La Copa ya tiene el primer finalista

Víctor de la Torre birla ante la mirada de sus compañeros de equipo David Cecín y Manuel Domínguez. /Antonio 'Sane'
Víctor de la Torre birla ante la mirada de sus compañeros de equipo David Cecín y Manuel Domínguez. / Antonio 'Sane'

Roper combina tiradas brillantes con otras más discretas, pero no puede superar al equipo de Loredo, que hace bueno el resultado de la ida. Ribamontán gana también en Maliaño y estará en Torrelavega el 6 de agosto

Borja Cavia
BORJA CAVIASantander

Ribamontán al Mar Construcciones Portio es el primer finalista de Copa. Los de Loredo ganaron ayer 2-3 a Roper en Maliaño y estarán sobre el corro de la Carmelo Sierra el próximo día 6 de agosto en una final que les medirá al ganador de la otra semifinal que dirimen Peñacastillo y Hermanos Borbolla y cuya resolución llegará el próximo martes.

2 ROPER

3 RIBAMONTÁN

Roper
Rubén Rodríguez (c), Carlos García, Pedro Gutiérrez, Fernando Ocejo.
Ribamontán
Víctor de la Torre (c), Fran Rucandio, Manuel Domínguez, David Cecín.
Árbitro
Alfredo Escandón Alonso.
Bolera
El Parque
Incidencias:
Ribamontán avanza a la final de Copa con un parcial acumulado de 4-7. Los de Loredo habían ganado 4-2 en el partido de ida disputado el pasado martes.

Roper no llegaba en una situación cómoda al partido. Los camargueses perdieron durante el fin de semana buena parte de sus opciones de lograr el título liguero tras no sumar ningún punto en la jornada doble disputada. Dos malos partidos ante Borbolla y ante J. Cuesta los han alejado del líder, Peñacastillo, que posee tres puntos de ventaja. Eso sí, con cuatro jornadas por delante y un enfrentamiento directo entre ambos en la Mateo Grijuela, los de El Parque todavía tienen margen de remontada.

ESTADÍSTICAS

LOCALVISIT
TIRORAYAEMB.
1 50 (20+30) 46 (15+31) V16 Medio/Mano D20
2 36 (13+23) 50 (23+27) L16 Medio/Pulgar D20
3 52 (21+31) 48 (19+28) V16 Medio/Mano D20
4 28 (12+16) 50 (23+27) L18 Medio/Pulgar D20
5 24 (12+12) 44 (18+26) V18 Medio/Mano D20
LOCALVISIT.
Emboques 0 0
Bolas nulas 1 0
Bolas quedas 0 o
Marcador:
1-0, 1-1, 2-1, 2-2, 2-3.
Tiempo de juego:
70 minutos

Ribamontán, por su parte, transita por la zona media de la tabla y lo hace en una irregularidad perenne en la que combinan partidos casi inmejorables con otras actuaciones más discretas. En la doble jornada del fin de semana, primero se dejaron dos puntos en la Carmelo Sierra el sábado, aunque el domingo ganaban en el siempre difícil corro de Comillas.

El duelo partía con ventaja para los visitantes, que ganaron en la ida por cuatro a dos. El partido pudo acabar con una ventaja mayor para los locales, pero Roper supo, al menos, lograr el último parcial gracias a los emboques, lo que les daba esperanzas de poder llegar a la final.

El duelo de ayer arrancó con un primer parcial en el que los locales pudieron adelantarse en el marcador, un factor decisivo cuando tienes que remontar una eliminatoria. Desde dieciséis metros, la distancia imperante durante buena parte del partido, los locales fueron capaces de superar la bolada de 46 lograda por los de Loredo.

El en el segundo, sin embargo, volvieron los errores para Roper. Desde los dieciséis metros y con una corta de cinta de Pedro Gutiérrez los camargueses no cerraron, lo que dejó en bandeja a Ribamontán la igualada. No fallaron los visitantes, que se quedaban un parcial más cerca de disputar la gran final de la Copa.

El tercer chico volvió a disputarse desde los dieciséis metros. Aunque habitualmente ambas partidas apuestan por tiros más lejanos durante sus compromisos ligueros esta vez optaron por una distancia más cómoda desde la que además lanzan en todos sus concursos. Ribamontán volvió a realizar una gran tirada y rozó los 50 palos, mandando a ganar a 49.

Si algo ha caracterizado a Roper durante el curso es su capacidad de agarrarse casi siempre a los encuentros, algo que volvió a demostrar al matar la jugada, sumar 52 palos con el emboque a la mano, y enviar una señal a su rival: todavía estamos aquí. Aunque la tirada había sido excepciones, los camargueses retrasaron el tiro hasta los dieciocho metros.

La jugada no resultó positiva para Roper, que no encontró la distancia y no pasó de los 28 bolos. Los de Loredo, que habían colocado la raya al medio con el emboque en la diagonal del pulgar, no perdonaron y tirando relajados por aquello de que sabían que iban a tener una segunda oportunidad, se gustaron y llegaron a los 50 palos.

El partido estaba empatado a dos y los de Maliaño sabían que necesitaban tres chicos más para poder avanzar a la gran final, mientras que Ribamontán solo necesitaba uno, una victoria parcial que logró en el siguiente chico. Los de Loredo olieron la debilidad local desde los dieciocho metros y hasta ese tiro se marcharon. Roper colocó de nuevo el emboque a la mano, una circunstancia que no amilanó a los visitantes que volvieron a cerrar para obligar a los camargueses. La subida no fue buena y ni siquiera llegaron a birlar todas las bolas.

Primera final de la Copa Cantabria para Ribamontán, que hasta ahora solo había logrado avanzar hasta semifinales. Los de Loredo ya esperan rival en la final.