Boxeo

Jon Míguez vence al marroquí Nechchad y se mantiene invicto

El árbitro levanta el brazo de Jon Miguez como ganador del combate. /Andrés Soriano
El árbitro levanta el brazo de Jon Miguez como ganador del combate. / Andrés Soriano

El púgil castreño se impuso por puntos a su rival en la velada que tuvo lugar en el BEC ante más de 10.000 aficionados

Alexánder Aguilera
ALEXÁNDER AGUILERACastro Urdiales

Por primera vez, Jon Míguez disputó un combate en el Bilbao Exhibition Centre -BEC- ante miles de aficionados. En la velada celebrada el pasado sábado, 17 de noviembre, el boxeador castreño se alzó con la victoria a los puntos ente al marroquí Abdessamad Nechchad después de ocho asaltos y se mentiene invicto.

Un ambiente privilegiado, su gente apoyándole y las duras semanas de entrenamiento hacían presagiar una noche en la que la novena victoria de 'The Goodboy' debía ser una realidad. Por su parte, el propio Míguez, se mostró sorprendido por el ambiente vivido en la velada: «Ya había vivido otro combate en el que había unos 8.000 aficionados, pero esta vez fue impresionante. La verdad es que yo soy de los que están metidos al 100% en la pelea, pero cuando tras un golpe ves que la gente se pone en pie y anima, te vienes arriba», destaca. A la hora de afrontar el combate, tanto Jon como su equipo tenían muy estudiado a su oponente. «Se trataba de un boxeador muy rápido y técnico por lo que trabajamos mucho el aspecto de presionarle para que no se escapase, pero una vez metidos en la pelea, nos dimos cuenta de que era mejor de lo que nos esperábamos. Aún así, seguimos con nuestra estrategia y decidimos tirar hacia delante e ir cada vez a más y, al final, ganamos», explica Míguez. Y es que, en frente se encontraba un boxeador experimentado con ocho victorias, un empate y cero derrotas, unas cifras muy destacables y merecidas a raíz de lo visto sobre el cuadrilátero del BEK.

Jon, que se adjudicó cinco de los ocho asaltos, comenzó perdiendo los dos primeros y tuvo que ajustar mucho sus golpes para ganar los dos siguientes, no obstante, era algo que entraba dentro de lo probable: «Es normal que los primeros asaltos los jueces se decantasen por darle como vencedor ya que, aunque estuvieron muy igualados, nosotros teníamos la idea de esperarle para saber por donde iba y es cierto que nos sorprendió un poco. Además, él estaba muy fresco, algo que cambió con el paso de los asaltos», se felicita Míguez.

Por otra parte, uno de los aspectos que quedaron patentes en el tramo final de la pelea fue la buena condición física del castreño, quien, a pesar de ir ganando a los puntos, seguía yendo a buscar al marroquí, al que le faltaron fuerzas para lanzar algún que otro golpe. De hecho, el propio Jon reconoció que «aunque acabé agitado por la presión y por lanzar tantos golpes, podría haber aguantado más asaltos».

Tras conseguir mantener la condición de invicto y vivir su mejor velada como boxeador, Jon Míguez se encuentra a la espera de concretar la fecha y el oponente de un combate en el que cabe la posibilidad de pelear por el título nacional. «Ahora mismo no es fijo que vaya a luchar por el título nacional. Primeramente, nos tenemos que poner de acuerdo las dos partes para poner la fecha y el lugar, pero, si al final se celebra, supongo que será en torno a febrero o marzo del próximo año», concluyó el boxeador, añadiendo que «no descarto que pueda haber alguna pelea antes».

«En los primeros asaltos, nosotros teníamos la idea de esperarle para saber por donde iba la pelea»

En cuanto al descanso, cabe destacar que, al no haber acabado el combate con ningún golpe importante, Jon únicamente esperó hasta el pasado miércoles, 21 de noviembre, para comenzar a entrenar suavemente. «He acabado muy bien y, aunque tengo agujetas, creo que lo mejor es empezar lo antes posible para no parar la preparación y activar un poco el cuerpo, prefiero eso que parar una semana entera y que luego me cueste más volver a la rutina», subrayó Míguez.

Humildad, trabajo y amor por el boxeo son las claves de este boxeador que hace apenas año y medio debutaba en Castro Urdiales delante de su público, periodo en el que ha cosechado nueve victorias que, sin duda, le han hecho crecer como boxeador.

 

Fotos

Vídeos