cantabria

ANA DEL CASTILLOSantander

Los pescadores cántabros han dado un golpe en la mesa y han señalado con el dedo a la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Alicia Villáuriz, a quien han dirigido una carta en la que piden que centre todos sus esfuerzos en lograr que Europa incremente la cuota de verdel asignada a la flota del Cantábrico y Noroeste. Eso, y que no se modifique el Plan de Gestión del Verdel.

No es un capricho. Es cuestión de «supervivencia» que el Total Admisible de Captura (TAC) se sitúe en el entorno de los 60 millones de kilos anuales, frente a los 19 actuales. A tal punto ha llegado su indignación, que la flota cántabra no quiere ver ni a un político pasearse por sus puertos. «Que no vengan a hacer campaña porque no van a ser bien recibidos», explica Miguel Fernández, presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria. Para los pescadores la única campaña que vale es la del verdel.

Están cansados de que les ninguneen y les consideren «idiotas». Fernández, al frente también de la flota cántabra de artes menores y del Cabildo de Santoña, ha advertido a Villáuriz de que Cantabria va a exprimir su capacidad de movilización si el Gobierno mantiene el compromiso de modificar, junto a la flota asturiana y gallega, el Plan de Gestión del Verdel y, «transferir a ambas comunidades una parte de la cuota asignada a Cantabria». Si esto se materializa será la gota que colma el vaso: «En lo que va de año ya hemos aguantado en silencio que nos suban un cien por cien las cotizaciones a la Seguridad Social sin ninguna contraprestación y que se nos cuelen cambios en el puerto base de barcos de otras comunidades que ni pescan ni venden aquí para que coman de nuestra cuota».

Este martes, 2 de abril, los presidentes de los Cabildos en Cantabria se reúnen para fijar los pasos a seguir en caso de que la mesa sectorial -que se celebra el 11 de abril para dirimir el reparto entre provincias- no concluya favorablemente para la comunidad. «Veremos a ver qué pasos da la administración, esperaremos a la mesa sectorial y después estudiaremos cómo actuar. Pero que la gente sepa que no nos vamos a quedar quietos», anuncia Fernández. Se refieren a «duras» movilizaciones. Bueno, a «todo» lo que haga falta para mostrar su rechazo y defender su supervivencia. «Y cuando digo todo, incluyo todo», amenaza.

Según explican en la carta enviada a la Secretaría General de Pesca, Cantabria tiene asignado un 10% menos de lo que capturaba hace diez años, mientras que Asturias y Galicia -quienes llamaban «peces bobos» al verdel- «disfrutan de la práctica totalidad del TAC en otras especies como la merluza o el besugo». Ahora, «como resulta que merluza y besugo van a menos, quieren lo nuestro», cuentan.