Pablo Criado, la primera de cinco

Pablo Criado (derecha), junto a Oliviero Bosatelli durante la Spine Race. /DM
Pablo Criado (derecha), junto a Oliviero Bosatelli durante la Spine Race. / DM

El cántabro acaba noveno en la Spine Race después de 135 horas de carrera | La prueba británica, que recorre 429 kilómetros de Inglaterra, ha sido su estreno en el reto de completar las Five Legends

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

En Edale (Inglaterra), junto a Manchester, 130 corredores tomaron la salida y cinco días después, en Kirk Yetholm (Escocia), tan solo 56 lograron completar la Spine Race, uno de los ultratrail más duros del mundo. En novena posición, con el tendón de Aquiles como una patata, y muerto de frío atravesó la meta Pablo Criado. El cántabro logró conquistar las prueba inglesa después de atravesar la columna vertebral del país -429 kilómetros- en 135 horas. «Ha sido una de la ediciones más duras que se recuerdan por el frío, el agua y la nieve. El terreno está lleno de trampas», resalta Criado, que se recupera de una de las palizas más severas de su carrera. La Spine Race ha sido el primero de los cinco retos que espera completar en un año, el famoso circuito 'Five legend' que engloba a las pruebas más duras del mundo.

Partió el pasado 14 de enero y cruzó la línea de meta cinco días después. Tan solo la primera de las noches que el cántabro y el resto de aventureros pasaron entre los montes ingleses le dio un respiro. «Fue el único rato que estuvimos secos», recuerda. La lluvia se cebó con la carrera y el frío fue produciendo una selección natural entre los participantes. «El terreno era muy pantanoso y la clave era saber dónde pisar y cómo», destaca el cántabro, mientras sigue los consejos de los médicos para recuperar cuanto antes ese maltrecho tendón de Aquiles. «Si te resbalabas, como me pasó a mi la primera noche, y te caías, ibas empapado y congelado todo el rato».

CARACTERÍSTICAS

Lugar
Edale, junto a Manchester. Atraviesa la columna vertebral de Inglaterra hasta Kirk Yetholm (Escocia).
Distancia
429 kilómetros a través de montes y terreno pantanoso. La nieve y la lluvia fueron determinates.
La carrera
Tomaron la salida 130 participantes y concluyeron 56. Estuvo retenida doce horas por la meteorología adversa.

Los 429 kilómetros y las características de la prueba «son un ejercicio de fortaleza psicológica total». No está permitida la ayuda externa y los corredores tan solo pueden abastecerse con el material que portan en su mochila y lo que se encuentren por el camino. El cántabro tuvo que tirar de ingenio para superar una crisis. «Me quedé sin guantes y con las manos heladas, entré en un supermercado y pagué quince libras por unas manoplas de cazador. Me salvaron la vida», explica. Risa forzada. Con sus manos operativas fue su pie el que le jugó otra mala pasada. «Cometí un error infantil. No me puse nada debajo de los calcetines impermeables y me destrozaron». En el kilómetro 70, el cántabro se encontró con Oliviero Bosatelli (Ganador del Tor des Geants 2017) y decidieron compartir el viaje. «Nos conocemos de las carreras italianas; él andaba tocado de una rodilla y fuimos juntos y ayudándonos». Más de 400 kilómetros entre ventisca y nieve dan para afianzar una amistad.

Carrera retenida

Lo abrupto del terreno dificultaba la señal GPS y «nos perdimos en varias ocasiones». No fue fácil. «El paisaje es muy similar y hay veces que pierdes la noción. Te notas indefenso y la distancia entre los avituallamientos es enorme. Tu cabeza da vueltas», señala. Por si fuera poco, las tremendas condiciones del clima obligaron a parar la prueba. «Estuvimos retenidos 13 horas. No sabíamos si íbamos a poder continuar. Al final nos dejaron, pero la nieve había caído con fuerza». Criado durmió en sus más de cinco días apenas trece horas. Los problemas físicos le impidieron luchar por la victoria final y se conformó con la novena posición. Decidió «centrarse en acabar y pensar en el reto de las cinco». Ahora le toca descansar y en agosto la Transpyrennea (865 kms.), Tor des Geants (332), Transomania (300) y la Yukon Ultra Artic (500). Las 'Five legends' en una año. Algo difícil de superar.

 

Fotos

Vídeos