El PP no vetará el Presupuesto de Revilla si se revierte la subida de impuestos de la legislatura

El PP no vetará el Presupuesto de Revilla si se revierte la subida de impuestos de la legislatura
Javier Cotera

Los populares se abstendrán en el voto del Parlamento si el bipartito cumple la condición de echar para atrás las reformas fiscales desde 2015 | Exigen reducir el IRPF a las rentas de menos de 20.200 euros y a las superiores de 46.000, además de suprimir el impuesto de sucesiones

DM .
DM .Santander

El PP se abstendrá en la votación del Presupuesto de Cantabria para 2019, facilitando así su aprobación, si el Gobierno regional (PRC-PSOE) revierte las subidas impositivas efectuadas en esta legislatura, volviendo a la situación de 2015.

En concreto, el PP exige una bajada de un punto del tramo autonómico del IRPF para las rentas más bajas, de hasta 20.200 euros, lo que según los populares beneficiaría a 270.000 contribuyentes. También solicita reducir el IRPF a las rentas superiores a los 46.000 euros, bajar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que afecta por ejemplo a las hipotecas y que en 2017 se subió en medio punto, del 1% al 1,5%.

La oferta del PP también supone suprimir el impuesto de sucesiones, que el Gobierno PRC-PSOE introdujo en 2018; bajar el impuesto de transmisiones patrimoniales, que el Ejecutivo regional elevó del 8 al 10% para los inmuebles de segunda mano de hasta 300.000 euros y del 4% al 8% para la transacciones de segunda mano, incluida la compraventa de vehículos, y revertir la subida del impuesto de patrimonio.

«Esa es nuestra oferta», ha afirmado la presidenta del PP de Cantabria y del grupo popular en el Parlamento regional, María José Sáenz de Buruaga, quien ha explicado que, al margen de esta oferta, su partido «no se plantea un escenario de posible negociación presupuestaria» con el Gobierno sobre unas cuentas que, aunque no conoce, cree que serán «irreales, imposibles y claramente insuficientes» para financiar el gasto, por los datos adelantados por algunos consejeros.

Como ejemplo de esta insuficiencia en el gasto, la líder del PP de Cantabria ha aludido a los desembolsos de farmacia vía receta, de los que se dejarán, según ha dicho, cuatro mensualidades sin pagar este año, o de las facturas por suministros hospitalarios, con facturas sin pagar por valor de 120 millones.

«A diferencia del resto de los grupos parlamentarios, que a lo largo de la legislatura han sido cooperadores necesarios de unos presupuestos inservibles -Podemos, Ciudadanos y el no adscrito Juan Ramón Carrancio-, nosotros no confiamos en este Gobierno ni vamos a convertirnos en su cómplice. Nosotros no vamos a ser cómplices de una farsa», ha dicho.

Por ello, dado que el PP «no cree ni confía» en las cuentas diseñadas por el Ejecutivo, que aún no han sido aprobadas por el Consejo de Gobierno ni registradas en el Parlamento -lo hará en los próximos días, según el consejero de Economía-, los populares han planteado al bipartito esta oferta para poder aprobar este presupuesto «de transición», el último de la legislatura.

Sáenz de Buruaga ha explicado que su propuesta al Gobierno tiene como objetivo «estimular la economía productiva, respondiendo adecuadamente al enfriamiento y desaceleración económica», dejando más recursos en manos de las familias, y «aliviar» la situación de los hogares cántabros tras una legislatura de subidas de impuestos.

Pedro Sánchez y Podemos

La dirigente popular también ha advertido del «sablazo fiscal» que, ha dicho, va a propinar a los españoles el Ejecutivo de Pedro Sánchez (PSOE). En este sentido, y respecto al anuncio del Gobierno regional de que el Presupuesto para 2019 no va a incluir subidas impositivas, Sáenz de Buruaga ha asegurado que el bipartito «no lo va a hacer, porque no le hace falta», ya que es algo de lo que se están «ocupando» Sánchez y Pablo Iglesias (Podemos) con el «beneplácito» del Ejecutivo regional.

Sáenz de Buruaga ha reivindicado que bajar los impuestos es «la mejor política económica y social» y, además, en el actual contexto de «desaceleración económica», es lo «sensato y lo responsable». Además, ha asegurado que esta bajada es «posible» y ha señalado que el PP ya lo hizo en un contexto «de gran dificultad y con mucho menor margen». «El Gobierno lo tiene bien fácil para aprobar este año su proyecto de presupuesto», ha aseverado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos