Proyecto

España y Portugal inician una candidatura conjunta para el Mundial de 2030

Gianni Infantino, Pedro Sánchez y Luis Rubiales, en Moncloa/EFE
Gianni Infantino, Pedro Sánchez y Luis Rubiales, en Moncloa / EFE

Ambas federaciones comunican que «los gobiernos de ambos países están convenientemente informados sobre el proceso, ya que serán una parte fundamental para su desarrollo»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

La Federación Española de Fútbol (FEF) confirmó este sábado que «tras mantener diversas reuniones durante las últimas semanas», España y Portugal comenzarán «un profundo proceso de análisis sobre la posibilidad de presentar una candidatura conjunta para organizar la Copa del Mundo de 2030».La FEF destaca que «ambas federaciones quieren aprovechar la oportunidad para comunicar que los gobiernos de ambos países están convenientemente informados sobre el proceso, ya que serán una parte fundamental para su desarrollo».

Aunque España acogió el Mundial de 1982 está claro que será necesaria una inversión económica para rehabilitar algunas infraestructuras. La candidatura mundial de España, que ahora mismo cuenta con 13 estadios de categoría 4, dispondría de San Mamés (que albergará tres partidos de la fase de grupos en la Eurocopa 2020), Wanda Metropolitano (reciente sede de la final de la Champions), Santiago Bernabéu (que acogió la final de la última Libertadores), Camp Nou, Benito Villamarín (donde se celebró la última final de Copa hace unas semanas) o Cornellà.

Esos estadios tienen todos los requirimientos para acoger duelos de esta magnitud. El Ramón Sánchez Pizjuán está en fase de remodelación para intentar albergar la final de la Europa League 2021.La posibilidad de que España organice un Mundial junto a Portugal es algo que ya intentó FEF para el Mundial de 2018 ganado por Rusia en la misma jornada que se concedió el de 2022 a Catar en una polémica doble decisión que nunca más ha vuelto a suceder.

Desde la FIFA, como le ha hecho ver su presidente a Luis Rubiales, se ve con buenos ojos que España sea la encargada de acoger grandes eventos como la Eurocopa o el Mundial, competiciones que ya organizó en 1964 -torneo ganado por la propia selección, el primero antes del conseguido en 2008 y el posterior de 2012- y en 1982, respectivamente.

El ofrecimiento a Marruecos

Hay que recordar que en una visita de Luis Rubiales y Gianni Infantino, presidente de la FIFA, a Moncloa el pasado mes de septiembre ya se habló de la posibilidad de que España acogiese la Euro 2028 o el Mundial de 2030. Eso sí, Pedro Sánchez ofreció a Marruecos una candidatura junto a Portugal para el Mundial 2030 en su viaje a Rabat para una visita de trabajo con el primer ministro, Saad Dine El Otmani, dejando algo descolocada a la FEF.

Marruecos comunicó que deseaba presentarse en solitario -ya acogió un Mundial de clubes recientemente- ante la propuesta formada por Paraguay, Argentina y Uruguay, que presentarán una conjunta para ese año. La del tridente latinoamericano será un rival difícil de batir, aunque lo sucedido con la última final de la Libertadores podría afectarle, y más después de que la ganadora para la edición de 2026 haya sido una conjunta de Estados Unidos, Canadá y México.