Música, sin ti no soy nada

Este es un retrato personal de cómo un chaval se aficionó a la música. Un relato cronológico que arranca en los años 60, cuando aquí sonaban el Duo Dinámico, Los Brincos o Marisol. Estábamos sordos a lo que ocurría fuera de España

Jorge Sepúlveda./
Jorge Sepúlveda.
JAVIER MINGUEZA

Ponerse a hablar de música a estas altura es harto complicado. El personal más o menos ya tiene formados sus gustos musicales, elegidos entre los diferentes estilos o tendencias. Y es que ahora, con los medios tecnológicos que tenemos a nuestro alcance, podemos investigar sobre todo tipo de música o artista y desde cualquiera de sus períodos. Antes era más complicado.

La verdad es que allá finalizando los años 60, que es cuando comenzó a formarse mi conciencia musical, la oferta a la que tenía acceso era, digamos que bastante amplia. Predominaban estilos como la copla, 'Él vino en un barco, de nombre Extranjero, lo encontré en el puerto al anochecer ' (qué nombre tan raro para un barco, Extranjero..), los boleros de Jorge Sepúlveda, zarzuelas, la música española, que toda sonaba igual, Machín y por supuesto 'El sitio de Zaragoza' del sr. Oudrid que nos lo radiaban todos los días sin compasión.

Bueno, para descongestionar un poco, tambien estaban el Duo Dinámico, Marisol, Rocío Durcal, Pili y Mili, Los Brincos, Micky y los Tonys con Miguel Angel Carreño (Micky) o el hombre de goma, como se le conocía. Llegaron a grabar hasta una película 'Megatón Ye-Ye', que vista hoy desde la nostalgia nos puede resultar divertida.

Poco a poco se iba despertando una inquietud musical que ya no encontraría el camino de retorno. Pero los medios de difusión aún no eran suficientes. Discos se veían pocos y eran muy caros. Además, necesitabas un tocadiscos que era, simplemente, un artículo de lujo inasequible a la mayoría de hogares.

La radio era el único artilugio dedicado al ocio casero que nos podíamos permitir, tampoco había más y había que adaptarse a lo que te radiaban. Qué remedio. Eran los tiempos de los programas de ocio como Matilde, Perico y Periquín, de la Ballena Alegre, el programa de Pepe Iglesias 'El Zorro', alguna cantante de moda sin ningún interés, la Zarzuela, mucha música española que era básicamente canción andaluza pero que nos la vendían así, etc. Muy popular por estos lares eran las andanzas del aldeano Txomin del Regato. Todo esto mal combinado con el movimiento floreciente de nuevos músicos y estilos. Y si era dificil acceder a los optimistas y de buen rollo artistas patrios no digo nada de lo que pasaba más alla de este bendito país.

Aquí estábamos totalmente ciegos, sordos y con escasos comentarios (casi como Tommy) acerca lo que ocurría fuera de España, musicalmente hablando. Y eso que teníamos tambien un evento internacional en el que España solía participar e incluso a veces ganar ¡Eurovisión! El triunfo hispano por excelecia fue el 'La, La, La', allá por el año 1968 con Massiel y su minifalda sesentera contoneandose al ritmo del archiconocido y pegadizo estribillo.

Un inciso, ¿a que muy poca gente sabe la relación que hay entre Massiel (2-8-1947 ) y Steve Vai (6-6-1960)? Sí, Steve Vai. Este buen hombre es uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos. Empezó su carrera musical con la banda de Frank Zappa, ha tocado tambien con David Lee Roth o Whitesnake, por ejemplo. Pues bueno, resulta que en el tercer albúm en solitario de Vai, 'Passion and Warfare', una grabación que todo guitarrista profesional o aficionado debería de escuchar y estudiar, al empezar el tema que abre el disco y titulado 'Liberty', podemos oir el estribillo del 'La, La, La'. Increible pero cierto y es que está perfectamente reproducido, pero bueno, no deja de ser otra anecdota curiosa.

'Liberty' de Steve Vai

Seguimos en los 60 y fuera de esta nación. Andaban por ahí unos tipos haciendo música a los que la algunos llamaban melenudos y otras cosas que omito y de los que supimos de su existencia muy tarde. Muchas formaciones incluso habían desaparecido para cuando fuimos conscientes de su legado cultural. Gente como los incipientes Stones (1962), Animals (1962), Manfred Mann (1963), The Kinks, Spencer Davis Group (1963) con un jovencísimo Steve Winwood, The Beatles, incluso un tal Eric Patrick Clapton, que compaginaba sus estudios con tocar la guitarra en los Yardbirds. Graham Bond, por cuya banda pasaron músicos de la categoria de Jack Bruce o John McLaughlin, The Who, John Mayall, que ya estaba montando su escuela de talentos (Bluesbreakers), Syd Barret con Roger Waters, que estaban a punto de dar a luz a uno de los mayores fenómenos musicales de la historia, etc. Todos ellos gestando lo que sería la década prodigiosa en la historia de la musica pop y rock y que marcaría para siempre a músicos y aficionados hasta nuestros días.

Pero es que al otro lado del Atlántico ya llevaban dando guerra desde hace tiempo, por ejemplo, un joven zurdo que tocaba la guitarra y que desde 1962 ya estaba haciendo sus pinitos en bandas como King Casuals, en la banda de un tal Little Richards o con Curtis Knigth and the Squires. Era el año 1964. Chuck Berry grababa 'You Never Can Tell', tema versioneado por Emilou Harris entre otros y que utilizó Tarantino en su película 'Pulp Fiction' en uno de momentos memorables del film. El genial baile de Travolta con Uma Thurman al ritmo del sr. Berry. La verdad, nos llevaban mucha ventaja en lo que a evolución musical se refiere. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, 'Rock Around the Clock', de Bill Haley and the Comets o his Comets, es una de las canciones más importantes de la historia del rock and roll y fue estrenada en el año 1954. Aparecían Buffalo Springfield (1966), Dylan, Jefferson Airplane, Beach Boys, Allman Joys, Duane y Greg que estaban a punto de formar una de las bandas más admiradas de todos los tiempos: The Allman Brothers Band (1969) The Doors(1965), Grateful Dead (1965), etc.

'Rock Around the Clock', de Bill Haley and the Comets

Aquí y en los mismos años, agarrense, triunfaba 'Por Dios me vuelvo loco' de Rafael Farina o -y esto es curioso- 'El rey de la carretera' de Juanito Valderrama. Nada que ver con la grabación de Roger Miller, que fué nominado al Grammy por esta canción. Lástima, esto era solo una pequeña parte de lo lo que nos estábamos perdiendo.

Aquí en esa época nos contentábamos con los programas musicales de la escueta programación televisiva. Existía una Primera Cadena que emitía una programación muy simple en la que predominaba la susodicha canción española y algúno que otro programilla pop. Muy divertido en ocasiones, era el programa musical 'Escala en Hifi', todo en playback, claro. Ver a personajes como Luis Varela en sus comienzos, Gloria Cámara, que fue presentadora de telediarios y actriz, Juan Pardo, Concha Cuetos ('Farmacia de guardia') etc imitando a cantantes de verdad, y cómo en ocasiones perdían la sincronía con el tema que sonaba, resultaba gracioso.

Cabecera del programa 'Escala en Hifi'

Mochi solía ser el presentador, cantante que tuvo un cierto éxito en el panorama musical de entonces. Había programas en los que salían los Brincos, Pili y Mili, Karina ,Rocio Durcal, folkloricas inasequibles al desaliento, la música Ye-Ye, que desde su origen allá por los años 50 estaba instalada y consolidada.

Fué hasta el año 1966 que comenzó a emitir La Segunda, donde mucho más adelante se pudieron ver cosas del estilo de 'Beat Club'. Este genial programa musical empezó a emitirse en Alemania en 1965 y aquí pudimos empezar a verlo en 1973. Como siempre tarde, pero al menos pudimos disfrutar.

 

Fotos

Vídeos