Jornada 5

El Athletic sigue intratable en San Mamés

Raúl García celebra el primer gol del Athletic. /Efe
Raúl García celebra el primer gol del Athletic. / Efe

Los goles de Raúl García, de penalti, y Muniain le dan la victoria sobre el Alavés

EFEBilbao/Vitoria

El Athletic Club continúo este domingo intratable en San Mamés ante un Deportivo Alavés al que se impuso por dos goles a cero con tantos de Raúl García, al transformar un penalti de Rubén Duarte a Iñaki Williams, y el capitán Iker Muniain.

Es el decimoséptimo partido consecutivo de liga en La Catedral del que no sale derrotado el conjunto bilbaíno, que se ilusiona con acabar la jornada líder. Algo que no conseguía en la quinta jornada desde el año 1993. Si bien fue líder en la primera jornada del curso 2005-2006 tras ganar 3-0 a la Real Sociedad.

En todo caso, es el mejor arranque del Athletic en Liga desde que se instaurasen, en 1995, los tres puntos por victoria.

2 Athletic

Unai Simón; Capa, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García, Unai López (Beñat, m.62); Muniain (Lekue, m.79), Raúl García, Ibai; y Williams (Aduriz, m.84).

0 Alavés

Pacheco; Ximo Navarro, Laguardia, Ely (Martín, m.62), Duarte; Pina (Pere Pons, m.79), Manu García (Lucas Pérez, m.56), Wakaso; Aleix Vidal, Joselu y Luis Rioja.

Goles
1-0, m.38: Raúl García, de penalti. 2-0, m.62: Muniain.
Árbitro
Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Ely (m.7), Aleix Vidal (m.15), Duarte (m.37) y Laguardia (m.70).
Incidencias
Partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander, disputado en San Mamés ante 45.153 espectadores, según datos oficiales. Antes del partido, el Athletic tributó un homenaje al exjugador de ambos equipos Gaizka Toquero, recientemente retirado.

El de hoy fue un triunfo merecida ante un rival que salió muy arropado en defensa y que no reaccionó hasta que se vio por detrás en el marcador.

Un penalti claro, visionado por Gil Manzano a pie de cambio a instancias de Prieto Iglesias, el árbitro del VAR, cambió los planes vitorianos ya en el último tramo de la primera mitad. El derribo de Duarte a Williams, cuando el delantero se aprestaba a fusilar a Fernando Pacheco, fue manifiesto.

Y un segundo tanto superada ya la media hora de juego, para rematar un rato tremendo de Williams, acabó con las esperanzas visitantes. Que pudieron haber empatado un poco ante en un remate alto, tras córner, del propio Duarte.

Fue Muniain el que remachó ese segundo tanto ante un Pacheco que bastante había hecho con despejar el remate casi a placer de Ibai en otra jugada de Williams, que recibió de Raúl García.

A la espera de lo que ocurra en el Sevilla-Real Madrid que se juega a continuación, el Athletic es líder virtual de LaLiga Santander, con 11 puntos en cinco jornadas y un +5 (6-1) en el diferencial de goles.

Arrancó el choque como se presumía, con el Alavés esperando en su campo bien pertrechado con un trivote en medio campo (Pina-Manu García-Wakaso) por delante de la línea de cuatro y un Athletic decidido a echarle paciencia al asunto para ver si encontraba a Muniain entre líneas.

En la primera que lo encontró, el pequeño delantero buscó a Williams, que apenas si pudo centrar a las manos de Pacheco.

Un balón a la barrera de Iñigo Martínez en una falta, en la que el Athletic pidió una mano que fue claramente involuntario, y dos disparos que no empalar como acostumbra Raúl García fue todo lo que ocurrió en una primera media hora con el Alavés inédito en ataque.

Pero, curiosamente, el primer remate visitante, un disparo fuerte pero muy lejano de Wakaso que no sorprendió a Unai Simón, fue el preludio del primer tanto del partido.

Un penalti de Duarte a Williams que Gil Manzano decretó tras visionarlo en el VAR a instancias de Prieto Iglesias y que transformó Raúl García desde los once metros. A punto estuvo de rechazar Pacheco, pero fue el tercer tanto en las cinco jornadas que se llevan disputadas del navarro.

Williams iba a rematar casi a placer un centro de Ibai cuando Duarte le desequilibró llegando ya al área pequeña.

Un centro de Luis Rioja desde la izquierda en el que Ibai se la jugó en el despeje ante Aleix Vidal dio paso un añadido escaso para el tiempo perdido en el penalti y, después, el descanso.

Salió decidido el Alavés a hacerse con el balón a vuelta de vestuarios y provocó un par de córneres. Consecuencia del segundo, Duarte desaprovechó un balón suelto que le dejó un disparo fallido de Wakaso. Se le fue alto el balón al lateral babazorro, fuera de su hábitat natural.

Se cumplía la hora de partido y reaccionó el Athletic, que a punto estuvo de lograr el 2-0 en dos jugadas en un minuto. Pero, primero, Muniain remató fuera de manera casi increíble un gol que le llegó casi hecho tras un centro de Williams que prolongó en el primer palo; y más tarde el propio Williams, que tuvo siete minutos espléndidos del 65 al 72, se encontró con el poste en un gran disparo desde la izquierda con la derecha.

Acabó llegando el 2-0. Williams recibió de Raúl, profundizó desde la izquierda y centró sobre Ibai. El remate del exalavesista lo despejó Pacheco con un gran parada, pero en el rechace se le adelantó Muniain ya casi dentro de la portería para marcar el que sería el tanto definitivo del choque.