Mundial 2018

Rusia 2018

Croacia sobrevive en la agonía

Croacia sobrevive en la agonía
Cuartos de final

Los balcánicos, liderados por Modric y Subasic, se meten en semifinales al tumbar a Rusia en los penaltis de un duelo con una prórroga llena de emoción

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

De nuevo cara para Croacia en la tanda de penaltis. Ya se metió en cuartos de esta manera, y ayer, con una agonía extrema, con su portero Subasic -paró el primero a Smolov- y Mandzukic lesionados, se clasificó para una semifinal que jugará el miércoles contra Inglaterra. La generación de oro de 1998, aquella formada por Suker y Boban, entre otros, ya tiene dignos sucesores, esos hombres que dejaron en el camino a unos anfitriones que solo se quitaron el papel ultradefensivo en una prórroga llena de emoción, con una diana para cada actor. Croacia sobrevivió y se cree que puede coronarse en el Mundial.

Sorprendió Rusia con su propuesta en los primeros latidos. No era el equipo rácano que se quedó atrás hace una semana en Moscú. No esperó a un fallo de Croacia para meter la directa hacia la portería; vamos, que ofreció algo más que velocidad. En el minuto 2, por ejemplo, entre Cheryshev y Dzyuba, fabricaron su primera llegada. ¡Qué sorpresa! Además, presionaban los de Cherchesov. 'Éste no es mi equipo, me lo han cambiado', pensarían los aficionados locales en Sochi. Así, el gigante delantero contó con otra oportunidad ante una Croacia adormecida. No obstante, este arreón inicial de los rusos se quedó un espejismo. Regreso al pasado. A eso de los diez minutos, recuperó su estrategia defensiva, con los balcánicos una pizca más cómodos, aunque echaron de menos a Rakitic durante todo el duelo, menos en la ruleta de los penaltis: metió el decisivo.

2 Rusia

Igor Akinfeev (cap) - Mário Fernandes, Ilja Kutepov, Sergey Ignashevich, Fedor Koudryashov - Alexander Samedov (Aleksandr Erokhin 54), Daler Kuzyaev, Aleksandr Golovin (Alan Dzagoev 102), Roman Zobnin, Denis Cheryshev (Fedor Smolov 67) - Artem Dzyuba (Yuri Gazinskiy 79). DT: Stanislav Cherchesov.

2 Croacia

Danijel Subasic - Sime Vrsaljko (Vedran Corluka 97), Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (Josip Pivaric 74) - Ante Rebic, Andrej Kramaric (Mateo Kovacic 88), Luka Modric (cap), Ivan Rakitic, Ivan Perisic (Marcelo Brozovic 63) - Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.

Goles
Croacia: Kramaric (39), Vida (101). Rusia: Cheryshev (31), Mário Fernandes (115). En los penaltis marcaron para Rusia Dzagoev, Ignashevich y Kuzyaev. Para Croacia Brozovic, Modric, Vida y Rakitic.
Árbitro
Sandro Ricci (BRA). Amonestaciones. Amarilla para Rusia: Gazinskiy (109). Amarillas para Croacia: Lovren (35), Strinic (38), Vida (101), Pivaric (114)
Incidencias
Estadio: Fisht Stadium (Sochi). Asistencia: 44.287

Eran Modric y Rebic, ese pulmón que se ha descorchado para el espectador en este Mundial, los que más persistencia ponían para buscar la portería de Akinfeev. Y el del Eintracht, de cabeza, rozó la diana. Despertó de su letargo el cuadro ajedrezado aunque la estrategia defensiva de Rusia tampoco era tan roñosa como cuando tumbó a La Roja. De hecho, Dzyuba y Cheryshev, que se ha reivindicado en una Copa del Mundo a la que llegó casi de rebote y estrenó de suplente, adelantaron a los anfitriones. Hubo un grave fallo en el despeje de un futbolista croata que, cerca del centro del campo, dio la pelota al futbolista del Villarreal. Tras una pared con el delantero, el exmadridista se sacó un misil desde fuera del área. Subacic ni la olió. Una estatua.

Cómo no, Croacia metió una marcha más. Lo precisaba para empatar Y sucedió en una jugada por la banda izquierda, una perfecta combinación en la que participaron Strinic, Perisic y Mandzukic. El de la Juventus cedió al centro del área y Kramaric remató a gol de cabeza. En ocho minutos, los balcánicos habían anulado la diferencia de Rusia antes del descanso.

No cambió en exceso el desarrollo del encuentro en la segunda mitad. Rusia seguía a lo suyo, mientras que a Croacia se le ponía cara de España: contaba con la pelota, la posesión, pero carecía de destellos, de imaginación, para derribar el muro de Cherchesov, esa fortaleza imposible de asaltar, defendida por once guerreros. Le faltaba al equipo velocidad, ritmo, y echaba en falta a Rakitic. Eso sí, a la hora de encuentro, Perisic pudo anotar la diana definitiva, pero se topó con el poste. Por cierto, el técnico ruso volvió a mostrar su apuesta 'ofensiva' al retirar a Cheryshev.

Agonizaba el encuentro, igual que los futbolistas balcánicos sobre el césped, exhaustos por el esfuerzo ante un equipo cómodo en su posición defensiva. Volcados sobre la trinchera de los anfitriones con Modric de ejecutor de las operaciones, crecido a medida que se agotaba la vida, pelearon por evitar el tiempo extra que ambos ya vivieron en los octavos de final. De vez en cuando, Rusia se animaba a una excursión, pero carecía de pericia para culminarla. Y a un minuto del final, para mayor desesperación croata, el cancerbero del Mónaco notó un pinchazo en el bíceps femoral. Hubo nervios, el suplente se preparaba, pero continuó. Le dio tiempo incluso para realizar un paradón a Smolov en el 94.

Ya en la prórroga, Vrsalko se retiró lesionado en su rodilla izquierda. Mandzukic tenía dificultades para andar... Sufrimiento. Todo en contra para una Croacia que empleó una estrategia menos valiente en este periodo, y los rusos fueron más atrevidos. Apareció Vida en el minuto 100. Desde la derecha, botó un córner Modric, que el defensa dirigió a gol para dejar al borde del abismo a un anfitrión que no se rindió. A cinco minutos del final, un genial Mario Fernandes, con la testa, forzó la tanda de penaltis, que si no llega a ser por Subasic, los balcánicos no hubieran catado. Pero en esa agonía, sobrevivieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos