Tres investigados por no pagar más de 500 quesos que revendían en mercadillos

Tres investigados por no pagar más de 500 quesos que revendían en mercadillos

Los acusados, dos vecinos de Guriezo y otro de Vizcaya, realizaron el llamado 'timo del nazareno', consistente en adquirir productos a empresas con engaño y después revenderlos

EP

Dos vecinos de Guriezo y otro de Ortuella (Vizcaya) están siendo investigados por un delto de estafa y usurpación de estado civil. Los acusados adquirieron un pedido de 582 quesos a una fábrica de los que no solo no abonaron el importe correspondiente (unos 18.000 euros) sino que más tarde vendían al por menor en mercadillos de la región.

Los investigados en Cantabria, un hombre y una mujer de 44 años, ya habían sido detenidos por la Guardia Civil en una operación en la que se desarticuló un grupo organizado que presuntamente causó cerca de 75.000 euros de perjuicio económico a cinco empresas de ámbito nacional por el denominado 'timo del nazareno', consistente en adquirir productos a empresas con engaño y después revenderlos.

Según ha informado el instituto armado, la operación, denominada 'Quesucu', comenzó el pasado 23 de junio cuando miembros de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Laredo interceptaron un vehículo en las inmediaciones del mercadillo de Oriñón (Cantabria) en el que viajaba la pareja de Guriezo, encontrando en el maletero varias cajas con quesos.

Al no poder acreditar su procedencia con facturas u otros documentos, los agentes intervinieron la mercancía, averiguando que procedía de una empresa de quesos de Ciudad Real, que confirmó que se trataba de un pedido de 582 quesos de oveja curados y semicurados, valorados en casi 18.000 euros, realizado a mediados del pasado mayo y que no había sido pagado por el comprador. También se pudo saber que la mercancía había sido transportada a Vizcaya, donde fue recogida.

Al sospechar que se trataba de un nuevo 'timo del nazareno', se pudo averiguar la identidad del solicitante del pedido, el vecino de Ortuella, de 42 años. También se comprobó que uno de los que había retirado el envío de los quesos era el vecino de Cantabria, que se hizo pasar por el residente en Vizcaya, cometiendo un presunto delito de usurpación de estado civil.

Finalmente se instruyeron diligencias a los dos hombres y a la mujer como presuntos autores del delito de estafa por la adquisición de los 582 quesos sin haber sido pagados.

La investigación continúa para la recuperación de los quesos, así como para averiguar si hubiera otras empresas que pudieran haber sido víctimas del citado timo por alguno de los investigados.

Reincidentes

La Guardia Civil detuvo entre enero y marzo de este año a 12 personas e investigó a otra más (8 hombres y 5 mujeres), vecinos de Torrelavega, Santoña, Barreda y San Cibrián, así como a los dos vecinos de Guriezo, como presuntos autores de delitos de estafa a dos empresas aceiteras de las provincias de Granada y Jaén, una quesería de Zamora, así como a otras dos de Murcia, una dedicada a la venta de golosinas y la otra al café. Se calcula que la organización consiguió mediante engaño unos 60.000 euros en quesos y aceite, cerca de 9.000 euros en café y algo más de 6.000 euros en golosinas.

Todos estos productos posteriormente fueron vendidos a un precio muy inferior al de mercado en venta directa puerta a puerta, en mercadillos y mediante anuncios en internet y redes sociales.