«Es preferible hablar de amor y no de desamor, sobre todo si hay cicatrices»

«Es preferible hablar de amor y no de desamor, sobre todo si hay cicatrices»

El 'Tour Vía Dalma III' recala en Santander para presentar a los grandes clásicos de la música italiana, con el personal sello de su voz

Marta Gutiérrez Rumoroso
MARTA GUTIÉRREZ RUMOROSOSantander

Sergio Dalma (Sabadell, 1964) vuelve a Santander -un escenario muy especial para él- y lo hace con ganas de hacer disfrutar al público cántabro con el que está deseoso de reencontrarse. En el concierto del Palacio de Festivales presentará su último trabajo, Vía Dalma III, producido por Claudio Guidetti y grabado íntegramente en los estudios de Milán de la Calle Cadore 33 -que dieron título a su penúltimo álbum-. En la cita también sonará 'Bailar pegados', 'Esa chica es mía','La vida empieza hoy', 'Galilea' y 'Solo para ti', los sonidos que forman parte de su alma, en esa exhibición del ADN que le ha caracterizado durante 25 años de carrera, traducidos en más de cuatro millones de discos vendidos.

-Presenta 'Vía Dalma III'. Con este trabajo se cumple la máxima de que «no hay dos sin tres». Adiós a más de siete años de trabajo volcado con la música italiana. ¿Llegó a imaginar al principio que esta aventura iba tener esta trayectoria?

-No para nada. De hecho cuando yo saqué el primer 'Vía Dalma' no llevaba ni número. Entendía que comenzaba y acababa ahí, que se quedaba en ese homenaje con el disco. Fue la gente la que pidió una segunda entrega, a la que yo era bastante reacio, y ahora la tercera que presento. Lo he dicho siempre: el repertorio da para hacer muchos 'Vía Dalma' pero me siento muy satisfecho con esta trilogía. España siempre ha sido muy consumista de música italiana pero llegar a la cifra de ventas que hemos alcanzado con estos tres discos, la verdad es que era algo impensable.

«'Amores', de Toto Cutugno, es para mí, la canción 'más Dalma' de este disco, me enamoré al escucharla en la película 'No te muevas'»

-¿Qué tiene la música italiana para conectar tanto con el público?

-Aquí siempre ha habido una 'invasión' de músicos italianos -en el buen sentido- que nos han traído su música. A mí esas melodías me han gustado siempre mucho. Luego está el hecho de que el idioma italiano ha sido siempre un lenguaje como muy musical, que suena atractivo. Esas canciones nos gustaba cantarlas desde el primer día que las escuchábamos. Era ganar en San Remo y a la semana siguiente ya estaban aquí cantándolas. Siempre hemos sido muy buenos consumidores de música italiana.

-¿Cuál es la canción «más Dalma» de este disco?

-Precisamente la canción que aquí no fue muy popular y en Latinoamérica tampoco, 'Amores', de Toto Cutugno. La descubrí en la película 'No te muevas', que protagoniza Penélope Cruz, y me enamoré. Para mí es la «más Dalma» de todas las canciones de este trabajo. Luego está también 'Volare', que era muy reacio a hacerla porque se han hecho ya muchas versiones pero Claudio Guidetti, el productor, le dio ese toque de 'swing' y se ha convertido en una de mis favoritas.

-Al ser canciones tan conocidas se debe sentir un gran respeto en la interpretación a la hora de hacerlas suyas. ¿Es más exigente o crítico consigo mismo?

-Soy muy exigente conmigo mismo. Realmente la obsesión era que esas canciones sonarán a Dalma, tuvieran mi toque, mi personalidad, mi estilo y mi voz.

-¿Es su granito de arena a la inmortalidad de estos hitos porque los «clásicos nunca mueren» ni deben hacerlo?

-Creo que los clásicos no tienen que morir, por eso de alguna manera he intentado refrescarlos y actualizarlos. Si hay alguna buena melodía, debe perdurar en el tiempo.

-Tenemos muy reciente Eurovisión. Todos hemos vuelto a repasar la historia del festival en el que 'Bailar Pegados' (1991) es todo un 'hit' difícil de emular con su cuarta posición, ¿qué recuerdos le trae? ¿Cómo ha visto a España?

-Alfred y Amaia lo hicieron de maravilla. Cuando hablé con ellos les comenté que, independientemente del resultado del festival, tienen toda la carrera por delante. Me gustó ver como España recuperó la fórmula de una gran canción, como hizo Salvador Sobral. Ellos solos en el escenario sin tanta parafernalia. Para cualquier músico el festival es un añadido más a su curriculum. Con el paso de los años lo recuerdas como algo bonito y anecdótico pero también puntual entre más éxitos.

- 'Este Amor no se toca', 'Yo que no vivo sin ti' , 'Será porque te amo', 'Solo tú' ... sus canciones tienen como un hilo de continuidad. ¿En estos años de carrera, de existir, cómo cree que sería la novela que ha podido escribir de fondo con esos títulos?

-Evidentemente romántica (risas). Sobre todo, cuando uno va a cumplir 54 años prefiere hablar más de amor que de desamor porque ya uno tiene bastantes cicatrices.

-Además de compositores e intérpretes, ¿los músicos son también un poco terapeutas y psicólogos con las letras de sus canciones?

- Si tuviera que seguir la pauta de muchas de mis canciones ya me hubiera tenido que tirar por el balcón...(risas). En las letras hay más fantasía que cosas que vivo.

-En otras ocasiones ha comentado que cuando se encuentra de gira es cuando más cómodo está pero entonces cuando finaliza, ¿cómo es la vida de Dalma, de Sergio o de Josep?

-Me vuelvo «insoportable» (risas). Necesito el escenario, estar con mis compañeros y la carretera. Se echa mucho de menos. Este año la gira empezó el 20 de enero y acabará a finales de año. Echaré en falta ese ritmo, pero reconozco que es necesario ese momento de parar y también de dejar descansar al público (risas). Toca disfrutar de tu casa, tu familia y los amigos. Luego tienes más tiempo para poder dedicarles.

-¿Alguna manía confesable en el escenario?

-La verdad es que me imagino que tenga muchas manías, aunque no soy consciente. Con los años supongo que se van adquiriendo más. Ahora que lo que sí te puedo asegurar es que no salgo al escenario sin tomarme uno o dos copas de vino, porque me encanta y porque también me hace pasar los nervios (risas).

-Sergio Dalma enamora y seduce al público, ¿qué otros encantos tiene Josep Capdevilla?

-Soy una persona transparente. Disfruto mucho con lo que hago y me gusta el trato con las personas, me importa que quien me rodea se sienta bien. No soy mala gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos