'Amarradita' a Santander

Mª Dolores Pradera cantó en el Palacio de Deportes con Chavela Vargas en mayo del año 2003./Se Quintana
Mª Dolores Pradera cantó en el Palacio de Deportes con Chavela Vargas en mayo del año 2003. / Se Quintana

Como actriz y cantante María Dolores Pradera deja muchos recuerdos en Cantabria

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

En la Plaza Porticada, en el Palacio de Deportes, en la Plaza de Toros, en el Gran Cinema.... Muchas han sido las ocasiones en las que la María Dolores Pradera actuó en Santander, sola o acompañada, y algunos de esos conciertos ya forman parte de la memoria musical de una ciudad en la que dejó muchos amigos y un gran número de anécdotas.

Los últimos conciertos en la capital cántabra tuvieron lugar en el Palacio de Deportes, de hecho uno de ellos, el que protagonizó el 8 de mayo de 2003 con la mítica Chavela Vargas fue la primera actuación que se celebró en ese recinto en El Sardinero. Fue una cita bien especial que reunió a más de 4.000 espectadores y era la primera vez que ambas damas de la canción actuaban por primera vez juntas. Santander fue el arranque de aquella gira ya histórica. Tres años después, en el año 2006, regresó a esa misma instalación musical junto con Los Sabandeños, la agrupación canaria de música tradicional que tantas veces la acompañó durante su trayectoria y que ayer se apresuró a llorar su perdida.

La noticia de su fallecimiento

Para entonces María Dolores Pradera ya conocía bien una ciudad que fue parada obligatoria en sus citas y que le arropaba siempre en sus conciertos. Juan Calzada, cofundador de la empresa Palco Tres, tuvo la oportunidad de compartir con ella muchas de esas citas: «Conservo de esta artista uno de mis primeros recuerdos profesionales, en el Teatro Gran Cinema –actual edificio de la ONCE– donde actúo en varias ocasiones. Tuve la suerte de compartir con ella algunas cenas tras los conciertos en las que no faltaba su representante y amigo Pepe Caturla; Fernando, el hijo que María Dolores tuvo con Fernán Gómez y que vino a veces como técnico, o Gerardo Mazorra. Recuerdo una anécdota que define muy bien su personalidad. Un año en el que se alojaba en el Hotel Bahía coincidió una huelga de hostelería con todos los bares cerrados. A final, después de mucho buscar un restaurante de la calle Fernández de Isla nos dio de cenar a puerta cerrada. A partir de ese día cada vez que venía a Santander sólo quería ir a ese sitio».

En 2006 regresó al Palacio de Deportes, esta vez acompañada del grupo canario Los Sabandeños.
En 2006 regresó al Palacio de Deportes, esta vez acompañada del grupo canario Los Sabandeños. / Bruno Moreno

Juan Calzada recuerda también que el teatro Gran Cinema se llenaba siempre para asistir a aquellos conciertos a los que solía venir acompañada de sus inseparables guitarristas Los Gemelos. «Grande, divertida en el cuerpo a cuerpo y una señora en el mejor sentido de la palabra. Así era ella».

La Plaza Porticada fue otro de los escenarios en los que 'La Pradera', tal y como la conocían sus amigos y seguidores, cantó algunas de sus temas más míticos como 'La Flor de la Canela', 'Amarraditos' y donde también, a finales de los años sesenta llegó como protagonista de la obra de teatro 'Mariana Pineda'. Eran sus tiempos de actriz . Volvió como cantante y siempre atendió a los periodistas locales con un gran cariño y profesionalidad, tal y como recuerda Donata Bustamante, que hasta su jubilación trabajó en El Diario Montañés tras su paso por distintos periódicos. Una de las anécdotas más divertidas que recuerda de su trayectoria fue precisamente con María Dolores Pradera, Donata Bustamante era un periodista en prácticas. «Me encargaron entrevistar a los artistas que por entonces venían a La Porticada y la mujer se empeñó en regalarme unos caramelos porque era la única redactora que no le había preguntado por Fernando Fernán Gómez. Recuerdo que estuvo varios minutos rebuscando en el bolso. Lo que ella no sabía es que no fue por discreción. Soy muy despistada y su movimiento de manos siempre me pareció más interesante que sus amores», explica.

En 1998, 'La Pradera' protagonizó un concierto mágico en la Plaza de Toros junto a Carlos Cano.
En 1998, 'La Pradera' protagonizó un concierto mágico en la Plaza de Toros junto a Carlos Cano. / DM

La Plaza de Toros de Cuatro Caminos también fue escenario de otro de los conciertos memorables de la artista fallecida ayer. Tuvo lugar en el año 1998 y actuó acompañada del que fue su gran amigo Carlos Cano, con el que protagonizó la gira 'Amarraditos'. Siempre tuvieron la intención de grabar un disco juntos, si bien la repentina muerte del cantante impidió ese proyecto. Un año después del fallecimiento del granadino, ella publicó el álbum 'A Carlos Cano'.

En el año 2012, María Dolores Pradera, tras aplazarlo desde febrero a marzo por casa de una fuerte neumonía, canceló en Cantabria la actuación que había anunciado en su última gira y que iba a tener lugar en el Teatro Concha Espina de Torrelavega. Hubiera sido su último concierto en Cantabria, si bien desde entonces sus canciones han estado presentes en alguno de los conciertos tributos que se la han dedicado. 

 

Fotos

Vídeos