Valdecilla estrena su segundo equipo puntero para sesiones de radioterapia

El nuevo acelerador lineal, gemelo del instalado hace dos años, permite aplicar la radioterapia externa de forma más precisa. /Daniel Pedriza
El nuevo acelerador lineal, gemelo del instalado hace dos años, permite aplicar la radioterapia externa de forma más precisa. / Daniel Pedriza

Después de casi cuatro años, el hospital vuelve a tener activos sus tres aceleradores lineales con la vista puesta en la renovación del tercero

Ana Rosa García
ANA ROSA GARCÍASantander

El Hospital Valdecilla acaba de estrenar su nuevo equipo de radioterapia externa, un acelerador lineal de electrones de última generación, gemelo del instalado hace dos años (TrueBeam), que permitirá aplicar los tratamientos contra el cáncer de forma más precisa, lo que se traduce en menos sesiones, y sin apenas dañar el tejido sano. Esta unidad, que por ahora se ha puesto en marcha solo en horario de tarde, se enmarca dentro del proyecto de renovación tecnológica impulsado por la Consejería de Sanidad.

La puesta en marcha del acelerador portátil se retrasa a octubre

La polémica en la que se ha visto envuelto el Servicio Cántabro de Salud (SCS), con la denuncia de presuntas irregularidades en la contratación, la dimisión de la cúpula y la posterior investigación, ha trastocado los plazos en los que estaba prevista la puesta en marcha de la radioterapia intraoperatoria, prevista en principio para junio. Y es que precisamente la adquisición del acelerador portátil que permitirá aplicar la radioterapia en plena cirugía –regalo de la Fundación Amancio Ortega– figuraba entre los expedientes cuestionados. «Hemos tenido un retraso en la obra que había que acometer en quirófano, pero ya se terminó la semana pasada.Ahora hay que calibrar el equipo y hacer la comprobación de parámetros, con lo que esperamos arrancar con la intraoperatoria en octubre», señala el jefe de Oncología Radioterápica.

«Tras la incorporación de este equipo de radioterapia externa, ahora nos quedaría pendiente la sustitución del tercero», declara el jefe de servicio de Oncología Radioterápica, Pedro Prada. Con la entrada en funcionamiento de este segundo acelerador puntero, por el que han pasado esta misma semana los primeros pacientes, Valdecilla vuelve a tener activas sus tres unidades después de casi cuatro años con una en permanente fuera de juego por el doble proceso de reemplazo, que implicaba trabajar con un equipo menos mientras se acondicionaba el espacio (búnker) y se instalaba la nueva máquina. Una circunstancia complicada en determinados momentos por las averías de esas dos unidades al límite de su vida útil.

Ver más

En ese tiempo el servicio ha tenido incluso que ampliar su jornada habitual, con sesiones programadas hasta la medianoche, para contener la lista de espera y paliar los inconvenientes surgidos durante la fase de recambio. «El proceso de sustitución hemos querido que fuera escalonado para mantener la actividad en todo momento y para que dentro de otros diez o doce años, cuando haya que volver a actualizar los equipos, se pueda hacer también de forma progresiva», añade. Este acelerador, a diferencia del primero, no tiene incorporado el sistema de radiocirugía, «porque estimamos que con que lo tenga uno es suficiente para cubrir la demanda de Cantabria y de los pacientes que nos deriven de otras comunidades».

160 tratamientos de radioterapia externa se aplicarán a diario en Valdecilla con los tres equipos activos

El jefe de servicio destaca la ventaja de disponer a partir de ahora de dos equipos con idéntica tecnología, porque «aportará más flexibilidad (podremos pasar pacientes de uno u otro). Son aparatos de gran precisión, que permiten dar tratamientos que curan más, al proporcionar altas dosis en poco tiempo, y con menos complicaciones». Desde el martes se han dado las primeras sesiones con este equipo a 17 pacientes, «la semana que viene se programarán entre 25 y 30 más, y cuando empiece a funcionar también por la mañana, si es posible en septiembre, vamos a eliminar la lista de espera».

Recuperar la plena actividad de las unidades de radioterapia externa supone aplicar tratamientos a 160 pacientes diarios. Eso sin contar el área quirúrgica, donde se ha abierto paso la radiocirugía, dirigida especialmente a tumores de localización compleja en el cerebro, «de tal forma que ya ningún paciente tiene que ser derivado fuera de Cantabria», y donde se amplía cada vez más el abanico de aplicaciones de la braquiterapia (radioterapia a corta distancia). En este sentido, los profesionales de Oncología Radiotrépica de Valdecilla se han convertido en un referente internacional en formación de esta técnica a través del Hospital Virtual. «Precisamente en las últimas semanas se han impartido dos cursos prácticos a médicos mexicanos, muy interesados en nuestro trabajo», concluye Prada.