Bolos

Los ases entran en escena

Los ases entran en escena
Sane

Todos los favoritos excepto Haya, que tiró ayer, buscan hoy el pase en el Campeonato de España

ASER FALAGÁN

Los 142 bolos de Gonzalo Egusquiza y Ramón Pelayo son la primera gran referencia del Campeonato de España de Primera Categoría, que arrancó ayer en la Severino Prieto como última convocatoria de la Semana Bolística 2018. Todavía faltan tres jornadas más para que el viernes se dilucide el campeón absoluto, pero el interés ya comenzó a dejarse ver en unas tiradas individuales que sirven de prólogo a la intensa jornada de hoy, en la que casi todos los favoritos buscarán el pase a la siguiente eliminatoria.

Nada menos que un pentacampeón, Rubén Haya, fue el encargado de abrir el Campeonato de España de 2018. El camargués, emparejado en esta primera fase con Víctor de la Torre, sigue pagando como primeras rondas muy tempraneras su convalecencia del año pasado, cuando no pudo disputar la primera fase de la temporada y obtuvo por lo tanto una peor clasificación, debutó con 137 bolos, ofreciendo la primera gran referencia de la competición. Pero acto seguido Ramón Pelayo, en muy buen momento en las últimas semanas, se aupó al liderato con 142 palos, una excelente marca con el lebaniego con licencia asturiana Alberto Gómez como acompañante en el concurso. Javi Puente, Roberto Ferreras y las buenas marcas de José Carlos Alonso (126) y Pablo Lavín (131) les siguieron a continuación antes del descanso.

En la reanudación el primer protagonista fue Rubén Rodríguez, que con 130 bolos y el asturiano Juanjo González como acompañante de turno (se quedó en unos dignos pero testimoniales 114) tiene muchas posibilidades de clasificarse para los octavos de final.Siempre, claro, que hoy no se produzca un festival no ya de los favoritos, sino también de los tapados, que dejara fuera al menor de los Rodríguez, desde el domingo ya el único de la saga en activo.

A Gonzalo Egusquiza le tocó tirar solo después de que el veterano Alejandro García 'Quillo', representante de la Federación Andaluza, tuviera que renunciar por lesión –ya había anunciado su ausencia–. No le afectó la soledad. El torrelaveguense completó así un concurso mucho más rápido de lo normal y que cerró con esos 142 palos que le colocan como colíder en la misma Bolerona en la que Óscar González estableció un récord que parecía inalcanzable hasta que Víctor lo batió hace menos de dos semanas.

Alfonso Díaz, por su parte, protagonizó una espectacular primera mitad del concurso que le permitió aspirar al liderato, pero en la segunda perdió toda su renta para acabar con 127 palos que le colocan en el limbo de aquellos bolistas que deberán seguir con atención la jornada de hoy para saber si definitivamente pasan un corte que se prevé una vez más bastante alto. Una evolución inversa protagonizó Manuel Domínguez, que tras un arranque correcto fue progresando para terminar con 138 bolos en su haber y la clasificación virtualmente asegurada. Túñez y David Gandarillas cerraron la jornada con unos muy buenos registros de 131 y 130 bolos, respectivamente, que también les permiten albergar sólidas esperanzas de, si la jornada de hoy no le es excesivamente adversa, estar mañana en los octavos de final.

Hoy

Al margen de Rubén Haya, el resto de grandes favoritos debutan hoy en la gran cita del año. A primera hora lo harán los jugadores situados entre la novena y la décimosexta posición para dejar lugar en la segunda sesión, la que arranca a las seis y media de la tarde, a los grandes ases. El jovencísimo José Manuel González, que puede ser una de las sensaciones del torneo, compartirá concurso con el veterano Benito Fernández en una nueva edición en la que el capitán de Casa Sampedro es el principal representante asturiano.

Alberto Díaz, que si ha recuperado su estado de gracia del año pasado puede ser uno de los grandes tapados, les sucederá junto al madrileño ÁlvaroSolana para dar paso acto seguido a los dos grandes emparejamientos de la jornada. Jesús Salmón, vigente campeón de España, y Carlos García buscarán la clasificación para las dos últimas jornadas en un horario previsto de las ocho de la tarde y a continuación compartirán corro Víctor y Óscar González.

Lolo Lavid, un campeón de España que busca la sorpresa y renovar su título en la misma bolera que le coronó en 2015 y que acaba de estrenar la vidriera en la que se le homenajea junto al resto de campeones nacionales de bolo palma. Será otro de los jugadores a seguir y el que cierre el primer acto de la jornada antes del descanso de las seis de la tarde.

El joven campeón de Cantabria –y subcampeón de España– se medirá a su antecesor en el palmarés del Regional en un concurso que se prevé intenso, con dos de los grandes candidatos al título (quizá los máximos, junto a Salmón) frente a frente en busca de dos plazas en los octavos de final que se dan prácticamente por hechas, pero que se deben ganar en la bolera.

Emoción

Víctor aspira nada menos que a sumar las dos grandes coronas en el que sería su primer título nacional y seguir así con su exponencial progresión, ininterrumpida en los últimos dos años y que le ha convertido ya en uno de los bolistas de referencia.En el tirador de moda. El Junco, que acaba de ganar su tercer Torneo del Millón, buscará desde hoy el que sería su séptimo título nacional.

Todo en una primera fase cuyos bolos contarán también, como es norma en el Campeonato de España, para la clasificación final, y no solo para superar el corte de los 16 primeros.De ahí la importancia de estas primeras jornada, que de paso sirven como aproximación para conocer el estado de forma e incluso de ánimo con el que llegan los diferentes aspirantes a la gran cita del año.

De momento, los 142 palos de Egusquiza y Pelayo son ya una excelente muestra del nivel de exigencia, si bien salvo sorpresa se pueden ver superados por algunos de los grandes favoritos en una bolera que ya se ha mostrado en otras ocasiones propicia para los récords.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos