Los jefes de servicio de Valdecilla presionan a Sanidad para presidir los tribunales de la OPE

Intervención quirúrgica de Traumatología en el Hospital Valdecilla./Andrés Fernández
Intervención quirúrgica de Traumatología en el Hospital Valdecilla. / Andrés Fernández

Trasladan su malestar al gerente del Servicio Cántabro de Salud, «por la falta de confianza», y rechazan su oferta de participar como vocales

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

La exclusión de 21 jefes de servicio de Valdecilla de los tribunales de las oposiciones de médicos especialistas ha caído como una bomba en el hospital. A la ola de «indignación» entre los aludidos, por la «falta de confianza» en ellos de la Consejería de Sanidad, se une la «gran preocupación» que la noticia ha generado entre los médicos interinos, a las puertas de una convocatoria que llevaban ocho años esperando y que ahora corre el riesgo de demorarse aún más. El gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Benigno Caviedes, pudo comprobar personalmente el clima de irritación entre los máximos responsables de los servicios, a quienes les cuesta creer cada vez más que lo sucedido haya sido un «error».

«Más bien, ha sido un cambio de las reglas del juego a mitad del partido», declaran. «Una decisión intolerable», como la han calificado desde el minuto uno, nada más comprobar que se ha prescindido de ellos en la composición de los 21 tribunales. El malestar se extiende hasta la Universidad, dado que tampoco los catedráticos y docentes vinculados de Valdecilla tendrán asiento para valorar a los futuros opositores.

«Más que un error, se han cambiado las reglas del juego a mitad del partido», opinan los jefes

Ayer, el plantel de jefes de servicio exigió al gerente que se cumpla con lo «acordado en diciembre», cuando se les pidió que presentaran a la Dirección su propuesta de vocales, así como el temario y la bibliografía para el examen de cada especialidad. «Entonces nos comunicaron que seríamos designados como presidentes, que es lo lógico. Y ahora resulta que se descuelgan diciendo que lo entendimos mal, que nos habían dicho que los tribunales estarían presididos por funcionarios de la Consejería ajenos a la medicina. No tiene ningún sentido», señala uno de los facultativos al término de una reunión en la que «todos» los presentes rechazaron de plano la oferta planteada por el gerente: participar en el proceso de selección del personal como vocales. «De ninguna manera, es humillante». Los jefes de servicio se muestran «totalmente de acuerdo» en que la Administración quiera velar por que el proceso de las oposiciones sea «limpio», más aún estando tan reciente la denuncia de irregularidades en la OPE del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), por presuntas filtraciones de las preguntas. «Pero lo que no puede ser es que por eso duden ahora de nosotros, que somos los primeros interesados en que las oposiciones sean justas y sean elegidos los mejores para nuestros servicios».

El PP considera que «esto es otra tropelía de la Consejería»

El Partido Popular no tiene dudas de que la exclusión de los jefes de servicio de Valdecilla de los tribunales de las oposiciones «es malintencionada, y supone un menosprecio y una humillación al hospital que no tiene precedentes». La parlamentaria del PP Isabel Urrutia declaró que «nadie se cree que alguien que represente a la sanidad pública se pueda olvidar de Valdecilla y de los jefes de servicio de las especialidades a las que afecta la oposición».

A su juicio, «esto no es más que otra tropelía de las cometidas por la Consejería de Sanidad en esta legislatura», en la que echa en falta al gerente, Julio Pascual, «incapaz de no dejar que se pisotee a la institución que dirige y a los profesionales de dicha institución». Para el PP, «lo sucedido no es la mejor tarjeta de presentación, porque revela que la Consejería ha vuelto a la política partidaria en el Servicio Cántabro de Salud y a señalar a buenos y malos, y no busca ni la independencia ni la excelencia en las oposiciones».

Urrutia exigió al Gobierno una rectificación inmediata, pero también explicaciones y asunción de responsabilidades. «No puede ser que a unos gestores que se equivocan todos los días y que se merecen un suspenso en gestión de la sanidad pública todo les salga gratis», sentenció. La parlamentaria del PP pidió al Gobierno que aclare quién va a responder por lo ocurrido, cuánto va a retrasar el proceso y qué consecuencias va a tener y anunció que en el próximo periodo de sesiones el grupo parlamentario Popular va a dirigir varias preguntas a la consejera para que lo explique.

Para ello, insisten, Valdecilla no puede estar en inferioridad de condiciones respecto a otros centros (sí se ha contado para los equipos de evaluación con jefes de Sierrallana y Laredo) y sin representación en los tribunales, cuando aglutina la mitad de las plazas convocadas. «Parece que la Consejería no se da cuenta de los riesgos que corre si no se acierta en la selección de personal, tenemos interinos veteranos que hacen labores asistenciales insustituibles (código ictus, trasplantes, radiología intervencionista...), especialistas de referencia para toda Cantabria, la pérdida para Valdecilla puede ser irreparable si no son evaluadas por las personas con mayor peso científico de los servicios», defienden. Pese a la tensión que reina en el hospital, los jefes confían en que Sanidad «reflexione y rectifique». «Ahora la pelota está en su tejado. Creo que es la primera vez que vamos los jefes de Valdecilla en bloque a una reunión de urgencia con la Dirección del SCS, espero que esto sirva para que se den cuenta de la gravedad del asunto», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos