Lynyrd Skynyrd, 'Sweet home Alabama' ('Dulce hogar Alabama')

Imagen de la banda.
Imagen de la banda.
  • Este himno del rock, tan clásico como la Quinta Sinfonía de Beethoven, te transportará de inmediato a lo más profundo del sur estadounidense, a sus blancos campos de algodón, a su húmedo calor...

Si quieres que ese momento traumático de abandonar la cama cada mañana sea, cuanto menos, un poco menos doloroso, te recomiendo que como sintonía de tu despertador programes la canción que hoy analizamos. 'Sweet home Alabama' tiene la capacidad de reactivar al ser humano hasta en sus momentos más bajos, ésos que normalmente coinciden con las primeras horas de la mañana, sobre todo los lunes. Este tema conseguirá ponerte de buen humor por muy amargo que sea tu amanecer y por grande que sea el daño que su sintonía haya producido en tu cerebro al arrancarte de los brazos de Morfeo.

Este himno del rock, tan clásico como la Quinta Sinfonía de Beethoven, también te transportará de inmediato a lo más profundo del sur estadounidense, a sus blancos campos de algodón, a su húmedo calor... Qué lejos estamos de la mítica Alabama y, sin embargo, qué cerca nos sentimos de ella gracias a este tema. Icono imperecedero, nos ayuda a sentir ese área norteamericana. Quizá porque 'Sweet home Alabama' es una de esas composiciones ideales para viajar, de las que tienes que tener siempre en el equipo de música de tu coche cada vez que te enfrentas a la carretera.

Hasta aquí el lado amable de una de las canciones superlativas de la historia. Ahora es hora de hablar de la polémica que siempre ha caminado junto a 'Sweet home Alabama'. Una absurda polémica. Retrocedamos a los años setenta. Alabama, Estado históricamente vinculado a la esclavitud, causa que defendió en la Guerra de Secesión, un siglo después de su abolición todavía mantenía normativas muy restrictivas para integrar a la población negra, a pesar de que en algunos condados superaba el 90%.

Ni siquiera las grandes movilizaciones abanderadas por Martin Luther King convencieron a las autoridades del Estado para iniciar la apertura en materia de segregación racial. Por ello, Alabama fue objeto de crítica por parte de algunos artistas.

Neil Young

Entre ellos estaba Neil Young, quien dedicó dos temas –'Southern man' y 'Alabama'– a denunciar aquel comportamiento. En el primero, cuyo título podría ser traducido como 'Sureño', el grandioso artista canadiense venía a decir en 1970: «al final vendrá un cambio para el sur / ahora tus cruces arden rápido / he visto el algodón y he visto a los negros / altas mansiones blancas y pequeñas chabolas / sureño ¿cuándo les pagarás por ello? / he escuchado gritos y látigos chasqueando / ¿por cuánto tiempo?».

Dos años más tarde, en 'Alabama' la letra incluía estrofas como «vengo a ti y veo toda esta ruina / ¿qué estás haciendo Alabama? / tienes al resto de la unión para ayudarte / ¿qué está yendo mal?».

Todo apunta a que se trataba de dos claros alegatos antirracistas, aunque hay quien sostiene que Young odiaba Alabama desde que en 1969 sufriera una paliza allí.

Esta 'intromisión' de Young, lógicamente, fue mal recibida en el Estado sureño. La banda local, aunque nacida en Florida, Lynyrd Skynyrd se erigió en portavoz del sentimiento de repulsa y, como respuesta, publicó 'Sweet home Alabama'.

Lo que presentaron como himno de amor hacia el sur, se convirtió en realidad en el cobro de una factura a Young, no exenta de chulería, y en un ejercicio de orgullo natal. Lynyrd Skynyrd creía que el canadiense había pecado de oportunista y había generalizado demasiado. «Pensábamos que estaba disparándo a todos los patos para ver si le daba a uno o dos», comentó por aquellas fechas Ronnie van Zant, líder de la banda.

La letra (cita explícitamente a Neil Young)

Dulce hogar Alabama

la noria sigue girando

llévame a casa para ver a mi familia

cantando canciones acerca del sur

de nuevo echo de menos a Alabama

y pienso que es un pecado, sí

Bien, oí al señor Young cantando sobre ella

bien, oí al viejo Neil admirándola

bien, espero que Neil Young recuerde

de todas maneras, un hombre del sur no lo necesita

Dulce hogar Alabama

donde el cielo es tan azul

dulce hogar Alabama

Dios vuelvo a casa contigo

En Birminghan ellos aman al gobernador ohh

ahora hicimos lo que podíamos hacer

ahora el 'watergate' no me molesta

¿tu conciencia te molesta?

di la verdad

Dulce hogar Alabama

donde el cielo es tan azul

dulce hogar Alabama

Dios, vuelvo a casa contigo

aquí vengo Alabama

Ahora los estudios Swamper Muscle tienen músicos

y han sabido escoger una canción o dos

Dios, consiguen dormirme

ellos me recogen cuando yo me siento triste

¿ahora que te parece a ti?

Ahhh, ahhhh ah, Alabama

Dulce hogar Alabama

oh chica dulce hogar

donde el cielo es tan azul

y la verdad del gobernador

dulce hogar Alabama

señor, señor, vuelvo a casa contigo

yeah, yeah conseguí la respuesta de Montgomery

La controversia creció en diferentes medios de comunicación, pero nunca derivó hacia un enfrentamiento entre la banda sureña y el cantante canadiense. Es más, tantos unos como el otro han manifestado siempre admiración mutua. «Estoy orgulloso de que mi nombre estuviera en una de sus canciones», dijo Neil Young en 1976. Ronnie van Zant, por su parte, apareció en varios conciertos con una camiseta con la portada de un disco del cantautor.

También Billy Talbot, bajista de Crazy Horse, el conjunto de acompañamiento de Young, lució a veces la característica camiseta negra de Lynyrd Skynyrd con el diseño imitando el logo del whisky Jack Daniels. Es más, tras la muerte de varios miembros de la banda en un accidente de tráfico registrado en 1977, Young, durante algunos conciertos, intercaló en su canción 'Alabama' algunos trozos del estribillo de 'Sweet home Alabama'.

El tema creó, asimismo, cierta polémica al hacer referencia al gobernador de Alabama en aquel período, George C. Wallace, conocido por su febril defensa de la discriminación racial en las escuelas –«segregación ahora y segregación siempre» era su frase favorita–, y por citar además a la ciudad de Montgomery, que en 1963 acogió graves disturbios entre la Policía y los manifestantes por los derechos civiles.

La mayoría de la opinión pública dedujo que con la canción se pretendía apoyar a Wallace y a su política, pero Van Zant siempre lo desmintió. «La letra fue malinterpretada. La expresión 'Boo, boo, boo' no pretendía corearle sino que era una ironía», dijo. Pero lo cierto es que la ambigüedad con la que jugaron los miembros del grupo daba lugar a varias interpretaciones. «Nosotros hicimos lo que pudimos para echar al gobernador», añadió su líder.

Sus explicaciones no convencieron y 'Sweet home Alabama' fue tachada de racista, generando un eterno debate sobre ello. La duda era alimentada además porque Lynyrd Skynyrd actuaba muchas veces con la bandera de la confederación a sus espaldas. Luego, paradójicamente, apoyaron la candidatura del demócrata Jimmy Carter a la Casa Blanca.

Histórico riff

Discusiones al margen, nadie puede negar que 'Sweet home Alabama' es una gran obra musical, que en su inicio exhibe uno de los riff más reconocibles de la historia del rock, realizado con una guitarra Fender Stratocaster. La compusieron los miembros de Lynyrd Skynyrd Ed King, Gary Rossington –música– y Ronnie Van Zant –letra– en 1974 en unos estudios de Georgia y, pese a ser una canción en principio localista, alcanzó el número ocho en las listas de éxitos estadounidenses.

Como curiosidad, señalar que empieza con Van Zant diciendo 'Turn it up' (Súbelo), que no formaba parte de la letra. Simplemente le reclamaba al ingeniero de sonido que elevara el volumen de sus auriculares. Pero, esta expresión gustó y acabó por convertirse en el inicio tras el tradicional 'one, two, three...').

Sin embargo, 'Sweet home Alabama' tuvo que luchar incluso contra las reticencias del productor de la banda Al Kooper, que no quería grabar este tema porque dudaba de su potencial. Al final fue la discográfica quien, afortunadamente para los melómanos, impuso su criterio.

Kooper creía que la referencia a Young era demasiado explícita y que repercutiría de forma negativa en el grupo. Pero la musicalidad y la adicción que crea la canción superaron cualquier prejuicio. Hoy en día ¿quién no se deja seducir por ella?, ¿quién no la reconoce nada más sonar sus primeras notas?

En la actualidad la apoteósica y mítica 'Sweet home Alabama' configura el himno por excelencia del rock sureño, su emblema sonoro. Además, durante los últimos años se ha convertido en el eslogan del Estado y forma parte de la campaña de promoción turística diseñada por el gabinete del actual gobernador, Bob Riley. «La frase es saludable, alegre y cálida...», dijo Riley durante la presentación. De hecho, desde 2009, hasta las matrículas de Alabama van precedidas del 'Sweet home'.

Versiones

El filtro irónico de la banda gallega Siniestro Total en 1984 convirtió 'Sweet home Alabama' en 'Miña terra galega'.

Los argentinos Charly García y Javier Calamaro trataron de hacer patria con 'Sweet home Buenos Aires'.

Peculiar y pegadiza es la revisión que realizó Kid Rock, mezclando hip-hop y country-rock en 1989. La tituló 'All summer night'.

Pintoresca es, asimismo, la visión personal de la banda finlandesa Leningrad Cowboys, formada a raíz de una película 'Leningrad cowboys go to America', del director Aki Kaurismaki. En 1994 se rodearon de miembros del coro del Ejército Rojo en la entrega anual de los premios MTV en Nueva York para hacernos reír con una interpretación tremendamente vistosa.

Cine

La presencia más recordada de 'Sweet home Alabama' en la gran pantalla nos lleva a la película de Robert Zemeckis 'Forrest Gump' (1994). Suena cuando el protagonista se encuentra con Jenny.

Hollywood es adicta al tema. Así, de pronto, la encontramos en filmes como 'La masacre de Texas', 'Con Air' –donde suena mientras Garland Greene (Steve Buscemi) define la palabra ironía a Cameron Poe (Nicolas Cage) como «un montón de idiotas bailando dentro de un avión una canción que se hizo famosa por una banda que murió en un accidente aéreo»–, la homónima 'Sweet home Alabama', protagonizada por Reese Witherspoon; 'Ocho millas', con una versión cantada por Eminem; la terrorífica 'The Texas Chainsaw' o 'Gru, mi villano favorito', entre otras.

La televisión también ha recurrido hasta la saciedad al genial tema de Lynyrd Skynyrd. Series de culto como 'Los Simpsons' o 'Malcolm in the middle' lo han incluido en sus bandas sonoras.

Anécdota

El equipo de ciclismo profesional norteamericano Garmin –ahora Cannondale– adoptó 'Sweet home Alabama' para motivar a sus corredores. En cada entrenamiento en grupo suena por los altavoces del coche del director «Sweet home on a Garmin / where the boys on argyle blue» (dulce hogar en Garmin, donde están los chicos de rombos azules), en referencia al diseño del maillot de la escuadra.

Lynyrd Skynyrd se constituyó en 1964 en torno a la figura de Ronald van Zant y en el marco de un instituto de Jacksonville, en Florida. En la siguiente década ya era uno de los principales exponentes del rock sureño. Sus siete miembros –además de Van Zant (voz y guitarra), eran Ed King (bajo), Allen Collins (guitarra), Gary Rossintong (guitarra), Leon Wilkeson (bajo), William Powell (teclados) y Robert Burns (batería)– adoptaron su nombre de una burla socarrona hacia Leonard Skinner, su temido profesor de gimnasia, que les afeaba sus largos cabellos.

Fueron descubiertos por Al Kooper, exmiembro de Blood, Sweat & Tears, cuando tocaban en un club y se los llevó a Atlanta para firmar por una pequeña discográfica. Tras una gira como teloneros de The Who, comenzaron a grabar en 1973 con buena acogida y a caminar junto al éxito gracias al tema 'Free bird'. Pero la popularidad llegó de forma masiva al año siguiente con 'Sweet home Alabama'. Todas sus siguientes producciones se vieron de inmediato premiadas con discos de oro.

Pero un apretado calendario de actuaciones mermó la energía del grupo y provocó el abandono de Burns y de Ed King. La banda siguió adelante con las incorporaciones de Steve Gaines y Artimys Pyle, al tiempo que incrementó su natural idilio con el escándalo, avivando su fama y la fidelidad del público a uno de los primeros grupos en sacar tres guitarras al escenario, toda una revolución en aquellos tiempos.

Lamentablemente, en octubre de 1977 el avión en el que viajaba la banda durante una gira nacional se estrelló en los pantanos de Mississippi por falta de combustible. Murieron seis personas –Van Zant, Gaines, su hermana y cantante de apoyo Cassie, el mánager Dan Kilpatrick y los dos pilotos–, quedando el resto gravemente heridos. Los supervivientes decidieron seguir adelante, aunque su carrera fue corta. En 1980 crearon Rossinston Collins Band, sin apenas éxito.

Posteriormente, la desgracia no se apartó de ellos y Allen Collins quedó paralítico en 1986 en un accidente de coche en el que murió su novia. En 1990, él mismo falleció de neumonía. Por su parte, el bajista Leon Wilkeson pereció en 2001 por causas naturales; el teclista, Billy Powell, perdió la vida en 2009 por un ataque al corazón; e incluso el batería de la primera época, Bob Burns, fue víctima fatal algo más tarde de un accidente. Probablemente ha sido el grupo con peor suerte de todos los tiempos. Tan sólo sobrevive el guitarrista Gary Rossington, que sigue al frente de la banda, aunque ya con escasa repercusión.

Junto a The Allman Brothers Band, Lynyrd Skynyrd fue el grupo más importante del rock sureño, basando su repertorio en un estilo sustentado en el blues-rock, el country, el boogie, el honky tonk y el rock'n'roll. Todo salpimentado por raíces confederadas, finalidad reinvidicativa y lúdica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate