Sanidad rectifica el «error» para cerrar la polémica con los jefes de Valdecilla

Instalaciones del servicio de Radiología de Valdecilla, una de las especialidades pendientes de la OPE de 2017. /Roberto Ruiz
Instalaciones del servicio de Radiología de Valdecilla, una de las especialidades pendientes de la OPE de 2017. / Roberto Ruiz

La consejera alivia el clima de tensión entre los profesionales al acordar su inclusión como nuevos vocales de los tribunales que evaluarán las próximas oposiciones

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

La calma volverá poco a poco a los despachos de Valdecilla. La consejera de Sanidad, María Luisa Real, se ha dedicado en las últimas horas a buscar la manera de apagar el fuego provocado entre los jefes de servicio del hospital de referencia de Cantabria, que se vieron «por sorpresa» excluidos de los tribunales que se encargarán de evaluar a los aspirantes a las próximas oposiciones de médicos especialistas. Ayer, después de intensas reuniones para frenar la ola de «indignación» generada entre el plantel de jefaturas, el conflicto se consiguió encauzar. Un arreglo al que contribuyeron no solo los términos de la propuesta realizada por la Consejería (adelantados por este periódico el miércoles), sino también el gesto de «buena voluntad» por parte de los médicos implicados, sabedores de que enquistar su pelea para ocupar la presidencia de los tribunales, que era su demanda inicial, podría desembocar en la paralización de la Oferta Pública de Empleo (OPE) que la plantilla de interinos lleva más de ochos años esperando. Con el ánimo de evitar que eso ocurra, «está claro que lo que ha primado ha sido nuestro interés por permitir que se consoliden los 300 puestos de los compañeros que están pendientes de estas oposiciones», apuntó ayer uno de los jefes, reconociendo «la sensación agridulce» con la que han logrado apagar esta polémica.

El conflicto estalló hace justo una semana, cuando se publicaron en el BOC las resoluciones con la composición de los 21 tribunales. Con los cinco primeros (el miércoles) ya saltaron las alarmas, pero el «grave problema» que se avecinaba se confirmó el viernes, cuando se conocieron los presidentes, vocales y secretarios de los otros 16. En ninguno de ellos figuraban los máximos responsables de Valdecilla de las especialidades convocadas, aunque sí estaban los de Sierrallana y Laredo. Tampoco se había contado con la participación de los facultativos catedráticos y profesores, lo que provocó que el malestar se extendiera hasta la cúpula de la Universidad, aunque en este caso no ha trascendido públicamente. Después de estos siete días, la Consejería logró logró rebajar la tensión acordando con los líderes de los servicios la forma de subsanar el «error».

Estalla la polémica el 29 de agosto al publicarse la composición de los tribunales de la OPE sin los jefes de Valdecilla

La oferta que Real puso sobre la mesa el martes a los facultativos, convocados a una cita de urgencia en su despacho, fue aceptada ayer (aunque no de forma unánime) por los profesionales, que son conscientes de que la solución que les ofrecen para equilibrar la representación de los hospitales en los equipos de evaluación «es aceptable, aunque no la idónea». Y es que la rectificación que se aplicará consiste en ampliar el número de miembros del tribunal, de tal forma que en lugar de tres vocales pase a contar con cuatro, ocupando ese puesto extra el jefe de servicio de Valdecilla de la especialidad a examinar. «Esperemos que esta solución sirva en esta ocasión, pero consideramos que un jefe de servicio siempre debería de presidir el tribunal de la OPE correspondiente a su especialidad, y esa cuestión para el futuro debería ser primordial, exigible e irrenunciable», defienden los médicos. Una opinión que le manifestaron personalmente a la consejera los representantes de los jefes de servicio en el encuentro en el que sellaron la 'paz'.

Los responsables de las 21 especialidades exigen la rectificación «inmediata» a Sanidad

Según informó la Consejería en su primer comunicado oficial sobre este asunto, «se va a incluir a los jefes de servicio del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en los tribunales de las oposiciones de las plazas de facultativos especialistas hospitalarios, subsanando así el error detectado en la composición de los mismos». Confirma que la alternativa consensuada con los propios profesionales pasa por «ampliar la composición de los tribunales a cuatro vocales mediante la oportuna modificación normativa que será publicada en el BOC en los próximos días».

El clima de tensión fuerza a la consejera a convocar una reunión de urgencia con los médicos para buscar una solución

Los jefes de servicio, que se han sentido «ofendidos» por la «falta de confianza» y el «menosprecio» que, a su juicio, se desprendía de esa exclusión que Sanidad atribuyó a un «error», habían reclamado también una reparación pública por parte de la Consejería. No obstante, deberán conformarse con las disculpas que se pueden leer entrelíneas en su escueta nota de prensa, donde se admite que se procederá a su incorporación en los tribunales «tal y como estaba previsto inicialmente». Es su forma de reconocer que efectivamente en los planes de origen, los jefes de servicio estaban incluidos, como han defendido ellos desde el minuto uno. «Está claro que no lo habíamos entendido mal, por eso presentamos a la Gerencia nuestra propuesta de vocales, el temario y la bibliografía para los exámenes», apuntaban.

Los jefes aceptan la propuesta de Sanidad y se incorporarán como vocales a los tribunales

En cualquier caso, tanto la consejera de Sanidad como los jefes de servicio coincidieron en «la necesidad de asegurar que el proceso selectivo siga adelante sin demoras», más allá de las que acumula ya por la ausencia de oposiciones de facultativos de los últimos años, recordando que «para muchas de las especialidades convocadas esta OPE es una oportunidad única para reducir las altas tasas de interinidad que afectan a los hospitales y facilitar la estabilización de empleo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos