Euroliga | Cuartos

Larkin comanda la paliza del Anadolu Efes al Barça

Shane Larkin entra a canasta defendido por Ante Tomic y Adam Hanga. /
Shane Larkin entra a canasta defendido por Ante Tomic y Adam Hanga.

El conjunto turco asalta el Palau y vuelve a ponerse por delante en la serie

EFE

Una exhibición del base Shane Larkin (30 puntos con 6 triples de 7 intentos) dio una incontestable victoria al Anadolu Efes (68-102), que recuperó el factor pista y anuló a un Barça Lassa desconocido en defensa, que siempre fue a contracorriente del baloncesto coral planteado por el equipo turco.

El acierto ofensivo del conjunto de Estambul desmoralizó al conjunto azulgrana, sin ideas en ataque y muy débil en defensa, que para conseguir el billete a la Final Four de la Euroliga deberá forzar el quinto y definitivo partido ganando el viernes en el Palau Blaugrana y jugarse la clasificación en Turquía.

No sólo Larkin demostró su indudable talento, sino también Vasilje Micic y Krunoslav Simon, con 8 asistencias cada uno, Tibor Pleiss y Bryant Dunston, en la zona, y Adrien Moerman, con su versatilidad. Todos ellos superaron los 10 puntos. En el Barcelona, en cambio, sólo Adam Hanga (13 puntos), Ante Tomic (11) y Kyle Kuric (12) alcanzaron los dobles dígitos, en una de las derrotas más abultadas que se recuerdan en el Palau Blaugrana.

68 Barça Lassa

Heurtel (7), Blazic (3), Singleton (3), Claver (2), Tomic (11) -cinco inicial-, Seraphin (6), Pangos (-), Ribas (6), Hanga (13), Smits (-), Oriola (5) y Kuric (12).

102 Anadolu Efes

Beaubois (7), Micic (14), Simon (11), Moerman (13), Dunston (10) -cinco inicial-, Larkin (30), Balbay (-), Sanli (-), Tuncer (-), Pleiss (14) y Anderson (3).

Parciales:
20-26, 19-26, 18-32 y 11-18.
Árbitros:
Christo Christodoulou (Grecia), Sasa Pukl (Eslovenia), Anne Panther (Alemania). Sin eliminados.
Incidencias:
Tercer partido de los cuartos de final de la Euroliga, disputado en el Palau Blaugrana ante 7.049 espectadores.

Pese a que la afición azulgrana se enfundó el traje de las grandes noches, el Efes no se achicó y completó un primer tiempo perfecto (39-52) con Micic dirigiendo la nave, Larkin anotando desde el perímetro y Dunston agujereando la zona.

Avisó Pesic en la previa de la importancia de empezar bien el encuentro. Su equipo no consiguió este objetivo. La falta de intensidad defensiva -el Barça sólo cometió seis faltas en los primeros 20 minutos- explicó el naufragio azulgrana. Lo aprovechó el equipo turco que, tras un triple de Simon, gozó de una primera ventaja importante (9-20, min.7). No fluía el ataque azulgrana. Recurrió Pesic al orgullo de Hanga, que lideró a su equipo en ataque para reducir la renta. El Barça anotaba el primer triple en el último minuto del primer acto y se ponía a cuatro, pero Pleiss, un viejo conocido del Palau, situaba sobre la bocina el 20-26 tras los primer diez minutos del partido.

En el segundo tiempo, el ritmo seguía siendo turco. Podían correr los Ergin Ataman y aparecían sus principales estrellas. Micic movía los hilos en ataque -hasta seis asistencias repartió en el primer tiempo-, mientras que Larkin y Moerman anotaba desde la línea de 6,75 metros para poner el 32-46 a dos minutos del descanso. El Barça, sin Hanga aquejado de un golpe en la cadera, cogió aire con la reaparición de Seraphin, y las canastas exteriores de Heurtel y Kuric, pero dos triples de Larkin dejaban un cómodo 39-52 para el Efes al descanso.

En la reanudación, mejoró en defensa el Barça Lassa y consiguió apretar el partido gracias a los triples de Hanga y Kuric y una canasta interior de Ante Tomic (47-52, min.23). La reacción del Barcelona, sin embargo, resultó ser un espejismo. Larkin apareció, de nuevo, para sentenciar el partido. El Barcelona, desaprovechaba sus opciones desde los tiros libres, mientras el escolta estadounidense anotaba de tres en tres.

La exhibición del exjugador del Baskonia fue incontestable en el tercer cuarto, cuando anotó 17 puntos. Su aportación fue decisiva para el parcial de 0-17 que el Efes endosó al Barcelona en apenas 4 minutos (56-81, min.29). Un parcial que descentró al Barcelona, que vería cómo Micic hurgaba en la herida con un triple sobre la bocina que dejaba el partido visto por sentencia antes de la disputa del último acto (57-84).

Los últimos diez minutos fueron un trámite. Pesic dio descanso a sus jugadores más castigados físicamente, mientras el Efes, a medio gas, fijaba una máxima ventaja de 38 puntos (62-100) a pocos minutos del final.

Tras esta exhibición, el conjunto turco toma ventaja en la serie (2-1) y deja tocado anímicamente a un Barcelona que deberá reaccionar el viernes, si quiere mantener vivo el sueño de la Final Four.