La Fundación Dalí denuncia a Piterman por abrir un museo «no autorizado» en EE UU

Dmitry Piterman, en la actualidad/Old Monterey
Dmitry Piterman, en la actualidad / Old Monterey

A pesar de que la demanda se interpuso en julio, los denunciados permanecen inamovibles y continúan anunciando y proporcionando bienes y servicios en el museo

DM .
DM .Santander

La Fundación Gala-Salvador Dalí ha demandado al empresario y expresidente del Racing de Santander, del Alavés y del Palamós, Dmitry Piterman, por haber abierto un museo Dalí en California sin su consentimiento, haciendo «un uso no autorizado de su nombre y su imagen».

La Fundación, que ha confirmado que interpuso la demanda a principios del pasado mes de julio, le acusa también de violar los derechos de autor y de competencia desleal, ya que recuerda que es la única que puede gestionar la propiedad intelectual y los derechos legales tanto de las obras como de la persona de Dalí.

El Museo que ha sido denunciado se llama 'Dalí17' y fue inaugurado hace unos dos años en la ciudad californiana de Monterrey con el objetivo de revivir el tiempo en que el artista gerundense vivió en esta ciudad durante los años de exilio, en la década de 1940.

Según recoge la web del museo, Dali17 «es una exposición permanente de arte notable y sin precedentes que incluye grabados originales, técnicas mixtas, litografías y esculturas raras de uno de los artistas surrealistas más importantes y célebres del siglo XX, el español salvador Dalí».

Añade además que «es la primera exposición permanente de Dalí ubicada en la Costa Oeste y la mayor colección privada en exhibición en los Estados Unidos, que previamente se ha podido ver en España y Bélgica».

Los demandantes consideran que el expresidente del Racing ha estado utilizando indebidamente el nombre y la imagen del genio ampurdanés sin permiso y con la voluntad de dar la sensación de que se está visitando un museo Dalí cuando, en realidad, este centro contiene muy poca obra original y mucha litografía y reproducciones.

Según la demanda, los denunciados «han sido informados de que su conducta es ilegal, pero permanecen inamovibles y continúan anunciando y proporcionando bienes y servicios que infringen los derechos de propiedad intelectual y publicidad de la Fundación«.

La demanda también indica que «el uso no autorizado de la marca Dali17, el nombre y la semejanza de Dalí y sus obras con fines comerciales está dañando la base y probablemente confunde al público consumidor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos