La consejera de Sanidad: «Nadie me ha planteado la posibilidad de dimisión»

Real, primera por la izquierda, durante un acto hoy en Valdecilla/Roberto Ruiz
Real, primera por la izquierda, durante un acto hoy en Valdecilla / Roberto Ruiz

Todos los partidos, excepto los que sostienen al Gobierno (PRC y PSOE), han pedido la salida de María Luisa Real | También el Parlamento cántabro aprobó por mayoría una petición de cese al Ejecutivo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

«Nadie me ha planteado la posibilidad de dimisión». Tajante, una vez más, la consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha respondido así a la posibilidad de dejar su cargo por las irregularidades detectadas en algunas contrataciones del Servicio Cantabro de Salud (SCS) y, como ya ha dicho en otras ocasiones, tampoco ella se ha planteado esa posibilidad. A su juicio, las responsabilidades políticas están «solventadas» con la renuncia de los dos altos cargos del departamento. Se refería así a las dimisiones del anterior gerente del SCS, Julián Pérez, y el responsable de Gestión Económica, Javier González, que dejaron sus cargos a finales de mayo.

La consejera ha subrayado que se siente «totalmente» respaldada por el resto del Ejecutivo regional y ha explicado que «las reuniones del Consejo de Gobierno se han realizado con absoluta normalidad y sin ningún problema».

Efectivamente, sus compañeros de Gobierno no han pedido el cese de la consejera. Las peticiones de dimisión han llegado, como es lógico, desde los partidos de la oposición. Primero cuando se conoció el caso y, después, tras hacer públicos los informes provisionales de la Intervención General, momento en el que se ha llegado a reclamar una comisión de investigación parlamentaria. En junio, un acuerdo del propio Parlamento, donde se alcanzó una mayoría, pedía también su dimisión.

Las críticas a la consejera

Sobre el informe provisional del interventor, María Luisa Real ha explicado que se ha remitido al propio SCS «para que redacte las alegaciones que considere pertinentes», tarea de la que se están encargando las gerencias y que deberá estar completada «a finales de este mes». Una vez valoradas será la Intervención la que elabore el informe definitivo.

Real ha vuelto a «invitar» a comparar este último informe provisional con los definitivos de años anteriores, y ha insistido en que las incidencias recogidas en ese documento son «menores en número y en intensidad» que las de la etapa de gobierno del PP.

De hecho, ha criticado que la «vara de medir» del PP sea «muy diferente» y ha insistido en que este partido «crea escándalo donde no lo hay» mientras «tiene en su Ejecutiva a una persona que está investigada». La consejera se refería al exgerente del Hospital Valdecilla y secretario de Sanidad en el Comité Ejecutivo del PP de Cantabria, César Pascual, quien está investigado por su gestión sanitaria en Madrid.

En su opinión, «es curioso» que el PP «no tenga ningún problema en reunirse con un investigado» y que, por otro lado, «considere que dos dimisiones no son suficientes», las de Pérez y González. Para Real, con estas dimisiones, las responsabilidades políticas «han quedado suficientemente solventadas».

La consejera ha abundado en que «el objetivo» del PP es «crear un escándalo donde no lo hay» y «artificialmente mantenerlo en el candelero» para que «dure el mayor tiempo posible».

Ver más