Sergio García solo necesita ya el visto bueno de la EBU

Sergio García solo necesita ya el visto bueno de la EBU
Luis Palomeque

Los promotores ya han llegado a un acuerdo con Maxime Beaussire para que sustituya Attou, pero la EBU debe oficializarlo

ASER FALAGÁN

Salvo contratiempo de última hora, habrá velada en Torrelavega y combate de Sergio García por título europeo superwelter. Así lo anunció esta tarde Víctor Iglesias, entrenador del 'Niño' y estrecho colaborador de la organización. Ya se ha llegado a un acuerdo con un nuevo aspirante, Maxime Beaussire, y ahora solo es necesario que la Federación Europea (EBU) lo oficialice –previsiblemente el lunes– para que definitivamente se pueda disputar el combate. Los promotores contactaron ya a primera hora de la tarde del viernes con el galo, después de que se hubieran barajado otras opciones. Este sábado se llegó a un acuerdo definitivo, pero hasta que la EBU no autorice el combate y la puesta en juego del título; hasta que no esté todo firmado, no se podrá garantizar que la velada se mantiene.Y eso no ocurrirá, salvo sorpresa mayúscula, hasta mañana.

De cristalizar esta hoja de ruta se cumplirán así los plazos máximos que los propios organizadores se dieron para salvar la velada después de que el vigente campeón, el ya desposeído Zakaria Attou, alegara una repentina lesión para suspender el combate por segunda vez nueve días antes de la velada. «Todo parece indicar que al final el día 29 habrá pelea con título de Europa en juego. La EBU ha nombrado otro coaspirante. Falta la confirmación definitiva que será este lunes, pero todo indica que habrá pelea y título –en juego– el 29 en Torrelavega».

Incluso el propio Sergio García había indicado que el mismo fin de semana se debía saber ya si habría algún aspirante dispuesto a viajar a Cantabria para pelear con él por el cinturón continental, y tanto el púgil como su entorno pusieron el lunes como fecha límite para firmar los documentos y anunciar públicamente si se mantenía la velada o si por el contrario era necesario suspenderla.

Una decisión en la que no ha influido el Ayuntamiento de Torrelavega, que desde que se abrió la crisis comunicó a todos los afectados que mantendría el dispositivo y la disponibilidad del pabellón el tiempo que fuera necesario para propiciar que se celebrara la velada. «Estamos dispuestos a esperar hasta el mismo viernes», decía ayer el concejal de Deportes, Jesús García. Sin embargo, todo indica que no tendrán que esperar vivir tanta incertidumbre. El coaspirante elegido, el francés Maxime Beaussire, tiene un récord de 27 combates ganados (diez por KO) y una derrota (precisamente ante Attou).

En consecuencia, la velada del próximo sábado, día 29, en el pabellón Vicente Trueba está prácticamente salvada, pero no se puede confirmar aún oficialmente.

Contrarreloj

En principio Sergio García, que ocupa la tercera posición en la clasificación europea de su peso, debía enfrentarse al hasta el viernes campeón de Europa del peso superwelter, el galo Zakaria Attou. En un primer momento el combate debía tener lugar en Francia, después de que el equipo del púgil francés ganara la subasta. Sin embargo, a falta de dos semanas para la velada se comunicó a Sergio García que no se celebraría por problemas de salud del promotor. Así lo explicó el propio púgil cántabro, poco contento con las explicaciones.

Se propuso entonces organizar el evento en otra fecha y ya en Torrelavega, algo a lo que Attou se negó en primera instancia, pero que tuvo que aceptar ante el riesgo de que de no acometer la defensa se le retirara el cinturón. Así fue como finalmente se organizó la velada del próximo sábado en el pabellón Vicente Trueba, a la que a Attou anunció esta misma semana que no asistiría alegando una lesión.

Horas después la EBU le despojaba del título y comenzaba a estudiar las alternativas hasta llegar a las negociaciones que los promotores de la velada mantienen desde el viernes con Beaussire. El campeón desposeído, por su parte, ha manifestado su malestar con la situación, asegurando que apelará la decisión. Además, ha publicado una fotografía en la que aparece con el rostro ensangrentado como consecuencia del corte en la cabeza por el que alegó la suspensión, y que según hizo también público él mismo obligó a que se le practicaran cinco puntos de sutura.

 

Fotos

Vídeos