«Un sitio tan bonito como Comillas necesitaba una buena banda sonora»

Serguei Mesropian, al frente de la programación./Javier Rosendo
Serguei Mesropian, al frente de la programación. / Javier Rosendo

El director artístico, junto a Ara Malikian, de los 'Caprichos musicales' destaca la consolidación de un proyecto que este año celebra su decimoquinta edición Serguei Mesropian Músico

Rosa Ruiz
ROSA RUIZSantander

Hace ya varias décadas que el verano del chelista armenio Serguei Mesropian pasa por Comillas. Primero como visitante más o menos ocasional y en los últimos quince años como director del ciclo 'Los caprichos musicales', una labor que comparte con su amigo el violinista Ara Malikian. Convencido de que un lugar tan bonito como Comillas sólo le faltaba una buena banda sonora se involucró de cabeza en un proyecto que según reconoce «es el más interesante de mi vida».

-Los 'Caprichos musicales de Comillas' celebran su decimoquinta edición. ¿Qué balance puede hacer de estos años?

-A nivel personal puedo decir que es el proyecto más interesante de mi vida. Soy muy feliz trabajando en este festival y lo hago con el deseo de que sea interesante también para Comillas. Me dicen que hay mucha gente que viene a veranear aquí para poder asistir a nuestros conciertos y la verdad es que eso me provoca una gran ilusión. En cuanto a balance, puedo decir que desde su creación hemos contado con la participación de músicos muy importantes de distintos países. El día de la inauguración, el pasado jueves, hice referencia a nuestra presencia el año que viene, pero en el fondo pensaba que deberíamos poder estar otros cincuenta años más. (Ríe)

-¿Qué destacaría de la presente edición?

-En esta edición hemos programado once actuaciones bien interesantes. Es la primera vez que contamos con la presencia de un espectáculo de danza. Tuvo lugar el pasado sábado a cargo de bailarines del Ballet de Rusia. Creo que la inauguración con la Okayama Nibori Guitar Orchestra fue también un concierto bien divertido. Pero aún quedan sorpresas, el viernes mostramos 'Proyecto Electrolé' una propuesta bien interesante de música contemporánea y flamenco. No debemos olvidar el concierto de cámara de la Joscan o el de las jóvenes promesas. Siempre hemos intentado potenciar a los jóvenes en nuestro programa.

-Y luego están las actuaciones de Ara Malikian que siempre atraen a un buen número de público.

-Así es, pero este año además va a ser mucho más especial, porque además de la mañana, Malikian tocará el día 16 junto a dos grandes de la guitarra Fernando Egozcue y José Luis Montón. Es la primera vez que tocan todos juntos. Estoy muy feliz de que por fin lo hagan.

«A nivel personal puedo decir que es el proyecto más interesante de mi vida»

-¿Cómo es el público de Comillas?

-Maravilloso. Ya sé que puede parecer que lo decimos para quedar bien, pero lo cierto es que la gente que acude a nuestros conciertos y algunos son fieles desde hace quince años, está muy preparada en lo que a música se refiere y se nota por la forma que tienen de disfrutar. Al ser un sitio pequeño tenemos la fortuna de que muchos espectadores comparten con nosotros su forma de vivir la música, sus emociones. De verdad que los quince días que pasó aquí cada verano son los más felices de mi vida.

-¿Y si tuviera que definir Comillas como una composición musical?

-Hace muchos años que veraneo en Comillas y siempre me parecía que es un lugar precioso al que le faltaba música. Así lo explicaba a mi amigo el pintor Juan Carlos Alborch, creo que Comillas era como una pieza de música callada que necesitaba una banda sonora.

-¿Como consiguió enrolar a Ara Malikian en este festival?

-Nosotros somos amigos desde hace muchos muchos años. Cuando me dieron la posibilidad de hacer este festival le llamé y le comenté el proyecto. Casi no había acabado de contárselo y ya me preguntó que qué podía hacer para participar. Pero lo más importante es que Comillas creyó en nosotros.

«Cada vez hay más artistas interesados en venir a participar en los 'Caprichos'»

-¿Cuando conoció Comillas?

Hace treinta años. No vengo tanto como quisiera, solo en verano. Vengo poco porque viajo mucho. Soy violonchelista. Me encantaría comprarme una casita y venir aquí en mi jubilación. Por desgracia ahora no puedo quedarme todo lo que me gustaría. Cuando acabe este festival Italia, y Polonia me esperan.

-¿Tiene muchos conciertos en la agenda?

-Básicamente me dedicó a dar clases.

-Antes decía que ojalá el festival dure cincuenta años más. ¿Tanto futuro tiene?

-Mucho. Cada vez hay más público y más artistas interesados en participar. La belleza atrae a la belleza y hacer a la gente feliz es una de las mayores satisfacciones de la vida. Creo que esto ya es imposible pararlo.

 

Fotos

Vídeos