Lo mejor del repertorio

Lo mejor del repertorio
M. Gullén

Ruben Blades y Kiko Veneno protagonizan la cita solidaria de Los Conciertos de La Campa de Santander

Mada Martínez
MADA MARTÍNEZ

El álbum 'Siembra' de Rubén Blades transformó la salsa y sus copias se vendieron por millones. Las letras de canciones como 'Pedro Navaja' dotaron de relato a un género musical rendido al movimiento. El 'poeta de la salsa' llaman a Blades, quien ha grabado más de veinte álbumes y tiene numerosos 'grammys'.

Ayer, acompañado de un combo panameño, enérgico y con traje y sombrero negros, resucitó al proxeneta Navaja y su trágica y ya legendaria historia, ocurrida en el tramo oscuro de una avenida: «Por la esquina del viejo barrio lo vi pasar / con el tumba'o que tienen los guapos al caminar, / las manos siempre en los bolsillos de su gabán / pa' que no sepan en cual de ellas lleva el puñal», cantó Blades en Los Conciertos de La Campa, en Santander. Su actuación, junto con la de Kiko Veneno, que le precedió en el escenario, fue a beneficio de la Asociación Amara (la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Cantabria).

Cuarenta años después, 'Siembra' es un clásico y solo dos de los acordes de 'Buscando Guayaba' levantaron al público de la campa de La Magdalena, entre el que se agitaban banderas panameñas, colombianas, peruanas. «Solo espero que todos tengan visa», ironizó Blades.

El concierto había empezado con los versos de 'Caminando' [del álbum 'Caminando', 1991] o los de 'Arayué' [de 'Salsa Big Band', 2017], al que siguieron temas como 'El padre Antonio y el monaguillo Andrés' [de 'Buscando América', 1984], 'Ligia Elena' [en 'Canciones del solar de los aburridos', 1981], 'Todos vuelven' ['Buscando América', 1984], 'Amor y control' [del disco homónimo de 1992]; 'Juan Pachanga' ['Bohemio y poeta', 1979]; 'Ojos de perro azul' ['Agua de luna', 1986]; 'Sin tu cariño' ['Bohemio y poeta', 1979], o 'Maestra vida' ['Maestra vida', 1980]. También interpretó Blades otra canción transformadora, 'El cantante', un tema que cedió al también artista Héctor Lavoe y que cambió la trayectoria del segundo, aquella canción le marcó. «Yo soy el cantante/ que hoy han venido a escuchar / lo mejor del repertorio/ a ustedes voy a brindar», comienza esta composición de 1978.

Las toallas

A Kiko Veneno y su banda les acusaron hace años de robar unas toallas de los camerinos en un concierto en Santander, y aquello dio para una canción. Ayer se explicaba esta anécdota entre el público antes de que Veneno cantara eso de que: «Se han llevado las toallas / del Auditorio de Santander / se han llevado las toallas / del Auditorio, del Palacio, de Festivales, / de Congresos de la Comunidad de Santander, / dígale al Baxter que vaya/ y que lo averigüe personalmente».

Del álbum 'La familia pollo', un disco lanzado en el año 2000, también interpretaron ayer Veneno y su banda 'Coge la guitarra'; y canciones como 'Echo de menos', 'En un mercedes blanco' o 'Lobo López', todas pertenecientes al disco 'Échate un cantecito', o 'Superhéroes de bario', de 1992. Veneno, quien estuvo con Juan Perro en Escenario Santander el pasado noviembre, volvió a la ciudad para repasar su discografía y lanzar algún adelanto de 'Sombrero roto', su último trabajo, que quiere rematar próximamente en Sevilla.

Fue una noche de rumba y salsa sobre una gruesa -y no siempre permeable- capa de heno que la organización esparció por toda la campa de La Magdalena para intentar paliar los efectos de las intensas lluvias de los últimos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos