La nueva (y rica) vida que le espera a Pusarla Sindhu, la rival de Carolina Marín en la final

Pusarla Sindhu besa su medalla de plata. /
Pusarla Sindhu besa su medalla de plata.

EFENueva Delhi

Una medalla en unos Juegos Olímpicos son la llave para casi todas las puertas en una carrera deportiva. Pusarla Sindhu (India) es consciente de ello. Su plata tras perder contra Carolina Marín en la final de bádminton ya le ha granjeado el apoyo de una larga lista de patrocinadores. Entre los regalos que recibirá por esta distición olímpica encontramos una jugosa prima y un BMW.

Sindhu se convirtió en la primera mujer india en conquistar una plata olímpica y además en las más joven en alcanzar un metal en unos Juegos, lo que le había supuesto ya antes de la final la promesa de un nuevo transporte para viajar un poco más cómoda a entrenar cada día.

El presidente de la Asociación de Badminton de Hyderabad, V Chamundeshwarnath, había prometido el jueves que, al igual que había hecho con Saina Nehwal tras su bronce en los Juegos de 2012 en Londres, regalaría un BMW a Sindhu.

«Antes de que los Juegos de Río empezaran había dicho que si alguien de Telangana o (el también estado) Andhra Pradesh ganaba una medalla le regalaría un BMW. Me alegra, le daré uno a Sindhu pronto», indicó el dirigente deportivo en declaraciones recogidas hoy por el diario The Indian Express.

Pero eso no es todo, el Gobierno de Telangana, en cuya capital Hyderabad, nació la raquetista, anunciará un premio desconocido en las próximas horas para Sindhu, según dijo el ministro de, entre otras muchas carteras, Tecnología de la Información de ese estado, K.T. Rama Rao, en su cuenta de Twitter.

«Para aclarar: el Gobierno de Telangana todavía debe anunciar el premio para Sindhu», indicó hoy el ministro, después de que en las últimas horas se difundiera que el gobierno estatal otorgaría unas 10 millones de rupias (unos 130.000 euros) a la jugadora y que incluso maneja la posibilidad de regalarle un terreno.

Esa cantidad es lo que el Gobierno anunció que pagaría en caso de que un deportista de ese estado ganara una plata olímpica, una cantidad que hubiera sido el doble en caso de ser oro y la mitad para los medallistas de bronce.

Otras cantidades que llegarán a las manos, en este caso tanto de Sindhu como de la también medallista y luchadora Sakshi Malik, son las de 500.000 rupias (unos 6.600 euros) de la Asociación India de Badminton.

Incluso la Federación de Fútbol de la India, deporte que no es mayoritario en este país, ha previsto una simbólica cantidad de 50.000 rupias (600 euros) para ambas deportistas.

El nuevo rostro corporativo

Más allá de los premios puntuales, como el coche o las primas, Pursala es el nuevo rostro de moda en la India. En su país natal ya la espera una larga lista de patrocinadores que desean convertirla en imágen de sus marcas. El día de su victoria se acabaron las ediciones de los principales diarios, que la llevaban en portada. Todo un filón de visibilidad para las empresas que operan en suelo indio.

Pese a no manejar las cifras del mercado publicitario europeo la emergente economía india puede darle unos ingresos nada despreciables. No solo eso, junto con Sakshi Malik, es la única deportista india con metal olímpico en estos Juegos, lo que concentra todo la lista de ofertas y despeja de competidores el campo.