«Es difícil que yo esté satisfecho al 100%»

Rodrigo Reñones, entrenador del Liberbank Cantabria, posa en el pabellón de La Albericia, que viene de vivir su temporada más ilusionante. /D.Pedriza
Rodrigo Reñones, entrenador del Liberbank Cantabria, posa en el pabellón de La Albericia, que viene de vivir su temporada más ilusionante. / D.Pedriza

A pesar de completar la mejor temporada de la historia del club, Rodrigo Reñones no se conforma y asume que hay aspectos por mejorar

PEDRO FOMPEROSASANTANDER.

El Liberbank Cantabria competirá por segundo año consecutivo, y cuarto en los últimos cinco, en la Liga Asobal. La pasada campaña llegaron a rozar la competición europea, pero su entrenador, Rodrigo Reñones (Burgos, 1973) mantiene la exigencia con sus pupilos, aunque no se marca objetivos: «Sólo espero que los jugadores compitan al máximo nivel», asegura. Su exigencia pasa por el día a día y está convencido que es lo que les llevará a su techo competitivo.

-¿Cómo ve al equipo en los primeros días de pretemporada?

-Estamos trabajando duro. De momento, todo va normal. Vamos acoplando los fichajes y mejorando cosas que el año pasado hicimos mal para que no vuelvan a pasar.

-¿Tiene ganas de competir?

-Siempre. Entrenar para nada se hace muy largo. Lo que nos gusta es competir.

-Tras la marcha de Salvarrey sólo tienen un portero. ¿Piensan en dar una oportunidad a los jóvenes?

-Efectivamente, solo tenemos a Mile y gente joven que está trabajando con nosotros. A priori, por un tema presupuestario, darle la oportunidad a un chaval sería lo ideal. Pero en el plano deportivo, esto es Asobal. Es un salto cualitativo muy grande para cualquier juvenil. Si no aportan buscaremos otras opciones.

-¿Ficharán en otras posiciones?

-No, no. La trayectoria del año pasado nos ha permitido trabajar con antelación. Tenemos la plantilla cerrada desde mayo y simplemente queda el problema de la portería.

-En enero iban séptimos, cerca de las posiciones europeas, ¿qué pasó para acabar undécimos?

-Perdimos un par de partidos que nos habrían permitido luchar por la parte media-alta. Pero al no haberlo hecho, sobre todo en la derrota contra Cuenca en casa, el equipo bajó la cabeza. La temporada se hace muy larga y a partir de marzo se complica.

«No va a haber ningún éxito deportivo si no contamos con el apoyo del público»

-¿Qué puesto firmaría ahora, antes de comenzar el campeonato?

-Decir una posición ahora es echar la lotería. No podemos perder tiempo en esas cosas. Sólo espero que los jugadores compitan al más alto nivel. Yo exijo el máximo, ya veremos dónde nos lleva la competición. Este año va a ser todavía más duro. Ha aumentado el nivel de las plantillas de la Asobal. Han subido dos equipos con una economía potente.

-¿Con qué se sentiría satisfecho?

-Soy muy exigente conmigo mismo y con la gente de mi alrededor. Es muy difícil que yo esté satisfecho al 100% con todo. Lo mínimo que exijo en mi entorno es darlo todo, no dejar nada por el camino. Si eso nos sirve para conseguir un buen resultado deportivo, mucho mejor. En la vida hay que ser exigente y eso a veces nos hace estar más cabreados de lo normal (ríe).

-¿El acuerdo con Liberbank es un alivio para el club?

-Lo bueno de este club es que la economía siempre ha estado saneada. La directiva trabaja para gastar sólo lo que tiene. Tanto Liberbank y Blendio como las entidades públicas son fundamentales para nosotros. Si queremos que el proyecto crezca pasa por acuerdos.

«Si piden un millón más, llaman arriba y se lo dan. Así es imposible competir. La Liga no tiene emoción»

-¿El Sinfin piensa en crecer?

-Estamos en ello. Aunque somos conscientes de que un club como nosotros, modesto, no lo va a tener fácil. Si queremos que se consolide pasa por tener más presupuesto, más nivel deportivo y que involucre a toda la ciudad. Es lo que Santander y un pabellón como La Albericia merecen.

-¿Es bueno el Barça para la Asobal?

-No hace nada bien que el Barcelona gane la Liga en la jornada 20. No tiene emoción. Mientras esté estructurada de esta manera ganarán todos los partidos de la Liga durante 50 años. Nadie tiene presupuesto ni plantilla para competir con ellos. Además, si necesita un millón más llama a la puerta de arriba y se lo dan. Así es imposible competir.

-Si Servando Revuelta lo deja, ¿es posible mantener el nivel sin él?

-Es una persona importantísima. Es el presidente y el fundador, pero lo mismo que el club seguirá sin Servando, seguirá sin mí y sin muchos jugadores. Los clubes están por encima de las personas.

-El año pasado hubo más gente en La Albericia...

-Ha aumentado notablemente. El pabellón vivió momentos muy bonitos. Hubo momentos inolvidables con la grada en partidos ganados por la mínima. Parece que el público se está involucrando. No va a haber ningún éxito deportivo si no se cuenta con el apoyo del público. No es lo mismo jugar con 500 aficionados que tener el pabellón lleno como hemos tenido en algún encuentro. Por la acústica del edificio, esas 1.500 personas le dan un plus al equipo.

El equipo cántabro pierde en el estreno ante el Valladolid

El Liberbank Cantabria cayó ayer en Huerta del Rey (Burgos) ante el Recoletas Atlético Valladolid por 32-24. Los de Reñones no pudieron vencer en su estreno de pretemporada ante el séptimo clasificado de la anterior temporada de Asobal. Los cántabros llegaron al ecuador del partido a cuatro goles de distancia (17-13). Pero la renta se amplió más con el paso de la segunda mitad hasta duplicarse al final del choque. Un mal estreno ante un contrincante de liga Asobal.

Los pucelanos serán el segundo rival liguero del conjunto santanderino, que visitará la cancha vallisoletana el fin de semana del 14 de septiembre, tras el encuentro de la primera jornada ante el Bada Huesca.