Balonmano

El DS Blendio se queda sin gasolina en Irún

Herrero Lon lanza tras superar a Tesoriere y Salinas. /Javi Colmenero
Herrero Lon lanza tras superar a Tesoriere y Salinas. / Javi Colmenero

Pese a su gran inicio, el equipo cántabro no pudo arañar ningún punto en la pista del segundo clasificado

OPTA IRÚN.

El DS Blendio salió derrotado de su visita a una de las pistas más difíciles de la Liga Asobal, la de un Bidasoa segundo clasificado y malherido de su eliminatoria de la Copa. A pesar del buen inicio cántabro, los locales neutralizaron la diferencia de cuatro goles conseguidos por los de Rodrigo Reñones en el ecuador de la primera parte, para rematar en la segunda y conseguir la victoria.

El inicio del partido fue lento en cuanto al ritmo del ataque se refiere. Poco a poco, y en el juego estático, Da Silva comenzó a conectar con Herrero Lon, que consiguió abrir espacios en la defensa local. Gracias a esa conexión empataron el gol inicial de Renaud, y pese a ir igualados, tuvieron la delantera en el marcador. Mientras que los locales trataron de romper la presión por mantener la segunda posición de la clasificación, los del DS Blendio, ya con la permanencia conseguida, se centraron en el partido para conseguir sumar más puntos en la clasificación.

Con una defensa cerrada en los seis metros, los locales pasaron el balón con comodidad, alejados de la línea de peligro. De esa comodidad se aprovechó Alberto Pla, para conseguir dos recuperaciones de balón. Tras los dos robos, el lateral izquierdo salió en contraataque, para marcar dos goles más en su casillero. Así, los cántabros consiguieron ampliar la diferencia de goles hasta los cuatro en el ecuador de la primera parte (4-8). Los cambios realizados en el equipo titular de conjunto irundarra tampoco surtieron efecto y fue por ello que el entrenador local optó por un cambio en la portería. Con la entrada de Ledo, los locales comenzaron a endurecer la defensa.

Con la defensa local parando el juego visitante, y con un juego ofensivo más eficaz desde la línea exterior, los locales redujeron la brecha en el marcador. La primera exclusión de los visitantes en los minutos finales de la primera parte de Valverde, también hizo mella en el juego visitante, ya que los del Bidasoa aprovecharon la superioridad para, gracias a un gol en los últimos segundos de Barthe, ponerse otra vez por delante en el marcador.

Los cántabros anotaron mediante Da Silva a falta de diez segundos para el descanso, pero un saque rápido, y en contraataque, Barthe superó a Salvarrey y consiguió por segunda vez colocar a su equipo en cabeza.

En la reanudación, en la primera defensa, los árbitros -mal para ambos equipos- excluyeron a Da Silva. Con la superioridad en ataque, los locales consiguieron batir a Ibáñez desde el extremo y así dar a su equipo una renta de dos goles. En el ataque cántabro, sin Da Silva, fue Dimitrievski desde lanzamientos exteriores quien intentó mantener al equipo. Pero con el paso de los minutos, los locales siguieron firmes en ataque y la defensa cántabra no fue tan efectiva.