El músico Jorge Pardo, artista invitado del ciclo de Noches de Jazz de Laredo

El compositor madrileño, saxofonista y flautista, encabeza las actuaciones que se celebrarán del 12 de julio al 9 de agosto en la Casa de Cultura de la villa pejina

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

El prestigioso saxofonista y flautista Jorge Pardo protagonizará el programa de las denominadas Noches de jazz de Laredo del próximo verano. El ciclo, que ya ha cumplido catorce años de actividad, se desarrollará este verano del 12 de julio al 9 de agosto, siempre en veladas musicales que se convocan cada jueves. Esta programación cultural impulsada por David del Río, al frente de la Casa de Cultura de Laredo, estará marcada por la presencia del músico madrileño, figura indiscutible del jazz internacional del presente. Pardo, de 61 años, intervendrá como artista invitado en el concierto que ofrecerá el grupo Yuyo León Quintet el día 19 de julio, en la segunda jornada del festival laredano, que se ha convertido en cita imprescindible del panorama jazzístico de la región.

En la extraordinaria trayectoria artística de Pardo figura el premio al mejor Músico de jazz europeo y el premio nacional de músicas actuales, y ha tocado en su amplia vida profesional con los más grandes músicos del jazz y el flamenco: Tete Montoliú, Paco de Lucía, Lou Bennet, Al Di Meóla, Camarón de la Isla, Pedro Iturralde, Tino di Geraldo, Chano Domínguez, Chick Corea o Raimundo Amador, entre muchos otros.

Noches de Jazz se desarrollará, como viene siendo habitual, durante cinco jueves consecutivos entre julio y agosto, bajo la organización del Ayuntamiento de Laredo y con la participación en la selección de grupos y organización general del festival, de la asociación GIS (Grupos Instrumentales de Santander).

Los recitales se iniciarán con el grupo cántabro Joe Ventisca y los Huckleberries

El festival se inicia el 12 de julio, con una propuesta de estilo swing, Joe Ventisca y los Huckleberries. Este grupo cántabro ofrecerá un repertorio repleto de ritmos sureños, delta blues y Nueva Orleans, con el bajo de Bitter G. Lee a la cabeza. Estarán acompañados en su actuación laredana por la pareja de bailarines María Hillenius y Marcos León, especializados en los bailes de la era dorada del jazz y el swing, y que -unos y otros- llevarán al público a un evocador viaje musical a los inicios del jazz en Norteamérica.

La segunda jornada llegarán los ritmos flamencos de Yuyo León Quintet, con la participación del gran saxofonista y flautista Jorge Pardo como artista invitado, al que se sumará también la participación de la bailaora Luisa Serrano y el cantaor Antonio Borja, para hacer de esta, la «noche flamenca» de este veterano festival jazzista. Ya la tercera sesión, el 26 de julio, estará protagonizada por el grupo bilbaíno Travellin' Brothers, que acercará a Laredo ritmos de fusión jazz y blues. La veterana banda vizcaína, con ocho discos y un gran bagaje de conciertos y festivales a sus espaldas, celebra en este 2018 sus quince años de actividad con un potente y renovado directo, que partiendo del blues se adentra en los recodos del country, el soul, el góspel y el folk americano. Una gran propuesta para el ecuador del festival.

No menos interesante resultará el concierto del día 2 de agosto, con una banda «de lujo»: Gonzalo Alcaín y The Silver Band; conjunto en el cual la calidez, el buen gusto y la elegancia son signos de identificación. Alcaín, joven «crooner» madrileño, posee una de las voces más personales e identificables del jazz actual, inspirado en tos grandes clásicos estándar. Así, Frank Sinatra, Andy Williams, Tonny Bennet y otros grandes intérpretes de la música americana «se asomarán» al escenario exterior del centro cultural laredano en la interpretación de este extraordinario conjunto.

Y las Noches de Jazz laredanas se cerrarán este año el 9 de agosto con otra propuesta regional, un proyecto de reciente creación The Booguies & the Bugas, y que en formación de sexteto que acercará a la estética y los sonidos del jazz de los años 40 y 50, con su frescura y diversión, en una velada en la que nos auguran que «no podremos dejar de mover los pies». Las Noches de Jazz alcanzarán el año próximo su decimoquinta edición, motivo por el cual el Ayuntamiento tiene previsto, en palabras de Jesús San Emeterio, su concejal de cultura, «preparar una edición especial, en la que contaremos con algunos de los grupos más recordados de cuantos han pasado por el festival en estos años».