El músico cántabro Ludovico presenta este viernes su libro de rimas con un concierto de hip hop

El músico cántabro Ludovico presenta este viernes su libro de rimas con un concierto de hip hop

La Vorágine edita 'Analfabeto' con ilustraciones de Hola Merzi, artista plástica local de estilo naïf

DM .
DM .Santander

En el mundo del rap y del hip hop quien tiene la palabra es el MC (abreviatura de 'maestro de ceremonias'). Y uno de los MC más provocadores de Santander se hace llamar Ludovico (Daniel Delgado).

Su trabajo en la música se plasma ahora en un libro que presenta este viernes 3 de agosto en Santander con un concierto en en la sala Roots donde repasará «buena parte de su trayectoria, marcada por su verbo antipatriarcal y la ironía sobre los valores que rigen la vida».

'Analfabeto' ha sido editado por La Vorágine dentro de su ccolección Poemas (in)surgentes , con ilustraciones de Hola Merzi, artista plástica local de estilo naïf

Daniel Delgado, voz de la banda Ludovico y los Acéfalos, confiesa en la introducción de 'Analfabeto': «Todos los días sueño con un nueva tema que me lleve quizá a trascender mi estilo, a resumir el desprecio descarnado que siente mi gente, romper con nuestra apatía o darle un ritmo al tumulto sudoroso sediento de baile. También sueño con que se agite la escena (o la comunidad, como se la llamaba antes). Romper el techo de cristal de mi ciudad que nos tiene a todas bajo el suelo«.

Para romper ese techo ha puesto en papel sus letras. «El rap es poesía, una que engarza directamente con los discursos, los silencios y los anhelos de la gente más joven», argumenta Paco Gómez Nadal, editor de La Vorágine, para explicar por qué 'Analfabeto' ha sido publicado en la línea editorial Poemas (in)surgentes, especializada en poesía de la conciencia crítica. «Creemos que con 'Analfabeto' se hace justicia a lo mejor de un género y se toma distancia de lo más lamentable de él».

UVE, productor musical y crítico especializado, destaca del autor de 'Analfabeto' que «su abierta postura en contra de la homofobia y el machismo es justicia con el hip-hop. Como lo son sus ataques a la sociedad de consumo o al capital. Y como lo es verle subido al escenario en leotardos y maquillado, bailando con la voz sobre un ritmo de inspiración dancehall digital o de jazz etíope».

.

 

Fotos

Vídeos