El temporal de nieve será «muy fuerte» esta tarde y no cesará hasta el jueves

Un vecino de San Martín de Hoyos (Valdeolea) cruza una carretera afectada por la nieve que cayó ayer al sur de Cantabria./Sane
Un vecino de San Martín de Hoyos (Valdeolea) cruza una carretera afectada por la nieve que cayó ayer al sur de Cantabria. / Sane

A las condiciones atmosféricas adversas se unirán mañana las precipitaciones, las rachas de viento y el fuerte oleaje en el litoral

Ángela Casado
ÁNGELA CASADOSantander

La inestabilidad meteorológica reina en la región. Después de un lluvioso y desapacible fin de semana, el lunes amanecía sin precipitaciones y las nubes permitían vislumbrar algún claro. Una pequeña tregua que termina hoy con la llegada de un temporal que desencadenará «fuertes nevadas» en el centro y en el sur de la provincia. Así lo pronostica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde donde aseguran que, aunque la jornada de hoy será «la peor», la alerta naranja por nieve no cesará hasta la madrugada del jueves. «Aunque hoy por la mañana ya habrá nevadas, serán especialmente fuertes por la tarde», describe el delegado de Aemet en Cantabria, José Luis Arteche. «En cuanto a las temperaturas, no bajarán y serán similares a días anteriores porque el viento viene del Atlántico, no del Ártico».

La zona de Campoo, el centro de la región, Valle de Villaverde y Liébana, en altitudes superiores a los 900 metros, serán las áreas más afectadas por el temporal de nieve, donde se podrían acumular los 30 centímetros de espesor. Eso sí, el resto de la geografía no será ajena a la tempestad y la lluvia estará presente en el resto de municipios.

Mañana aumentarán «un poco» las temperaturas máximas, aunque el temporal de nieve no cesará y se mantendrá en el interior de la región. «Será una jornada en la que se unirán más efectos adversos», pronostica Arteche, que pone el foco en los fuertes vientos y los oleajes de hasta cuatro metros de altura que se desencadenarán en el litoral.

«Mañana se unirán muchos efectos adversos: nieve, lluvia, rachas de viento y oleaje de cuatro metros» José Luis Arteche | Delegado Aemet en Cantabria

Frente a estos vientos costeros, Protección Civil aconseja a quienes se encuentren en zonas marítimas que se alejen de las playas y de otros lugares que puedan verse afectados por las mareas. También recomienda no estacionar en aquellas zonas al alcance de esas condiciones adversas. «Llegarán a registrarse rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora en el litoral, en la zona centro y en el sur de la región», apunta Arteche. La situación se tranquilizará durante la madrugada del jueves. «Seguirá nevando en el sur de la provincia hasta el viernes, pero de manera más suave», afirma.

«Realizaremos un corte preventivo en la A-67 para vehículos pesados porque son los más peligrosos» José Miguel Tolosa | Jefe provincial de Tráfico

El sábado, el tiempo «será tranquilo y con claros, la lluvia cesará». Una calma que no durará mucho ya que el domingo, de madrugada, llegará otro frente de precipitaciones, vientos y nieves en zonas altas. «Ese episodio de nevadas será más corto y en cotas a partir de 800 metros».

Alerta en la carretera

Las fuertes nevadas previstas para hoy y mañana dificultarán el tránsito en algunas carreteras de la región. «Nuestro punto crítico es la zona del puerto de Pozazal», señalaba el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa. Explica que en la red secundaria de carreteras ya están cerrados varios puertos y que, al no ser zonas «demasiado transitadas», no requieren un control tan exhaustivo como la red principal. «Tenemos el foco puesto en la A-67», dice. Se espera que la zona que conecta Reinosa con el norte de Palencia sea una de las que más nieve registre a lo largo del día, razón por la que se pondrá especial atención en el área. «Actuaremos en función de lo que vaya ocurriendo».

Apunta Tolosa que Tráfico se centrará, en principio, en el carácter preventivo. «Tenemos mucha experiencia porque ya son muchos años preparando operativos relacionados con estas condiciones atmosféricas». El corte para vehículos pesados en la A-67, apunta, se pondrá en marcha en cuanto comience a apreciarse la acumulación de nieve. «Nos enfocamos en este tipo de vehículos porque, si se cruza uno de ellos en la autovía, puede desencadenar un gran problema». Con los turismos se adopta una actitud más permisiva porque «si ocurre algo, es más sencillo orillarlo». Tolosa recuerda que en la A-67 en dirección a Palencia no se permite pasar con cadenas. «Debido a los sucesivos túneles que hay, solo pueden pasar vehículos con neumáticos de invierno». Comenta que el uso de cadenas provoca problemas porque hay que quitarlas en cada túnel, lo que genera situaciones «muy peligrosas».

El jefe de Tráfico también pone de relieve la importancia de informarse sobre la situación de las carreteras antes de emprender un viaje. Las redes sociales de la DGT «se actualizan al momento. Cuando un guardia civil para el tráfico por las condiciones adversas, acto seguido llama a la central para que el aviso se refleje cuanto antes en internet».