Real considera «inaudito» que el PP no quiera que se investigue la contratación del SCS en su época

Las dos últimas consejeras de Sanidad de Cantabria, Luisa Real (izquierda) y María José Sáenz de Buruaga./DM .
Las dos últimas consejeras de Sanidad de Cantabria, Luisa Real (izquierda) y María José Sáenz de Buruaga. / DM .

La presidenta de los Populares contesta que no tiene «ningún temor a una investigación», pero advierte de que la propuesta de Podemos es «una treta para desviar el tiro sobre las graves irregularidades cometidas en la etapa de Real»

DM .
DM .Santander

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha asegurado este jueves que le parece «estupenda» la comisión de investigación sobre los contratos del Servicio Cántabro de Salud (SCS), porque «no tenemos nada que ocultar». Por el contrario, considera «sorprendente e inaudito» que el PP «no quiera también exponer la contratación en su época». Pero la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, le ha contestado a la consejera de Sanidad, que ni ella ni su partido «tienen el más mínimo temor y no se va a oponer a que se investigue su gestión al frente de la Consejería de Sanidad». Eso sí Buruaga ha advertido de que «la propuesta de Podemos es una treta para desviar el tiro sobre las graves irregularidades cometidas en la etapa de Luisa Real».

Las comisión de investigación propuesta por Podemos incluye la actual legislatura y la anterior del PP (2011-2015), y cuenta con el apoyo del resto de partidos, mientras que la propuesta por los 'populares' estaría acotada a la gestión de Real desde febrero, cuando conoció la denuncia de la jefa de Contratación del SCS.

La consejera socialista ha recordado que ha comparecido ya en cuatro ocasiones en el Parlamento, dos veces en el Pleno y dos en la Comisión de Sanidad. «Por lo tanto, no tengo ningún problema, me parece estupenda la comisión de investigación porque finalmente se podrá concluir y quedará absolutamente claro que la contratación del SCS se atiene a la normalidad, salvo incidencias lógicas» en un organismo tan complejo como éste que realiza 44.000 contratos al año, ha dicho.

Real ha reiterado que «en todos los informes» que se han realizado tanto por parte de los Servicios de Inspección como el provisional de la Intervención -«estamos pendientes del definitivo»-, «lo que se recoge es que la contratación administrativa en el SCS se atiene a la legalidad vigente y se cumple la normativa, tanto en los contratos menores como en los negociados y en los contratos abiertos, si bien se detectan una serie de incidencias contractuales, lo cual es lógico», insiste.

Por el contrario, considera «realmente sorprendente el concepto de transparencia» que tiene el PP, que entre otros argumentos, sostiene que su gestión ya ha sido auditada. Sin embargo, Real sostiene que «no se realizaron controles» ni en 2011, ni en 2012, ni en 2013, y que se realizó un control en 2014 en el que «desde luego el numero de incidencias detectadas fue mucho mayor que las que se han detectado posteriormente», algo que en su opinión es lógico porque los controles financieros se realizan precisamente «para encontrar errores y mejorar» y tras ellos se introducen las recomendaciones de Intervención.

«Me sorprende que el PP no quiera también exponer cuál ha sido su contratación durante su época, es realmente inaudito», ha dicho Real, quien ha arremetido contra la presidenta del PP, María José Saénz de Buruaga. «Es realmente penoso que una persona que ha sido consejera de Sanidad, haya sido capaz de utilizar de esta manera el SCS con el único objetivo de sacar rédito político, penoso e incomprensible, y que ahora además diga que no es capaz de exponer la contratación en su época pues es realmente sorprendente», ha concluido Real.

«No nos vamos a oponer a ninguna comisión»

Buruaga, por su parte, a saegurado que «no nos vamos a oponer a ninguna comisión de investigación que nos afecte, pero en ningún caso van a hacernos comulgar con ruedas de molino y esta propuesta de comisión es un burdo intento para desviar el tiro de lo verdaderamente importante y lo verdaderamente importante es que ha habido graves irregularidades en la contratación en el SCS acreditadas por la Intervención General de la comunidad que están siendo investigadas por la Fiscalía», ha dicho.

Según la presidenta del PP, esta comisión propuesta por Podemos «no pretende investigar nada, sino enturbiar, poner al mismo nivel lo que no lo está y diluir las responsabilidades del Gobierno».

La dirigente popular ha hecho hincapié en que «no es la gestión del Partido Popular la que está bajo sospecha, ni la que ahora mismo en la Fiscalía, como tampoco es ella la consejera que recibió una denuncia y la ocultó». «Por eso -añade la exconsejera de Sanidad- que Real no convierta en sospechosos a todos los demás».

No obstante, la presidenta del PP ha subrayado que no tiene y jamás ha tenido el más mínimo temor a ninguna comisión de investigación porque «jamás hubo una gestión más perseguida, más escrutada y también más avalada que la del PP al frente de la Consejería».

Buruaga ha advertido de que el PP va a continuar exigiendo el cese de la consejera de Sanidad porque «después de las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud y su comportamiento de los últimos meses no puede seguir al mando ni un minuto más».

«Ningún Gobierno serio después de lo ocurrido y sabiendo lo que sabe puede poner 800 millones de presupuesto público en manos de Real», primero, ha argumentado la presidenta, porque su gestión está bajo sospecha y hay demasiadas cosas que no ha sabido explicar y, segundo, «porque no se puede confiar en un gestor público que dice que solo responde de lo que hace»

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos