Rumbear sin parar y el temperamento de Bebe

Rumbear sin parar y el temperamento de Bebe

8.000 personas siguieron los dos conciertos del festival que afronta ya su recta final

David Carrera
DAVID CARRERATorrelavega

Torrelavega vivió la noche del miércoles otra velada de alto voltaje con los conciertos de Bebe y de Estopa. La jornada reservada en el cartel del festival Música en Grande para el pop rock patrio no defraudó, y la cantautora extremeña y los hermanos Muñoz pusieron patas arriba el campo de fútbol de El Malecón, donde reunieron a cerca de 8.000 personas.

Bebe se mostró más cantante y menos combativa que en otras giras anteriores, en una versión más amable de su estilo siempre particular. Aquellos días de discursos agitadores y mala leche parecen haber quedado atrás, y la artista menuda se muestra más comedida y madura sobre el escenario. Su carrera se ha reconducido y en esta nueva Bebe cobra más protagonismo al piano, cómplice en la primera canción de la noche que cantó sentada cinematográficamente en un imponente sillón de mimbre al estilo de la saga de 'Emmanuelle'.

Una artista que expresó temperamento a través de canciones un poco más convencionales y templadas, entre el recogimiento de 'La cuenta' y 'Tan lejos, tan cerca', y el pop pegadizo de 'Que llueva'.

Un material desgranado para crear ambientes ante un público entregado, para dejar paso a la Bebe más intérprete, ese personaje que llega a sus seguidores transmitiendo una idea de libertad y de fuerza interior, que contrasta con su aparente fragilidad física. La artista que aparcó sus primeros éxitos durante una etapa oscura, ahora los recupera y suenan con el mismo brillo o más que el primer día: 'Malo', 'Con mis manos' y 'Ella', hasta llegar a un tramo final del recital donde repasó temas de su último disco, el aclamado 'Cambio de piel', pero también grandes éxitos como 'Siempre me quedará' o 'Como los olivos'.

Casi dos horas después, alrededor de la medianoche, llegó el turno de los hermanos David y José Muñoz, que llevan casi dos décadas triunfando sobre los escenarios de todo el país al frente de Estopa y han recorrido todo el mundo con su música, cosechando importantes premios como los Grammy Latinos, los Premios Ondas o los Premios 40 Principales.

Sus discos, que acumulan más de cuatro millones de copias vendidas, han conseguido replicar la fórmula que tanto éxito les ha dado: estilo flamenco y rumbas urbanas, que hicieron bailar durante casi dos horas a los miles de espectadores que disfrutaron de su regreso a Cantabria.

Con la gira 'Rumba a lo desconocido', que les ha traído hasta Torrelavega, están abriendo mercados fuera de nuestras fronteras. En total, Estopa ha recorrido más de medio centenar de escenarios en los últimos meses y ha logrado éxitos como el lleno total en el Barclays Card Center de Madrid y dos días de 'sold out' en el Palau Sant Jordi de Barcelona, que la noche del miércoles estuvo a punto de repetirse en esta décima edición de Música en Grande.

Una velada para rumbear sin parar y con cuya fórmula los hermanos Muñoz y su banda han conseguido ser número uno en las listas de ventas y número uno en la calle. En su concierto en la capital delBesaya no faltaron himnos como 'Por la raja de tu falda', 'Cacho a cacho', 'Vino tinto', 'Me falta el aliento' o 'Como Camarón', así como nuevas canciones, como 'Pastillas para dormir' o 'Gafas de rosa'.

Una noche especial en la que no faltaron guiños a la parroquia local, el más aplaudido cuando David se enfundó una camiseta de la Gimnástica, en un ejemplo más de la buena química entre los de Cornellá y un público agradecido. Hasta la organización del evento, representada por el director de Mouro Producciones, Guillermo Vega, se quiso sumar a la fiesta para agradecer la buena acogida del certamen que este año dejó Santander para celebrarse en la capital delBesaya, y parece que lo ha hecho con el propósito de quedarse en futuras ediciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos