Entradas

Compra aquí las entradas para la 'Carmina Burana' de La Fura en Potes el 11 y 12 de mayo

Compra aquí las entradas para la 'Carmina Burana' de La Fura en Potes el 11 y 12 de mayo
DM .
DM .Santander

'Carmina Burana' es sinónimo de placer terrenal, de vino, de amor carnal y de goce por la naturaleza. Todo lo opuesto a lo que estaban acostumbrados los monjes que vivieron en el siglo V en Santo Toribio de Liébana y que protegieron el Lignum Crucis, el fragmento más grande que se atesora de la cruz donde murió Jesucristo, o los frailes que conservaban el códice donde se guardaban los poemas de los siglos XII y XIII en los que se basa la obra. Éstos, encontrados en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Benediktbeuern (Baviera), suponían así una mirada crítica y satírica hacia los estamentos sociales y eclesiásticos de una época que, ahora, La Fura dels Baus recreará en la carpa de La Serna (Potes), como colofón del Año Jubilar Lebaniego los días 11 y 12 de mayo.

Compra aquí las entradas en exclusiva.

La compañía catalana repetirá como acto central del cierre de la celebración del Año Santo como ya hizo en 2006. A diferencia de hace once años, donde realizaron un espectáculo de encargo en Fuente Dé, esta vez La Fura dels Baus actuará con una ópera que ya ha llevado por tres continentes y ha tenido más de 150.000 espectadores.

El Gobierno de Cantabria ha confiado en la experiencia del grupo catalán como garantía de éxito. Ya triunfó en la clausura de 2007 y cuando actuó en el Festival Internacional de Santander en un barco que atracó en la bahia. Ahora llevarán hasta Potes una obra primitiva, visceral, carnal, un canto al disfrute, a la vida, motores internos y 'leitmotivs' de la genética de La Fura dels Baus de la mano de la obra más icónica de Carl Orff. El compositor alemán creó su Carmina Burana entre 1935 y 1936, basándose en 24 poemas del códice original. El título primigenio (Canciones seculares para cantantes y coros para ser cantadas con instrumentos e imágenes mágicas) es el punto de partida del espectáculo que Carlus Padrissa, miembro fundador de la compañía de teatro, que ha estado al frente de la misma durante sus 30 años.

Compra aquí las entradas en exclusiva.

Así, el espectáculo contará con música en directo de la orquesta que se verá envuelta por un cilindro de ocho metros de diámetro, mientras que las imágenes proyectadas sobre él ilustrarán la obra de principio a fin: una luna gigante, el deshielo, un éxtasis floral, una vendimia en directo, las tabernas, cantantes colgados de grúas y sumergidos en vino, agua y fuego.

Más de 300 artistas sobre el escenario –con un coro procedente de una selección de los conjuntos vocales existentes en la región– , un vestuario que mezcla clasicismo y contemporaneidad con la introducción de dispositivos tecnológicos. Según sus creadores, se trata de «una apuesta atávica que conecta con la naturaleza y los instintos básicos del ser humano». Y todo acompañando la partitura de Orff.

Compra aquí las entradas en exclusiva.