El reto

El aventurero que se atreve con las Five Legends en un año

Pablo Criado, poco antes de partir hacia el Reino Unido ./Antonio 'Sane'
Pablo Criado, poco antes de partir hacia el Reino Unido . / Antonio 'Sane'

El cántabro Pablo Criado abre hoy en Inglaterra la primera de las cinco carreras más duras del mundo

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

A las 8.00 horas -una hora menos en las islas británicas- Pablo Criado tomará sus bastones y comenzará su participación en la Spine Race, una carrera de 425 kilómetros que recorre la columna vertebral de Inglaterra a través de la Pennine way y varios parques naturales, cruzando la muralla de Adriano hasta la frontera con Escocia. Tendrá por delante siete días (168 horas).

Tan solo gozará de cinco avituallamientos por medio, por lo que permanecerá en un régimen de autosuficiencia. Viajará en su mochila un vivac para dormir y un material obligatorio para hacer frente a una previsión de frío y agua bastante adversa. «Más que competir, propiamente dicho, este tipo de carreras son una aventura; cada día te reinventas y das un paso más», aseguraba el cántabro mientras envasaba al vacío su saco de dormir «para que no abulte» la víspera de partir.

CINCO LEYENDAS

Spine Race
Se trata de una prueba de 429 kilómetros que atraviesa la columna vertebral de Inglaterra. El límite para completarla es siete días.
Transpyrennea
Atraviesa Los Pirineos desde el Mediterráneo al Cántabrico. La distancia es 865 kilómetros y el límite para hacerla 400 horas. 48.000 metros de desnivel positivo.
Tor des Geants
La cita italiana -Criado la ha corrido nueve veces- recorre 332 kilómetros a través de Los Alpes, en las faldas del Mont Blanc. 24.000 metros de desnivel positivo.
Transomania
Será una carrera que obligará a Criado a correr por montaña árida y con calor. 300 kilómetros de distancia entre la costa oeste y este de la península de Omán.
Yukon Artic Ultra
Para el cántabro será el mayor de sus retos. La prueba se disputa en Canadá y en febrero; la distancia es de 500 kilómetros. Deberá arrastrar un trineo y enfrentarse a temperaturas de 40 bajo cero.

En las colinas inglesas, Criado pondrá el contador a cero en busca de completar el novedoso circuito Five Legends, que se compone de cinco carreras del ultradistancia: Spine Race Reino Unido (429 kilómetros), Transpyrennea (Pirineos, 865 ), Tor des Geants (Alpes, 332), Transomania (Península de Omán, 300) y Yukon Artic Ultra (Canada, 500). «Me gustaría hacerlo en un año. La organización permite un periodo de tres años para completar el circuito, pero lo intentaré», adelanta.

«Son 2.400 kilómetros y me gustaría buscar un proyecto solidario y ayudar de algún modo»

Cada una de las pruebas roza los límites. Todas esconden secretos y peligros que para Criado se convierten «en un reto más, una motivación y una forma de enfrentarme a cosas nuevas». En la Spine Race se las verá con el terreno enfangado y una climatología muy adversa. En agosto viajará a Perthus para cruzarse los Pirineos en doce días, del Mediterráneo hasta el Cantábrico (Hendaya) con 48.000 metros de desnivel y 400 horas de límite. «Es una carrera muy larga, con muchísimo desnivel y con muchos imprevistos. Hay que saber dosificar y valorar cada esfuerzo», comenta.

Con muy poco margen de recuperación, la hoja de ruta de Criado -salvo que ocurra cualquier contratiempo- le llevará a Cormayeur (Alpes italianos) para tomar la salida en su cita fetiche, Tor des Geants. El pasado año acudió como guía de El Diario Montañés en una versión reducida (137 kilómetros), pero en esta ocasión se enfrentará a los 332 kilómetros con 24.000 metros de desnivel positivo. «El Tor lo conozco. Es una prueba de enorme dificultad, no excesivamente técnica pero de gran desgaste. A ver qué tal me recupero de la anterior», explica mientras esboza una pícara sonrisa. En la cita italiana ya logró ser tercero en dos ocasiones y goza de una reputación formidable a las faldas del Mont Blanc.

Para finales de 2018 y principios de 2019 llega -por si a alguno le ha parecido poco lo dicho hasta ahora- dos de los «misterios»: Transomania y Yukon Artic Ultra. La primera de ellas llevará al cántabro a la montaña árida de la península de Omán. «Serán 300 kilómetros entre playa Blanca, en la costa oeste, y playa de la Tortuga, en el este. En noviembre y será otro concepto de carrera. El calor y la fortaleza mental se convertirán en fundamentales. Algo nuevo». Sin embargo, si Criado es capaz de llegar a fin de año con su cuaderno de bitácora al completo y las suelas de sus zapatillas desgastadas no tendrá tiempo para mirar atrás. «La Yukon sí que es un paso más. Son 500 kilómetros atravesando ríos helados, montañas nevadas y arrastrando un trineo sin ayuda externa. Las temperaturas rondarán los 30 o 40 bajo cero. Allí pasas mucho tiempo en solitario, es muy complicado tener controlado todo... Hay un componente de riesgo y de sorpresa», explica con el rostro más serio de lo habitual.

Su indomable voluntad no busca comprensión, lo suyo es otra cosa. «Me encanta disfrutar de retos, de viajes y yo lo veo como una forma distinta de organizar mis vacaciones», describe con total sinceridad. «Si no es un año pues en dos, pero me apetece darle una vuelta de tuerca más a lo que he hecho hasta ahora», añade. Su inquietud no sólo se descarga entre montaña, va más allá. El circuito Five Legends ronda los 2.400 kilómetros de recorrido y Criado ha pensado que además de satisfacer a su espíritu rebelde también puede contribuir a ayudar. «He hablado con la Obra San Martín y se puede organizar algo. Un proyecto para que se apadrinen los kilómetros o no sé cómo... pero que sirva para ayudar a quien lo necesite. A mi me vale con correr», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos