Bolos

Borbolla y Peñacastillo sonríen en Copa

Rubén Haya birla ante Jesús Salmón y los hermanos González en un partido liguero de Peñacastillo./Sane
Rubén Haya birla ante Jesús Salmón y los hermanos González en un partido liguero de Peñacastillo. / Sane

Los nojeños dan un recital ante Riotuerto, mientras que los de Cañas ganan con solvencia en Los Corrales a La Rasilla

Borja Cavia
BORJA CAVIASantander

Peñacastillo y Hermanos Borbolla aprovecharon la jornada copera de ayer para recuperar las sensaciones y el juego perdidos en las últimas jornadas ligueras. Santanderinos y nojeños dejaron prácticamente sentenciadas sus respectivas eliminatorias ante Riotuerto y La Rasilla tras sendas victorias por 5-1. El líder liguero, Roper Bahía Real, hizo lo propio ante J. Cuesta, mientras que Casa Sampedro y Ribamontán igualaron a tres. En los otros dos partidos, Torrelavega y Los Remedios igualaron después de que los visitantes remontaran un 3-0 en contra, al igual que hicieron Quijano y Renedo.

A veces, el torneo del KO llega como agua de mayo. Los propios jugadores reconocen que el torneo se enfoca de una manera diferente a la Liga, con menos presión y sabedores que pese a la importancia de la competición hay dos factores que la diferencian: no es prioritaria para las peñas y en días como ayer hay un partido de vuelta.

El partido de Noja fue todo un recital que, eso sí, comenzó co un solo del artista invitado. Riotuerto golpeó primero pero a partir de ahí empezó a ver como la sinfónica de Borbolla comenzó a templar sus acordes y a acumular bolos chico tras chico. Alberto Díaz fue el hombre ejecutor de sus ex compañeros tras derribar en dos ocasiones cinco palos cuando su peña necesitaba cuatro para ganar. Los locales fueron de menos a más y en el sexto chico hasta les sobraron bolas para cerrar desde diecinueve metros.

Con cifras algo más bajas pero con la misma eficacia se comportó Peñacastillo en Los Corrales. Claro que, lograr cinco cierres en La Rasilla es una tarea casi titánica que los de Cañas lograron para dejar su pase a la siguiente ronda casi sentenciado. En un duelo disputado de tiros largos, los visitantes también superon embocar cuando lo necesitaban para recuperar parte de la confianza perdida durante las últimas semanas.

El que no necesita aumentar su confianza es Roper. Los camargueses son líderes y empiezan a creerse que el título puede volver a sus vitrinas. En su segundo duelo ante J. Cuesta en dos días volvieron a imponerse a los de Cerrazo, con la diferencia que si en el encuentro liguero tuvieron que remontar, en el de ayer dominaron en todo momento. En un partido con buen juego, los de Rubén Rodríguez solo sufrieron cuando los visitantes recortaron distancias en el tercero y no lograr cerrar en el cuarto. No llegó la sangre al río y al final los de Maliaño dejaron la eliminatoria casi vista para sentencia.

Los que también vivirán un maratón de partidos son Casa Sampedro y Ribamontán, que a su doble enfrentamiento copero tienen que sumar el partido de Liga que les medi ra el próximo domingo. En el acto inaugural, los de Loredo tuvieron en su mano la victoria pero dejaron escapar dos ventajas decisivas. Los locales optaron por colocar quince metros y el emboque a la mano para contrarrestar la fortaleza al pulgar de su rival. No funcionó la táctica de inicio, puesto que los visitantes, que llegaban en buena dinámica de juego, se colocaban con dos chicos de ventaja en el marcador. A partir de ahí las fuerzas se fueron igualando hasta que en el último parcial una extraordinaria tirada de los de Torres dejó el partido en tablas.

El mismo resultado reflejó el marcador al final del encuentro en la Carmelo Sierra, donde la Bolística dejó escapar tres chicos de ventaja ante Los Remedios. La dinámica del partidos se transformó radicalmente en el cuarto parcial, cuando dos emboques de Paqui del Campo y otro de Óscar Cianca pusieron el uno en el marcado de de Muslera, que a partir de ahí comenzaron a superar los cuarenta y acabaron dejando la resolución de la eliminatoria abierta para la vuelta en su bolera.

Cerraba jornada el partido entre Quijano y Renedo, el único con un equipo de Primera implicado. Los locales no lo están pasando bien en liga pero ayer lograron un valioso empate ante una peña que está jugando bien a los bolos como Renedio y que ocupa la zona templada de la tabla en División de Honor.

Tras las sorpresas del curso pasado, en el que Roper, Riotuerto o Peñacastillo quedaron eliminados del torneo copero a las primeras de cambio, parece que este año los grandes van a por la competición del KO.

Temas

Bolos