Fútbol

La temporada empieza con una Copa

Racing B y Cayón en un partido de la pasada temporada. Ambos equipos se enfrentarán en los cuartos de final de la Copa Federación el sábado, a partir de las 18.00 horas. /Daniel Pedriza
Racing B y Cayón en un partido de la pasada temporada. Ambos equipos se enfrentarán en los cuartos de final de la Copa Federación el sábado, a partir de las 18.00 horas. / Daniel Pedriza

La fase regional de la Copa Federación comienza hoy en Cabezón de la Sal con el partido entre Tropezón y Sámano

JOSÉ COMPOSTIZO

Vuelve la competición oficial a los campos de fútbol de Cantabria. Tras las vacaciones estivales, el inicio de la pretemporada y los encuentros amistosos, el balón rodará a partir de hoy oficialmente con la fase autonómica de la Copa Federación. Esta será la quinta edición que se dispute en una sede única tras las experiencias anteriores en Meruelo, Cayón, Tanos y Bezana. El torneo lo disputarán los ocho equipos clasificados desde la segunda a la novena posición -el campeón, la Gimnástica, jugará la Copa del Rey- al finalizar el pasado campeonato de Liga en Tercera División.

En esta nueva edición, la sede del torneo en esta fase será el Campo Municipal Juan María Parés de Cabezón de la Sal, que acogerá los encuentros de cuartos de final y de semifinales, mientras que la final se jugará un año más en los Campos de Sport de El Sardinero, el 12 de septiembre a partir de las 20.30 horas.

Los cuartos de final arrancarán hoy con el partido que enfrenta al Tropezón y al Sámano, a partir de las 20.30 horas. Si la jornada de hoy se promete intensa, la de mañana no tiene nada que desmerecer. Porque a la misma hora buscarán la victoria el Laredo y los propietarios del terreno de juego, el Textil Escudo. El sábado, habrá doble jornada. A partir de las 18.00 horas saltarán al ruedo Racing B y Cayón. Después, Escobedo -actual campeón- y Barreda tienen una cita a las 20.30 horas para cerrar los enfrentamientos de cuartos de final.

Ocho equipos buscarán hasta el próximo miércoles las dos plazas de la final que se jugará en los Campos de Sport de El Sardinero el 12 de septiembre

Los ganadores se medirán en las semifinales el próximo miércoles, día 15, a partir de las 17.30 horas el primer encuentro y a las 19.45 horas el segundo. El triunfador de la fase regional se llevará un premio en metálico de 3.000 euros -y trofeo conmemorativo- y cada equipo cobrará 750 euros por partido disputado.

Todos los gastos de arbitraje correrán, como siempre, por cuenta de la Federación Cántabra de Fútbol. Además también se entregará un trofeo al mejor jugador de la final. El campeón nacional se llevará un premio de 90.000 euros.

Hasta el miércoles, ocho equipos se jugarán las dos plazas de la final del 12 de septiembre. El primer objetivo del año en el que además, se pueden comprobar comprobar estados de forma propios y ajenos de cara a la Liga que ya se otea en el horizonte.

Tropezón: El trofeo como objetivo

El Tropezón, cuarto clasificado la temporada pasada en la Liga, abrirá este año la Copa Federación. El conjunto de Tanos mantiene en el banquillo a Ángel de Juana 'Geli' y la misma base de futbolistas que tan buenos resultados le dio a la entidad taniega. A esto se suman los nuevos refuerzos -siete en total-que permiten al club torrelaveguense llegar a Cabezón de la Sal con la intención de pelear por el trofeo a nivel regional para poder acceder a la fase nacional. Con Geli a los mandos de la nave, en el Tropezón confían en su experiencia para acceder a metas más altas que las conseguidas la temporada anterior y reafirmar en este torneo que son firmes candidatos al ascenso a Segunda B.

El entrenador ve a los suyos «con ganas de comenzar», ante un rival como el Sámano que, como comenta Geli, «fue la revelación la temporada pasada y aunque ha tenido alguna baja, se ha reforzado bien. Además cuenta con un gran entrenador».

Laredo: Un título en el centenario

El Laredo quiere acabar el año de su centenario con un título y el primer paso para conseguirlo es dejar al Textil Escudo en la cuneta en el partido de cuartos de final. El cuadro pejino, tercer clasificado el curso pasado, estrena un nuevo inquilino en el banquillo del San Lorenzo, Raúl Pérez. El cambio de entrenador es una de las grandes novedades de un Charles que contará prácticamente con la misma plantilla de futbolistas de la temporada pasada y además ha efectuado varias incorporaciones, caso de las de Jony (Torre Levante), Iván Argos (Barco), Puras y Perry (Gimnástica), Xabi y Guipu (Sámano).

Raúl Pérez avisa de que el Laredo llega a este torneo aún en fase de preparación. «Afrontamos la recta final de la pretemporada y aún no estamos en el mejor momento, pero vamos con la ilusión de llevarnos la Copa Federación», reconoce. El técnico del club pejino ha trabajado durante la pretemporada para que sus jugadores asimilen su forma de entender el fútbol. «Les estoy inculcando la idea de que sean protagonistas con el balón y además, competitivos». El entrenador asegura que el equipo todavía no se ha acoplado totalmente a sus ideas, «pero en líneas generales lo hace bastante bien».

Cayón: El eterno aspirante

El Cayón confía en recuperar la línea ascendente de las últimas temporadas. El año pasado terminó en el sexto puesto de la Liga, por lo que no pudo disputar por sexta temporada consecutiva la fase de ascenso a Segunda B. Algo que volverá a ser, de nuevo, el gran objetivo de los de Sarón en esta campaña. El conjunto que entrena Jesús Mantecón prácticamente parte de cero, ya que ha sufrido la baja de ocho de sus futbolistas en sus filas, pero confía en que esta temporadaa de nuevo pueda aspirar a objetivos ambiciosos con sus cinco nuevas adquisiciones. Con el ánimo cargado de optimismo en el Valle de Cayón se preparan para hacer frente a la Copa. «Vamos con toda la intención del mundo de ser campeones, otra cosa es lo que luego nos digan los rivales», asegura el técnico. Además, el Cayón es el único conjunto de los ocho participantes en la Copa Federación que ha participado en todas las ediciones sin poder conseguir el título. «Tenemos una espina clavada porque llegamos a la final en 2015 y 2017 y no la ganamos. Este año lo volveremos a intentar», comenta Mantecón.

Racing B: Un asiduo de la competición

El Racing B prácticamente empieza de cero esta campaña , ya que tan solo dos de sus jugadores de la temporada pasada continúan. Además, el conjunto santanderino estrena entrenador, José Gómez. El nuevo técnico se ha visto en la tesitura de formar un nuevo equipo de cara al inminente comienzo del curso y poco a poco lo está moldeando con futbolistas que habían sido cedidos a otros equipos, así como con jugadores del conjunto juvenil.

Como equipo filial, los objetivos del Racing B están enfocados también a la formación de sus futbolistas, que aspiran a formar parte del primer equipo y por el momento hay varios jugadores del Racing B que se encuentran de pretemporada con el primer equipo.

Para esta campaña, dada la marcha de prácticamente la totalidad de la plantilla, la intención de los verdiblancos es protagonizar una buena actuación en Tercera División como ya ocurrió la pasada temporada, cuando el cuadro racinguista terminó en la quinta plaza. Precisamente esa buena clasificación es la que les ha permitido luchar ahora por la Copa Federación. Saben de sobra que no parten como claros favoritos, pero quieren plantar cara y llegar lo más lejos posible.

Escobedo: No quiere ceder el trono

El Escobedo quiere volver a ser el mejor equipo de la Copa Federación en Cantabria. Para eso, el conjunto blanquinegro luchará desde el sábado para tratar de revalidar el título regional conseguido en la edición anterior, donde venció al Cayón en la final.

Para ello, los de Pablo Casar tendrán que superar en el primer encuentro de cuartos de final a un Barreda que se ha reforzado bien. El técnico de Cabezón disputará la Copa Federación por segunda temporada consecutiva con el conjunto camargués con tan solo dos caras nuevas en su plantilla. Y es que el Escobedo, segundo clasificado la campaña anterior, mantiene prácticamente íntegro el bloque de la temporada pasada. Tan solo ha aprovechado el mercado de verano para apuntalar dos puestos que se quedaron con menos efectivos. Lo que más gusta en el Escobedo de esta competición es su formato. «Es diferente porque te la juegas a partido único y eso lo hace mucho más atractivo para todos. Sin desmerecer a ningún rival, el equipo sigue pensando en revalidar el título. Además, los jugadores van a tener un gran apoyo de nuestra afición», comenta Luis Merino, presidente del actual campeón.

Sámano: El novato busca la sorpresa

Esta será la primera vez para los de Sámano en la Copa Federación. Una competición a la que llegan tras haberse clasificado en séptima plaza en la Liga de Tercera -la mejor en sus casi cincuenta años de historia- la pasada temporada. Proclamarse campeones de este torneo podría ser la guinda del pastel, aunque dentro del propio club prefieren no añadirse presión e ir viendo en cada partido qué les depara esta nueva experiencia. El cuadro samaniego, tras la excelente campaña realizada el año pasado, ha visto cómo se le han marchado varios jugadores importantes - Xabi, Guipu, Moreira o Carlos-, y también su técnico Andoni Guerrero. Para poder seguir demostrando su gran potencial -principalmente en su terreno de juego-, se ha reforzado con nueve jugadores y un nuevo entrenador, Joseba Saralegui, que el año pasado dirigió al conjunto de Santa Cruz de Bezana. «Afrontamos la Copa Federación como un premio a lo que conseguimos la temporada anterior y sólo el hecho de clasificarse es un logro para un recién ascendido, pero disputaremos esta Copa con ilusión y trataremos de llegar lo más lejos posible en ella», afirma el presidente del club, Joseba Fernández.

Barreda: La clase media de la Copa

Cada uno de los equipos afronta esta Copa Federación con unos objetivos distintos, ya que no todos llegan en las mejores condiciones a las que aspira la plantilla. En el caso de los de Barreda esta competición es una parte más del resto de la pretemporada y competirá en ella sin ningún tipo de presión, por lo que esta campeonato no servirá como reflejo de la imagen que va a dar el equipo durante el resto del curso futbolístico. Pero sí para ver su propuesta. Aunque su objetivo a corto plazo es comenzar bien la Liga, la Copa Federación es también algo ilusionante para el conjunto de Solvay. Los blanquiazules son ya un equipo conocido en este tipo de competiciones gracias al empeño durante todo el año en la Liga, donde a día de hoy tienen puestos todos sus objetivos; por eso, pese a que tratarán de llegar lo más lejos posible en la Copa con los jugadores que ya componen el plantel, esta no es cuestión de vida o muerte para el equipo que dirige Alejandro Cayón, que se clasificó en el noveno puesto la pasada temporada.

Textil Escudo: Juega en su casa

Los de Cabezón de la Sal, por su parte, juegan por segunda vez con este nuevo formato la Copa Federación y lo hacen además en sus propias instalaciones, algo que de inicio y teóricamente, les puede dar alguna ventaja. Aunque el objetivo principal del Textil Escudo es hacer una buena temporada en el campeonato de Liga, los jugadores dirigidos por Pablo Lobeto saldrán al terreno de juego con todas las ganas puestas en la próxima ronda, pero «ganar o perder no determinará el puesto al que podemos optar al final de la Liga», apunta.

Aunque su objetivo a corto plazo es «comenzar bien la Liga», la Copa Federación es también algo ilusionante para el Textil Escudo. «Trataremos de disfrutar al máximo durante la competición. Son eliminatorias bonitas, un formato de Copa muy chulo y eso la hace especialmente interesante. Además jugamos en nuestro campo y ante nuestro público y eso nos motiva más», asevera Lobeto.

En Cabezón de la Sal el haberse clasificado para disputar esta fase autonómica de la Copa Federación es también un premio al trabajo y al esfuerzo depositado por todos los que formaron parte del club durante la temporada pasada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos