Balonmano

El DS Blendio no puede con el contraataque del Ademar

El jugador del conjunto cántabro Nacho Valles intenta un lanzamiento a la portería del conjunto leonés. /LOF
El jugador del conjunto cántabro Nacho Valles intenta un lanzamiento a la portería del conjunto leonés. / LOF

Los leoneses ponen rumbo a la Copa Asobal tras la victoria | Los pupilos de Reñones salieron derrotados por tres goles ante un conjunto que sigue invicto en su terreno

DM .
DM .Santander

El Abanca Ademar sumó su segundo triunfo de la semana frente al DS Blendio Sinfín (26-23) para cerrar invicto en su terreno la primera vuelta liguera y empezar a sacar el billete para la Copa Asobal de Lleida a expensas de lo que hagan Granollers y Huesca, éste último teniéndose que enfrentar aún con el intratable Barcelona Lassa. Pero la victoria ante el equipo cántabro le supuso al conjunto ademarista un valor añadido tras el tropiezo del Bidasoa Irún ante Ciudad de Logroño.

26 Ademar León

Biosca (Slavic); Jaime Fernández (2), Ligetvári (-), Simonet (5), Carou (-), Vieyra (-), Gonzalo Pérez (5); Pesic (3), Mosic (2), Acacio Marqués (3), David Fernández (3), Juanín García (2 p), Rodrigo Pérez (-), Mario López (1).

23 Blendio Sinfín

Salvarrey (Ibáñez); Iglesias (2), Dimitrievsky (3), Valles (5, 3 p), Lon (3), Silva (1), Postigo (1); Muñiz (-), Lastra (-), Torriko (5), Pla (3), Sola (-), Nikolai Herrero (-).

Parciales:
3-2, 5-3, 7-4, 9-6, 10-8, 13-9 (descanso), 14-13, 17-14, 22-17, 24-19, 26-21, 26-23.
Árbitros:
Merino Mori y Moyano Prieto. Excluyeron por dos minutos a Gonzalo Pérez y David Fernández por Ademar; Muñiz (2), Postigo, Dimitrievsky (2) por Sinfín.

Desde el primer momento se constató que los locales querían imprimir un ritmo veloz a su juego, con el que se encuentran más cómodos, ante un Sinfín pausado y al que cuesta sacar de su estilo. Sin embargo, los contragolpes ademaristas permitieron el primer estirón en el marcador hasta alcanzar la máxima renta de cuatro goles (8-4) mediado el primer periodo, contestando tan solo el equipo cántabro gracias al acierto del exademarista Darko Dimitrievski mucho más participativo en ataque de lo que suele ser costumbre en el balcánico.

Por eso, tras unos minutos de desacierto ofensivo de ambos equipos, atascados en sus ataques, la segunda exclusión al borde del descanso del macedonio dejaba a Rodrigo Reñones condicionado en uno de sus jugadores ante entonces importante y diezmado de cara a la segunda mitad. Guijosa pedía antes de comenzar el segundo periodo máxima intensidad, pero el resultado fue totalmente contrario porque en tres minutos el equipo cántabro anotó otros tantos goles, para dejar en el marcador la mínima diferencia.

El tiempo muerto obligado del técnico alcalaíno no impidió de inmediato el empate rival (14-14), pero el equipo si reaccionó de la mano de un Sebastián Simonet que asumió la falta de acierto en el lanzamiento exterior de los laterales para propiciar un juego más fluido también desde el pivote encontrando a Zivan Pesic. Después del parcial leonés de 7-2 en menos de cuatro minutos, que supuso la máxima ventaja de Abanca Ademar (21-16), Reñones tuvo que pedir el primer tiempo muerto para intentar reconducir la situación pero manteniendo el mismo plan. El escenario ya era diferente, cuesta abajo para un Ademar que empezaba a otear su clasificación para la Copa Asobal.

 

Fotos

Vídeos