Medio millar de jóvenes pide en Santander soluciones contra el cambio climático

Ana del Castillo | Dani Pedriza

El movimiento 'Fridays for Future', integrado por jóvenes y estudiantes, ha organizado una concentración frente al Ayuntamiento

DM .
DM .Santander

Estudiantes cántabros de todas las edades se han concentrado este viernes en la plaza del Ayuntamiento de Santander para concienciar a la sociedad de que las futuras generaciones quieren y necesitan un «futuro verde y no un presente negro».

A la concentración, que ha tenido lugar a las 12.00 horas, han acudido alumnos del Instituto Santa Clara, del colegio Cisneros y del Manuel Llano y estudiantes de la Universidad de Cantabria y de la Universidad Europea del Atlántico, entre otros.

Los promotores del movimiento «Friday for future» en Cantabria, Adrián Glodeanu y Francisco Santa Cruz, han pedido a las instituciones políticas que empiecen a llevar a cabo las medidas que ellos mismos propusieron en el acuerdo de París y que se den cuenta de que están aquí.

«Sabemos que están jugando con nuestro futuro y no queremos que sigan haciéndolo, queremos que nos tengan en cuenta y que dejen de quitarnos privilegios que tendrían que darnos por representarnos«, han subrayado en declaraciones a los medios de comunicación.

Ambos han asegurado que en Cantabria falta concienciación y creen que lo más fácil para trasmitir la idea es una reforma educativa que fomente que todo el mundo tenga conciencia por el medio ambiente.

«Para reunirnos con los partidos políticos hemos pensado que mejor hacerlo a partir de las elecciones para evitar que se nos use como algo partidista o para dar publicidad a los partidos«, han añadido.

A preguntas de los periodistas, los alumnos del IES Santa Clara han asegurado que muchos políticos van a aprovechar la precampaña electoral para añadirlo en sus programas pero que luego es «complicado» que lo lleven a cabo pero que van a seguir presionando y luchando por un planeta verde.

«Menos polución, más solución», «lo hemos provocado, podemos arreglarlo» o «queremos respirar no contaminar» han sido algunos de los cánticos que han entonado los estudiantes cántabros.

Ana del Castillo

El director del colegio Cisneros, José Antonio Sánchez, ha explicado a los periodistas que no se puede seguir como hasta ahora, sino que hay que cambiar los hábitos y ha manifestado que las nuevas generaciones son las que tienen que hacer cambiar a los adultos.

«Yo soy optimista y creo que en esto se puede cambiar y se debe cambiar porque no tenemos alternativa«, ha añadido.

Alumnos del colegio Cisneros han destacado que la contaminación no es un problema de una sola persona sino de todo el mundo y que no se puede contaminar el único planeta que hay.

Además, durante la manifestación se han guardado tres minutos de silencio, mientras algunos alumnos se han vendado los ojos porque «los políticos no quieren verlo», se han puesto mascarillas y se han tapado las orejas «porque la sociedad hace oídos sordos».

Por otro lado, varios alumnos del Instituto Montesclaros de Reinosa han hecho esta mañana un pequeño parón para unirse en esta lucha por el cambio climático.