La segunda tormenta de verano deja en Cantabria 590 rayos

Instantánea tomada por el cántabro Víctor Rodríguez en Santander./VrgFotografia
Instantánea tomada por el cántabro Víctor Rodríguez en Santander. / VrgFotografia

Según Aemet, las tormentas eléctricas son algo habitual en estas fechas

ANA DEL CASTILLOSantander

No hay que echarse las manos a la cabeza, aunque alguno ayer lo hizo como acto reflejo para cubrirse de la intensa lluvia. Las tormentas de verano no son algo «excepcional», sino «habitual», según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que aunque ayer activó la alerta naranja por tormentas en Cantabria a muchos les cogió desprevenidos.

Desde las cinco de la tarde de ayer y hasta las doce de la noche cayeron 527 rayos en toda Cantabria. Y hoy, 63. En total, 590 «y si contabilizamos las zonas de alrededor y los rayos caídos en el mar el número asciende a unos 700 rayos», explica el delegado territorial de Aemet en Cantabria, José Luis Arteche.

Se trata de la segunda tormenta veraniega en lo que va de verano en Cantabria. La primera fue el domingo pasado, el 2 de julio, con 909 rayos, pero menor número de incidencias (44) que en esta ocasión, que ha dejado 105 entre inundaciones en barrios, negocios anegados, cortes de carreteras y balsas de agua en numerosos puntos de la región.

Sin embargo, para Villacarriedo no es la segunda tormenta. Según su alcalde, Fernando Fernández, este año ya no las pueden contar con los dedos de una mano. «Muchas más que otros veranos», ha explicado a este periódico.

Agua sí que ha caído en las últimas 24 horas. Y mucha. Solo hay que ver un dato para hacerse a la idea de la intensidad de la lluvia: en San Vicente de la Barquera cayeron 16 litros por metro cuadrado en tan solo diez minutos.

Son nubes altas que suelen llegar tras unos días de intenso calor que en algunas zonas incluso van cargadas de granizo. ¿Pero por qué se producen las tormentas de verano? Se debe a las altas temperaturas. El sol calienta el ambiente y por extensión el aire. Al calentarse el aire, éste sube porque es más ligero y se expande por la presión.

Se acabó el mal tiempo, de momento

«Hoy ya se cierra el aviso y el tiempo se estabiliza para los próximos días», explica Arteche. Eso no significa que no puedan producirse más tormentas eléctricas a lo largo del verano. «Pueden repetirse».

En cuanto a las temperaturas volverán a ser agradables, si en algún momento dejaron de serlo. Para este viernes se esperan máximas en Cantabria de 28 grados en Potes, 26 en Torrelavega o 25 en Santander, Castro Urdiales, Cabezón de la Sal o Reinosa.

Las mínimas no bajarán de los 18-17 grados, salvo en Reinosa, donde los termómetros podrán bajar hasta los 10 grados.

Las temperaturas serán similares el sábado y el domingo, en general en toda la región.

Imagen de portada cedida por VrgFotografía

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos