Cate Blanchett, trece mujeres en una, a través de 'Manifesto', que estrena mañana La llave azul

La cinta del cineasta alemán Julian Rosefeldt rinde homenaje a la tradición literaria de los manifiestos artísticos, y cuestiona el rol del artista en la sociedad actual

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Fundamentada en textos de artistas vinculados al futurismo, el dadaísmo, el Fluxus, el suprematismo, el situacionismo, Dogma 95, de Lars Von Trier, y otros grupos artísticos, ademas de las reflexiones de artistas individuales, arquitectos, bailarines o cineastas, la singular e interesante 'Manifesto' (Manifiesto), de Julian Rosefeldt, se estrena mañana en Santander de la mano del colectivo La Llave Azul. A su intensa propuesta hay que sumar el recital de una actriz magistral que aquí encarna a tres perfiles retratos de otras tantas mujeres. Trece rostros en uno, el de Cate Blanchett. El filme se proyecta mañana en el Casyc Up dentro del ciclo de estrenos, uno por mes, que programa la asociación santanderina.

Los manifiestos artísticos que han sido elaborados durante diferentes épocas de la historia se reflejan a través de trece monólogos de otros tantos personajes distintos. La cinta se convirtió en una revelación internacional durante el pasado año y fue galardonada con diferentes premios, en especial en el país natal del director, Alemania. Con su carácter «crítico y poético» a partes iguales, ofrece una reflexión sobre la creación artística y su utilización a lo largo del tiempo.

La película que como es norma, se proyectará en versión original subtitulada, está vertebrada por Cate Blanchett que se encarga de dar vida a los trece personajes e interpreta desde un indigente que vive en las calles hasta una bailarina de alto prestigio, pasando por una reportera de fama nacional. Las entradas se pueden obtener online a través de la plataforma de Liberbank o en taquilla. El precio general es de 4 euros.

En 'Manifesto', que rinde homenaje a la tradición y a la belleza literaria de los manifiestos artísticos, cuestionando el rol del artista en la sociedad actual, la versátil actriz encarna y recrea hitos como los manifiestos de los Futuristas, de los Dadaístas, de los Suprematistas o los Situacionistas, del Pop Art o de Fluxus; y también de cineastas como Jim Jarmusch.

Película experimental en la que la actriz australiana con acentos y escenarios diferentes recorre en su monólogo los movimientos más revolucionarios

El filme revela «tanto el componente performático como la transcendencia política de esas declaraciones, muchas veces escritas en la furia de la juventud como un vívido llamado a la acción». 'Manifesto' plantea como interrogante «si esas declaraciones apasionadas pueden ser aplicadas de manera universal en nuestra sociedad contemporánea».

En realidad 'Manifesto' es una instalación concebida como un filme donde Blanchett relata, en ese universo, las palabras más sobresalientes de los artistas del siglo XX. Las 13 pantallas presentan fragmentos seleccionados por Rosefeldt, construyendo un relato propio: «Un collage de 50 textos históricos de cada uno de los manifiestos de artistas (Malevich, Claes Oldenburg, Sol Lewitt, Lucio Fontana), poetas (Breton, Tzara, Marinetti) cineasta, coreógrafos y arquitectos, así como el Manifiesto Comunista de Marx y Engels».

Los interrogantes «totalizantes que marcan nuestra cultura se preguntan por la validez actual de las declaraciones y el rol del arte en la actualidad». Rosefeldt (Munich, 1965) vive y trabaja en Berlín. Su obra es un cruce complejo de ensayo fílmico y representación performática. Sus filmes e instalaciones audiovisuales «asocian la reflexión filosófica, la política y la crítica a la imagen». En el año 2004 participa en la Bienal de San Pablo representando a Alemania. Sus obras integran importantes colecciones públicas y privadas entre las que se encuentran el MoMA de Nueva York; el ACMI- Australian Centre for the Moving Image de Melbourne; el Musac (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) y la Saatchi Collection de Londres, entre otras. Expone internacionalmente desde 1997 y entre sus citas individuales más recientes se destacan las de Villa Struck de Munich (2017) o Park Avenue de Nueva York (2016).

La fascinación de su arriesgada apuesta radica en su ironía y puesta en escena pero, sobre todo, en el despliegue interpretativo de Blanchett. Conceptual e insólito el filme se eleva gracias a la versatilidad de una de las grandes actrices de los últimos tiempos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos