Supercopa | Final

El Real Madrid no se cansa de ganar

El Real Madrid no se cansa de ganar
EFE

Tras conquistar la Liga y Euroliga la pasada campaña, el conjunto de Pablo Laso se adjudicó la Supercopa, el primer título oficial de la temporada

MELISA CABALEIROMadrid

El Real Madrid y el Baskonia volvían a verse las caras tres meses después de que los blancos les arrebataran la Liga Endesa en Vitoria, esta vez para pelear por el primer título de la temporada: la Supercopa. Para llegar a la final, el Baskonia venció al Barça en un partido en el que hubo tramos fabulosos donde los vitorianos se mantuvieron 20 puntos por encima de los blaugranas. El Real Madrid, por su parte, se impuso con gran claridad a su rival en la semifinal, el Obradoiro, al que acabó venciendo por 20 puntos (61-81). Ambos conjuntos peleaban por su quinta Supercopa, para así tratar de acercarse al 'rey' del torneo: el Barcelona Lassa que ya acumula 6 entorchados en sus vitrinas.

En la previa del partido, el ex de Obradoiro, Matt Thomas firmó el mejor concurso de triples de la historia. El estadounidense se proclamó campeón con un total de 80 puntos de 90 posibles en tres rondas. Un gran aperitivo para alimentar las ganas del plato principal: un partido al que los vitorianos llegaban con ganas de venganza y cuya sed de victoria se hizo patente desde los primeros compases del juego. El Baskonia comenzó muy fuerte y puntuando primero aunque Llull pronto igualó el marcador con un triple marca de la casa. Un Llull que disputó un auténtico partidazo, anotando 10 puntos de los 20 del conjunto blanco durante el primer cuarto. El base, que ya venía de anotar tres de siete en triples en la semifinal ante Obradoiro, lo intentó ante el conjunto vitoriano de todos los modos.

80 Real Madrid

Llull (15), Taylor (-), Causeur (1), Randolph (8) y Tavares (7) -cinco inicial- Fernández (4), Campazzo (13), Ayón (12), Carroll (5), Reyes (-), Deck (2) y Prepelic (13).

73 Baskonia

Granger (5), Shields (14), Janning (2), Poirier (11) y Shengelia (12) -equipo titular-, Vildoza (5), Huertas (-), Diop (11), Garino (5), Hilliard (6) y Voigtmann (2).

parciales
20-21;22-23;19-18;19-11.
árbitros
Daniel Hierrezuelo, Emilio Pérez Pizarro y Miguel Ángel Pérez Pérez. Sin eliminados.
incidencias
Final de la Supercopa Endesa, disputada en el Pabellón Fontes do Sar de Santiago de Compostela ante 5.314 espectadores.

Sin embargo, el Baskonia no bajó los brazos y llegó a remontar hasta siete puntos para no descolgarse del partido. Para esta empresa, tiró de Ilimane Diop, clave durante el primero y el segundo cuarto, así como del argentino Patricio Garino. 'El pato' sirvió un balón espléndido para que Baskonia se adelantase por primera vez en el marcador al final del primer cuarto. Un final en el que su compatriota -y rival- Facundo Campazzo se arriesgó a tirar un triple en la última jugada del primer cuarto para adelantar a los blancos y se dobló el tobillo en una jugada fortuita, que no le sacó de la cancha durante el segundo cuarto, donde ofreció un buen papel e incluso llegó a anotar un triple tras el cambio de vendaje.

El conjunto de Pedro Martínez fue mejor que el de Pablo Laso en el rebote durante el primer cuarto, y durante el segundo no perdió su intensidad. Comenzó con las ideas muy claras y se impuso gracias a los triples de Patricio Garino, Luca Vildoza y Darrun Hilliard. Tanto fue así, que llegó a estar 7 puntos por encima del conjunto de Laso, que gracias al mate de Gustavo Ayón y al triple de Jaycee Carroll, se puso por delante a dos minutos del descanso.

Sin embargo, apareció Tornike Shengelia para el Baskonia tras tres minutos sin tocar la red. Prosiguió Jason Granger con la buena fortuna de cara a los tres puntos cuando apenas restaban dos segundos para el descanso. El conjunto de Pablo Laso se mantenía dos puntos por debajo de los vitorianos y el preparador, haciendo gala de su habitual carácter, mostró su estrategia en la pizarra a unos jugadores que escuchaban atentamente a su preparador en la oscuridad de la cancha. Llull intentó el triple desde muy lejos al retomarse el tiempo de juego pero se quedó corto y los blancos se marcharon al descanso dos puntos por debajo.

Klemen Prepelic salió tras el descanso para poner el juego patas arriba. El esloveno del Real Madrid acumuló 10 puntos en 12 minutos, que sirvieron para adelantar a los blancos, que se pusieron uno arriba durante el tercer cuarto, después de haber estado por debajo durante muchos minutos. En el tercer cuarto, el Baskonia no estuvo demasiado acertado en los tiros libres, aunque Luca Vildoza firmó una canasta en una jugada imposible a falta de 20 segundos para el final. Un lanzamiento que le valió para estar un punto por encima de su rival al final del tercer tiempo (61-62).

Durante el cuarto y definitivo cuarto, el Real Madrid cambió completamente su juego. Gracias a las jugadas de Campazzo y Prepelic, el conjunto blanco mostró su mejor cara y llegó a estar seis puntos por delante del conjunto vitoriano, algo que no lograba desde el primer cuarto. Vincent Poirier firmó un mate para acercar al Baskonia, 3 por debajo en ese momento. Sergio Llull volvió a salir para disputar los tres minutos finales y acompañó en un eléctrico contragolpe a su compañero Facundo Campazzo. A falta de un minuto y 7 puntos por encima del Baskonia, el Real Madrid se marchó al tiempo muerto. Pero Pablo Laso no se mostró por ello relajado. Su estrategia funcionó ante un rival que ya no tuvo tiempo de reaccionar y que acabó perdiendo una Supercopa que se convirtió en la 5º para el Real Madrid, a una de su histórico rival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos