El City aguanta y pasa a cuartos sin centrales titulares

Agüero remata a puerta. /
Agüero remata a puerta.

Kompany y Otamendi se lesionaron en los primeros minutos, pero el equipo de Pellegrini salió airoso ante un rival sin recursos

AMADOR GÓMEZMadrid

Con la eliminatoria sentenciada a favor del Manchester City tras el 1-3 de la ida, el equipo de Manuel Pellegrini firmó entre bostezos la primera clasificación de su historia para los cuartos de final de la Champions en un partido marcado por las lesiones de sus dos centrales titulares. El City aguantó el resultado del encuentro de Kiev, donde sí impuso su calidad y superioridad ante el limitado Dinamo de Kiev, y certificó en Mánchester su presencia entre los ocho mejores sin desgastarse, aunque perdió a Kompany y Otamendi en los primeros minutos.

0 Manchester City

Hart, Zabaleta, Kompany (Mangala, min. 6), Otamendi (Demichelis, min. 23), Clichy, Fernando, Fernandinho, Jesús Navas, Touré, Silva (Sterling, min. 79) y Agüero.

0 Dinamo de Kiev

Shovkovskiy, Vida, Khacheridi, Dragovic, Antunes, Miguel Veloso, Yarmolenko, Garmash (Sydorchuv, min. 64), Buyalski, Gusev (Yakovenko, min. 62) y Teodorczyk (Derlis González, min. 46).

árbitro
Ovidiu Hategan (Rumanía). Tarjetas amarillas a Otamendi, Antunes y Garmash.
Incidencias
Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Etihad Stadium.

Sin embargo, el Manchester City salió airoso de la tempranera rotura muscular de Kompany y también del posterior golpe recibido por Otamendi que obligó al argentino a abandonar el terreno de juego que acogió un duelo insulso, con muy poco fútbol y sin emoción ni apenas ocasiones, con los ingleses siempre teniendo bajo control a un conjunto ucraniano que intentó dominar sin armas para profundizar y crear peligro. El City sólo tuvo algún destello a la contra, y Jesús Navas llegó a rematar al palo en el minuto 61, pero el primer disparo a portería de los citizens, del incansable Touré, no llegó hasta el 72.

Ante la incapacidad del Dinamo y de la obligación de los ucranianos de marcar para soñar con lo que era una quimera, el City dejó que el mayor esfuerzo lo hiciera el rival y se dedicó durante más de una hora a la contención y a temporizar después de una victoria tras amplia en el primer partido. Se animaron más en la recta final los ingleses, cuando llegaron a dominar por momentos a un adversario que sólo tuvo el inútil recurso ofensivo de los balones al área de Hart, mientras en defensa, pese a los intermitentes ataques del City, sufrió ante las contras de un equipo más poderoso en el que sin embargo no deslumbraron sus estrellas, a quienes les faltó precisión en el último pase.

 

Fotos

Vídeos