Fútbol Internacional

Hasta ¿nunca? Dnipro

Los jugadores del Dnipro, posando antes de la final de Europa League./AFP
Los jugadores del Dnipro, posando antes de la final de Europa League. / AFP

Uno de los clubes más históricos de Ucrania dice adiós tras no poder hacer frente a las deudas que llevaba acumulando durante años

JONAY ANTÓNMADRID

El río Dniéper ha perdido parte de su historia, porque de ahí nació uno de los clubes más conocidos del fútbol ucraniano, el Dnipro. Fundado en 1918, 101 años después se despide definitivamente. Un conjunto que a su vez tuvo relación con la metalurgia, que desde sus inicios hasta 1961 estuvo bajo el patrocinio de la Planta Metalúrgica Petrovsky de la misma ciudad.

Posteriormente, tras la caída de la Unión Soviética, fue privatizado y adquirido por Privat Group, una de las empresas referentes en el sector industrial del país. Muchos de vosotros se harán la reflexión de como este equipo ha llegado a esta situación cuando hace tan solo cinco años fue subcampeón de liga y estuvo a punto de ganar la Europa League frente al Sevilla. Compitió en Varsovia y asombró a medio continente aunque perdió finalmente 2-3 gracias al acierto de Carlos Bacca.

Además tuvo en sus filas varios jugadores conocidos para los aficionados al fútbol en nuestro país como Dmitro Chigrinskiy, el central que pasó sin pena ni gloria por el F.C. Barcelona tras llegar como una petición expresa de Pep Guardiola , el extremo Yevhen Konoplyanka, que jugó en el propio Sevilla tras lucir en aquella final de 2015, el veterano Rusla Rotan, que estaba disfrutando por aquel entonces una de sus últimas temporadas como futbolista o los atacantes Bruno Gama (Deportivo de la Coruña y Alcorcón), el croata Nikola Kalinic, que este año ha vestido la elástica del Atlético de Madrid o el carismático Roman Zozulya (Betis y Albacete), que por otra parte, este último es protagonista del renacimiento del mismo club que se explicará más adelante.

Para comprender la causa de que en el presente el Dnipro no se haya apuntado a la competición amateur hay que retroceder ya a los problemas que surgieron incluso durante la etapa de Juande Ramos (2010-2014). El técnico español y sus ayudantes, entre ellos Juan Ramón López Muñiz, sufrieron impagos, además de que el dueño de la institución por aquel momento, Ihor Kolomoyski, dejó de invertir dinero en el club.

Por ello, en la temporada 2016/2017 llegaron las consecuencias de aquellas malas gestiones y el club fue sancionado de forma federativa con la deducción de doce puntos y asimismo, se le excluyó de las competiciones europeas. El Dnipro quedó penúltimo en aquella liga, a ocho puntos de la salvación y por tanto, descendió a segunda división. A partir de aquí, la situación fue insostenible. El club recibió más sanciones de la Federación Ucraniana y para rematar la crisis, la FIFA los bajó hasta la Cuarta División, considerada de nivel amateur.

Refundación paralela

Es la esperanza de que el río vuelva a latir, porque dentro de lo malo, siempre hay algo bueno. En el 2017, Roman Zozulya junto al político y comandante del batallón Dnipro, Yuriy Bereza, refundaron el club con el nombre de SC Dnipro-1. Con varios jugadores e incluso con el técnico que entrenaba al casi extinguido Dnipro y en segunda división, logró llegar a las semifinales de la Copa de Ucrania en la 2017-2018. Además, esta temporada ha logrado el ascenso a la máxima categoría y repitió el pase a 'semis' en el título copero.

Una historia futbolística que podría ser hasta filmada ya que no reúne solo el tema deportivo. Aspectos como el conflicto entre Ucrania y Rusia o la situación económica del país han influido en la desaparición y en la aparición de ambos conjuntos. Por un lado el río se vaciaba y por otro, parece que se vuelve a llenar.