La mirada y la memoria del arte

Fotografía de Lena Rosa Händle. /L.R.H.
Fotografía de Lena Rosa Händle. / L.R.H.

Lena Rosa Händle y Bonno van Doorm exponen desde mañana su particular visión de Cantabria

Lola Gallardo
LOLA GALLARDOSantander

. La mirada y la memoria del arte. Son dos formas distintas de ver y de interpretar Cantabria. Lena Rosa Händle (Berlín, 1978) y Bonno van Doorm (Ámsterdan, 1977), residentes en la cuarta edición del proyecto internacional 'Orbital Residency #4', inauguran mañana una exposición en el Centro de Arte Faro Cabo Mayor. Ellos han convivido con la historia y la cultura de Cantabria, han investigado para enriquecer sus propuestas y han explorado las posibilidades de transformar el mundo que nos rodea. El resultado está plasmado en fotografías, relatos y bocetos.

'Orbital Residency', que celebra su cuarta edición y que cuenta con el apoyo de la Consejería de Cultura, se plantea como una residencia que ofrece la posibilidad de desarrollar investigaciones que sirvan de punto de partida para proyectos futuros. El proceso realizado en ambos programas implica una serie de encuentros, investigaciones y hallazgos múltiples que han enriquecido sus propuestas para revelar nuevas realidades y explorar las posibilidades de transformación del mundo que nos rodea.

De orientación multidisciplinar, Lena Rosa Händle, de origen alemán afincada en Viena, constituye su trabajo a través de fotografías, instalaciones, collages y objetos, estrechamente conectados a la realidad social de los sujetos que protagonizan cada proyecto, con reflexiones que analizan críticamente las sociedades y prácticas contemporáneas e históricas, dirigidas hacia la búsqueda de potenciales utópicos. Como parte de este proceso y de su experiencia en el programa, la artista ha desarrollado un trabajo de campo centrado en la investigación de diferentes perfiles vinculados a la historia cultural, política y social de la región, que ha derivado en una serie de entrevistas y fotografías protagonizadas por mujeres de diferentes generaciones. Cada fotografía va acompañada de un texto escrito por cada una de ellas sobre su propio retrato. Lena Rosa Händle equipara de este modo dos perspectivas y planos de significado: por un lado, su punto de vista a través de la fotografía y, por otro, el de cada una de las personas retratadas a través de la escritura, haciéndonos partícipes de estos encuentros, y privilegiando, en cualquier caso, el valor de sus voces, emociones y pensamientos.

El resultado es 'Work in process Cantabria', que tiene como antecedente la serie 'I (we) FeelSeen', realizada este año durante una residencia en Nueva York, donde exploró la in/visibilidad y diversidad de artistas feministas.

Recomponer el mundo

Por su parte, el holandés Bonno van Doorn ha realizado una serie de esculturas y frisos o paneles pictóricos en los que incorpora diversos elementos a partir de su experiencia en el contexto: objetos que encuentra y va recolectando, imágenes de las cuevas, recortes, materiales cotidianos, fragmentos de memoria y de lugares como formas que recompone para reordenar el mundo que nos rodea.

La memoria y la importancia de la mirada también están presentes en su trabajo que presenta bajo el nombre de 'HungryEyes'. En este proyecto, el artista habla de la avidez de la mirada y del impulso creativo inherente al ser humano, potenciando con acento lúdico y cierto desenfado constructivo otra forma de conectar con el espectador donde las imágenes figurativas y abstractas, familiares y extrañas, recogen el latido de lo ancestral y lo contemporáneo, artificio y naturaleza, luces y sombras, como manera de reordenar lo que nos rodea y construir un mundo distinto.

La residencia de Lena Rosa Händle es una colaboración entre Studio das weissehaus, de Viena, y Orbital Residency, con el patrocinio del Gobierno de Cantabria. Mientras, La residencia de Bonno van Doorn es una colaboración entre 1646, de La Haya y Orbital Residency, con el patrocinio del Gobierno de Cantabria. Y la colaboración de otras entidades como la Autoridad Portuaria de Santander, además de diversas empresas y particulares.

Pedro Calderón combina pintura, instalación y collage en Inder Espacio

l pintor Pedro Calderón (Santander, 1961) inaugura mañana en la galería Inder Espacio 'Tres', una muestra en la que confluyen pintura, instalación y collage (20.00 horas). En su trabajo hay influencias que van desde el cómic hasta el mítico 'Ummagumma' de Pink Floyd. Todas las obras encajan en un mismo espacio para consolidar su trayectoria artística.

Miembro de la más importante saga de artistas cántabros de las últimas décadas, con Ramón (su padre) y Fernando a la cabeza como referentes históricos, Pedro Calderón vuelve a mostrar y compartir su poderoso atractivo imaginativo, literario y surreal. Búsqueda y hallazgo, imágenes inventadas y libres, Pedro Calderón siempre juega con la realidad de lo irreal a través del color y la imaginación. Tiene una gran debilidad por las películas de ciencia ficción que últimamente se ve reflejada en sus pinturas. Son paisajes casi apocalípticos como los que ambientan algunos de sus filmes favoritos –'Mad Max', 'El planeta de los simios' o 'Dune'–. Incansable, coherente, intenso en su persecución de ese mundo propio que da voz a la pintura, es un artista que no ha parado de pintar desde los 80, presente en diversas galerías, la mayor parte cántabras, aunque también ha participado en citas colectivas tanto en España como en Italia y Estados Unidos. Por último, su obra forma parte de fondos privados y públicos, caso de la Colección Norte.