Baloncesto

Un comienzo ilusionante

Placide, el hombre de referencia del Igualatorio, se encuentra con su selección y se perderá el partido del sábado en Salamanca./Roberto Ruiz
Placide, el hombre de referencia del Igualatorio, se encuentra con su selección y se perderá el partido del sábado en Salamanca. / Roberto Ruiz

Un arranque con seis triunfos y cuatro derrotas deja al Igualatorio Estela «satisfecho»

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

La LEB Plata está prácticamente en su ecuador. Con los partidos del próximo sábado, que se disputarán en horario unificado a las 20.00 horas, se pone fin a una primera vuelta en la que el Igualatorio Cantabria Estela, que compite en la Fase de Conferencia Oeste, ha demostrado que es un equipo de pleno derecho de la categoría profesional. Decía Platón que el comienzo es la parte más importante de la obra. Pues bien, el arranque del Igualatorio en LEB Plata es para «estar más satisfecho», como explica su presidente Iván Amo. El equipo ocupa la tercera plaza de la tabla con 16 puntos, tan sólo uno menos que el primer y segundo clasificado -Alquimisa y Juaristi ISB-, e incluso ha llegado a ocupar el liderato de una liga que se está revelando, eso sí, de lo más igualada. Y todo esta a pesar de las dificultades con las que el equipo puso el pie en LEB Plata. «Hubo un cambio de entrenador, en la pretemporada no llegaron todos los jugadores a tiempo, no se consiguió reforzar el juego interior, hubo lesiones...», recuerda su entrenador, David Mangas. Sin embargo, los santanderinos supieron reponerse y demostraron sobre la cancha que cuando hay ganas todo se puede. «El equipo está con confianza y competimos bien en todos los encuentros. Llegar con seis victorias y cuatro derrotas al tramo final de la primera vuelta es un balance positivo», valora el técnico abulense.

Con un presupuesto de alrededor de 250.00 euros, una cifra mayor que la del año pasado gracias a «un esfuerzo muy grande» según Amo, y 300 socios, el Igualatorio no quiere renunciar a nada, a pesar de que tiene muy claro que su objetivo primordial es la permanencia en LEB Plata y a partir de ahí «optar a todo lo que se pueda», asegura su técnico, y Amo matiza «se trata de no sufrir de aquí a final de temporada». Por eso la fase de ascenso a LEB Oro aún se ve lejana en el horizonte. «Siempre hay posibilidades, pero hay que estar entre los cinco primeros de 24 y estar ahí a final de año», señala Amo, que está contento con el desempeño del equipo, pero quiere mantener los pies en el suelo y prefiere «no tener vértigo por la situación».

«La baja de Placide es una situación complicada para nosotros», dice Iván Amo

El presidente del club no quiere que los buenos resultados «nos lleven a relajarnos de aquí a lo que queda. Ante todo los pies sobre la tierra, aún queda toda la segunda vuelta». Y es cierto. El próximo sábado se pone punto final a la primera vuelta y con ella se conocerá también a los equipos que disputarán el primer trofeo de la temporada: La Copa LEB Plata. Una ecuación a la que darán forma el primer clasificado de la Conferencia Este que ejercerá como futuro anfitrión, y su homologo de Conferencia Oeste, que adquirirá el segundo billete como equipo visitante. El conjunto cántabro podría lograr una clasificación histórica en su primer año en la categoría, pero los hombres de David Mangas no dependen de sí mismos. El Igualatorio tendría que culminar su gran primera vuelta con un triunfo a domicilio ante el colista CB Tormes y esperar resultados. Necesitan sendas derrotas del Aquimisa y del Juaristi ISB y recortar cuatro puntos de average frente a los zamoranos para poder alcanzar la primera plaza. Todo esto mirando de reojo a sus tres perseguidores - Bodegas Rioja, Basket Navarra y Zornotza- quienes en caso de ganar podrían alterar los planes de los cántabros. «No dependemos de nosotros mismos. Saldremos a ganar en Salamanca y si surgen los resultados que necesitamos y sale ese premio doble sería extraordinario para el club», pronostica el técnico de los santanderinos.

Iván Amo piensa que «hay posibilidades mientras las matemáticas y la estadísticas lo dicten», y para refrendar su afirmación recuerda que «hace dos semanas cuando nos colocamos líderes también fue porque los demás perdieron». El presidente apuesta por la confianza y «la ilusión». Y no descarta que además de salir a ganar el choque ante los salmantinos, también haya que «estar pendiente de los móviles». Aunque tanto Amo como Mangas saben que el partido del sábado será complicado.

Ausencia determinante

Los santanderinos viajarán hasta Salamanca con las pinturas de guerra pintadas sobre el rostro y con una baja más que importante. El hombre de referencia del equipo no podrá saltar a la pista con el resto de sus compañeros. «Es una situación complicada para nosotros», reconoce Amo. Placide se encuentra concentrado con su selección, la de Chad, y su ausencia será una hándicap más que notable en el esquema del Igualatorio, que se queda con Iradier y Kearse para cubrir el puesto. «Es un jugador muy importante, no sólo por los puntos que aporta, sino por lo que puede intimidar y los rebotes que nos concede para jugar en el juego rápido que nos gusta hacer», evalúa Mangas, que sin embargo ya tiene un plan para que la pérdida no se acuse tanto. «Haremos un trabajo colectivo a nivel defensivo de todo el equipo, porque Placide es el hombre más grande que tenemos, pero a base de concentración y esfuerzo podremos plantar cara».