Los alevines regresan al tatami

Varios alevines de diferentes clubes aguardan su salida al tatami./
Varios alevines de diferentes clubes aguardan su salida al tatami.

130 pequeños continúan con la Liga de judo en el pabellón de Bellavista, en Cueto

JOSÉ CARLOS ROJOSantander

La temporada de judo continuó el pasado fin de semana en el pabellón Bellavista de Cueto con el entrenamiento de las selecciones regionales júnior y sénior. Un total de 35 judocas exhibieron sus habilidades frente a una gran masa de pequeños que no pestañearon para no perder detalle del talento de sus referentes.

Todos esos niños -más de 130- fueron los que a partir de media mañana continuaron con la competición alevín, gran atractivo de la cita que tuvo lugar el domingo. Los combates se celebraron en ocho tatamis diferentes con un árbitro en cada uno. Desde las gradas, familiares y amigos animaron a los pequeños, que empiezan a mostrar la evolución técnica y física después de todo un año de entrenamientos.

«Debemos tener en cuenta que en estas edades prima el entretenimiento sobre la competitividad», comenta Federico Muñiz, responsable de la Federación Cántabra de Judo. «Lo que hacen propiamente los pequeños judocas es iniciarse en el mundo de la competición, y por eso la labor que desarrollan todos los árbitros en los ocho tatamis es primordial», apunta.

Corrección 'in situ'

Los jueces reconducen a los niños sobre el terreno justo en el momento del combate, y aportan soluciones tanto técnicas como tácticas con las miras puestas en la mejora del rendimiento y el aprendizaje de este arte marcial milenario, que cuenta cada vez con más aficionados en esta región.

«Les enseñamos también que debe primar siempre el buen comportamiento y el saber estar. Esta es una edad delicada y hay que tener muy en cuenta eso, sobre todo en un arte marcial, donde el contacto físico forma parte del juego», detalla Muñiz.

Cantabria dispone de 21 clubes de judo homologados por la Federación Española repartidos por toda la comunidad autónoma. Cuenta con 16 maestros nacionales que se ocupan de transmitir sus conocimientos de un deporte que nació en Japón, creado por el maestro Jigoro Kano, y que está fuertemente arraigado en España, especialmente en Cantabria.

La labor de todo el elenco de maestros nacionales, autonómicos y monitores se desarrolla por toda la región y encuentra seguidores en numerosos colegios cántabros: Desde Castro Urdiales a Reinosa pasando por Santoña, Astillero, Santander, Torrelavega y Los Corrales.

Próxima cita

Actualmente, Cantabria cuenta con cerca de 1.600 licencias federativas. Algunas de ellas se darán cita el próximo 13 de diciembre, cuando se celebre la tradicional gala de fin de curso. Esa noche los más destacados deportistas de todas las categorías recibirán su reconocimiento. Y, como todos los años, el evento servirá de punto de encuentro distendido de todos los responsables y aprendices de este deporte en Cantabria.

 

Fotos

Vídeos