Revilla ve «complicado» pactar con el PP porque tiene «aversión» al PRC

Revilla ve «complicado» pactar con el PP porque tiene «aversión» al PRC
Javier Cotera

El presidente de Cantabria confirma que se rehabilitará a López Marcano «en el partido y en el Gobierno» después de que tuviera que dimitir para facilitar el pacto de investidura

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Aunque el PRC «no tiene alergia a gobernar con el PP» y se volverá a sentar con esta formación para hablar del próximo gobierno cuando tengan los resultados electorales en la mano, según adelantó el domingo en una entrevista con este periódico el número dos del partido y consejero de Presidencia, Rafael de la Sierra, el presidente de Cantabria no es optimista con que la negociación pueda llegar a buen puerto. «Lo veo complicado y muy difícil porque tienen aversión a nuestro partido», confesó Miguel Ángel Revilla ante los micrófonos de Onda Cero, donde abrió la nueva temporada.

«Añoro otras etapas donde hubo gente del PP normal, como José Joaquín Martínez Sieso -con quien compartió Gobierno durante ocho años-, donde hubo un entendimiento absoluto, con gente educada, que hacía sus críticas, pero en un tono entendible», reflexionó el regionalista, quien, no obstante, no se cerró en banda ni descartó sentarse a hablar con ellos. Sin embargo, dijo no entender que le critiquen por abrir el Gobierno para hacerse fotografías con sus fans, que pongan en duda su «honradez» o que las riendas del Ejecutivo las lleva otro.

Revilla no deshojó la margarita sobre si encabezará el cartel electoral para las siguientes autonómicas, aunque en el PRC no conciben otro escenario. El regionalista volvió a aludir a motivos personales y de salud -«aunque ahora estoy bien físicamente»-, pero recordó que la gente del partido, incluidos sus cuatro consejeros y la dirección del PRC, le piden que haga el «último esfuerzo» para culminar su etapa al frente de la formación con su primera victoria electoral y dejar al partido como «fuerza hegemónica».

«No soy partidario de ir a las generales, pero me someto a lo que diga la mayoría en una asamblea»

En lo que no tuvo ninguna duda es en ver al exconsejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, «con responsabilidades en el partido y en el Gobierno» en un futuro próximo si los regionalistas se mantienen en el Ejecutivo. Revilla respondió así a la petición del vicesecretario de Política Institucional, que abandonó su cargo de diputado al comienzo de la legislatura para facilitar el pacto de investidura con Podemos, ya que los morados pidieron su cabeza como condición para dar la Presidencia al regionalista. El jefe del bipartito reconoció que estará «en posiciones de influencia» y aseguró que ha sido «el mejor consejero de Cultura y Turismo que hemos tenido». A su juicio, es un hombre al que se le ha sometido a una «persecución judicial» y rememoró que «ha salido indemne de todos los casos».

Alberto Aja

Preguntado por si le ve como su sucesor natural, Revilla echó balones fuera y dijo que «como Marcano hay varios dentro del PRC». «Yo no voy a decidir sobre mi sucesión», declaró para distanciarse del asunto. En cualquier caso, reconoció que López Marcano tiene «una cosa buena», «que ha sabido volver al trabajo, y eso es de entereza. Hay que valorárselo positivamente».

«Todavía no sé si me voy a presentar, el PRC me pide que haga el último esfuerzo»

El líder regionalista, que vaticinó un 'otoño político caliente' por la cercanía de los comicios, no se mostró partidario de volver a presentarse a las elecciones generales después del intento fallido que tuvieron en 2011. Aseguró que hay mucha gente dentro del partido que considera que es el momento oportuno para volver a intentarlo, después de que en la última cita con las urnas consiguieran representación en Madrid todos los grupos del arco parlamentario que se presentaron. No obstante, será el PRC el que decidirá en una «asamblea». «Me someto a lo que diga la mayoría», reiteró.

Capote a Real

El presidente aprovechó la ocasión para echar un capote a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, y consideró «injusto» lo que ha pasado con los contratos del Servicio Cántabro de Salud. «No hay corrupción, hay irregularidades, fraccionamientos de contrato que se hacen por agilizar las cosas...», reconoció Revilla, quien pidió que se deje trabajar a la Fiscalía, que ya está estudiando la denuncia que materializaron el Partido Popular e Izquierda Unida en los tribunales. Pero, a renglón seguido, advirtió a la socialista de que «en el momento que haya una imputación, claro que tendría que cesar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos