Voleibol

El Textil, lanzado en la Superliga

Mosquera bloquea un remate de Bezner, del Melilla./Pedro Bolado
Mosquera bloquea un remate de Bezner, del Melilla. / Pedro Bolado

Los cántabros derrotan por 3-2 a un Melilla que se adelantó por dos veces en el marcador y son cuartos en la clasificación

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

Otro partido con sufrimiento. Parecido al de la victoria épica ante el Vecindario, aunque con menos dramatismo. Pero otra alegría a lo grande. El Textil Santanderina sumó el sábado otro triunfo a su casillero al imponerse por 3-2 al Melilla en el Matilde de la Torre. Un partido de lo más sufrido, en el que hubo que remontar el 0-1 y el 1-2 en el luminoso. Pero el Textil Santanderina va sin freno en esta Superliga. Los cabezonenses, cuartos sólo superados por los grandes equipos del voley español, están demostrando que esta es su temporada.

3 Textil Santanderina

Bárcena, Amorín, Pujo, Ruiz, Herrera, Gomes, Osado, Ángel Rodríguez, Aurelio Rodríguez, Calzón, Ramírez y Soares.

2 Melilla

amed, Ouafi, Mohamed, Antúnez, Azmi, Fernandes, Ferrera, Jiménez, Bezner, Tahiri, Bravo y Escalona.

Parciales:
17-25, 25-21, 23-25, 25-12 y 15-13.
Árbitros:
Gálvez y Correa.
Incidencias:
Séptima jornada de la Superliga Masculina de Voleibol. Pabellón Matilde de la Torre (Cabezón de la Sal). 950 espectadores.

Se temía a los melillenses por ser un equipo experto y hundido en la parte baja de la tabla. Y los de la ciudad autónoma demostraron en el primer parcial que les iba mucho en el partido. Ese primer set fue suyo por 17-25. En el segundo, tras el empate a 16, cuatro puntos casi seguidos de los cántabros dieron una ventaja apreciable. El 25-21 era el empate a uno.

El tercer set, de lo más igualado, se decidió casi al final. Con 22-23, dos puntos de ataque de los melillenses hicieron que al final cayese de su lado por 23-25. Tocaba remontada. Y los cabezonenses emularon lo conseguido ante Vecindario. El cuarto set no tuvo apenas historia. Desde el 9-8, los de Marcos dinamitaron el parcial y su renta no paró de crecer hasta el 25-12 con el que el choque se igualaba a dos sets.

Faltaba el quinto parcial, en el que Soares se convirtió en el protagonista justo en el momento más oportuno. Con empate a doce un punto suyo, seguido de un error de Ouafi, ponían al Textil a tiro de ganar el partido. Hubo que esperar, porque los melillenses anotaron otro. Con 14-13, Soares conseguía el definitivo 15-13. El que hacía estallar a un Matilde de la torre abarrotado. Su equipo no tiene límite en esta Liga.

 

Fotos

Vídeos