El tiempo entre motores

Pilotos, coches... Historia viva del motor en Hoznayo. Los aficionados disfrutaron ayer y lo harán hoy en el Rally de Trasmiera./Roberto Ruiz
Pilotos, coches... Historia viva del motor en Hoznayo. Los aficionados disfrutaron ayer y lo harán hoy en el Rally de Trasmiera. / Roberto Ruiz

El Rally Festival Trasmiera recorre Cantabria con legendarios pilotos con los coches que hicieron historia

Félix Ortiz Serrano
FÉLIX ORTIZ SERRANOHoznayo

Hoy es un día grande para los amantes del motor. No será sencillo olvidar el paso de algunas de las joyas del automovilismo deportivo que en los años setenta, ochenta y noventa triunfaban allá donde competían. El Rally Festival Trasmiera se viste de largo. Los equipos participantes tendrán que superar un total de seis especiales, las más clásicas de las muchas que hay en Cantabria. El cronometro no será el juez; no habrá ni vencedores ni vencidos. Lo de hoy es algo de lo que saldrán beneficiados todos, pilotos y aficionados. Un espectáculo. No se trata de ganar, hoy no, sino de disfrutar sin límite.

Lo de ayer fue un aperitivo; antes de ponerse el casco, el parque de asistencia era testigo de un acto que sobrepaso todas las previsiones: la firma de autógrafos. Juha Kankkunen y su copiloto Niccky Grist; no faltará Harri Toivonen, un piloto que ya estuvo el pasado año y se quedo prendado con el ambiente que se respira. Por eso se lo pasará en grande con las prestaciones de un Ford Escort WRC, vehículo de Past-Racing, un equipo que este año compite en el Campeonato de Europa de Rallies Históricos. Además quiere ganarlo y así conmemorar que hace cincuenta años que su padre, Pouli Toivonen, se alzaba con dicho galardón.

RALLY TRASMIERA

Horarios
Sábado, día 12
08.30
Salida tercera etapa
16.18
Llegada tercera etapa
Tramos
Sábado 12 de mayo
08.53
TC-5 (Alisas) (8,18 kilómetros)
09.26
TC6 (Asón) 6,45 kilómetros
10.47
TC7 (Matienzo-Llueva) (10,57 kilómetros)
11.25
TC8 (Bárcena de Cicero) (8 kilómetros)
15.45
TC-9 (Hermosa) (11,25 kilómetros)
16.18
TC10 (Peña Cabarga) (4,91 kilómetros)

Y qué decir de Antonio Zanini, santo y seña del motor. Ídolo. En un principio estaba prevista su participación, pero problemas personales de última hora le han impedido disputar la prueba en su totalidad. Sin embargo, Zanini, que lograba subir a un Seat al podio del Rally Montecarlo, fue un de las atracciones. Nadie quería quedarse sin su firma, su foto y su abrazo. Desde la propia revista del programa de la prueba a un capó de un coche se llevaron el autógrafo del piloto. No importó que la carrocería sufriera un toque personal. Maquetas de coches, camisetas, fotografías... Cualquier cosa servía para que los aficionados se llevarán un recuerdo de sus ídolos.

Los aficionados compartieron vivencias en Hoznayo con Kankkunen o Zanini, historia viva del motor No es una prueba competitiva, pero aún así los pilotos exigirán a las máquinas por las carreteras de la región

Por la tarde, llegó la hora del olor a gasolina. Los aficionados se repartieron por los tres tramos y dejaron descansar un poco al parque de asistencia. El primero, el de Güemes; a continuación, el de Ribamontán al Monte y cerró la jornada la súper especial celebrada en el casco urbano de Noja, junto a las playas. Inédito. Éxito sin paliativos.

Seis lugares para correr

Después de disfrutar de al cercanía de los pilotos, al aficionado de turno lo que le gusta es verlos correr. En este Rally no hay una clasificación al uso, pero se trata de maestros y de reliquias por lo que el disfrute aún será mayor. La jornada tiene seis especiales diferentes en los que se podrá escoger en cuál disfrutar de la prueba. Hay para todos los gustos; por un lado, el puerto de Alisas, que cuenta con zonas sumamente espectaculares desde donde se pueden ver varios kilómetros de recorrido, además de contar con gradas naturales para poder dar cabida a muchos aficionados. Lo de Alisas era algo que no podía faltar. Ese puerto es una montaña de culto para los ciclistas de la región, pero también para los amantes de la velocidad. Por sus curvas de herradura más de uno contuvo la respiración y alguna otra cosa.

La segunda especial será la del Collado de Ason; por allí la carretera cuenta, además de con un trazado espectacular, con unos paisajes que no pasan desapercibidos para nadie. ¿Quién sabe si las estrellas del volante tendrán tiempo para disfrutar de ellas? Matienzo-Llueva y Barcena de Cicero son las dos siguientes especiales, que se celebrarán antes de que los participantes vuelvan al parque de asistencia de Hoznayo. Amntes del reagrupamiento de 45 minutos en los que de nuevo los pilotos saldrán de los coches para compartir abrazos. Luego, las dos últimas: Hermosa y Peña Cabarga.

Precisamente el Pico Llen puede que sea el tramo cronometrado con más carisma de los que hay en Cantabria. Fue siempre un habitual en los viejos rallies Firestone. El único inconveniente de esta especial es que no tiene salida, por lo que aquel aficionado que suba a los alto del coloso tendrá que esperar a que todos los participantes concluyan su ascensión. El mítico 'piruli' será testigo de un espectáculo para premiar a los fieles.

Los equipos descenderán hasta Hoznayo. Allí está previsto que se reciba a los participantes y se les haga un pasillo humano; un pequeño reconocimiento. Historia, velocidad, emoción y una buena dosis de adrenalina para un fin de semana que hará naufragar en la memoria a más de uno.

 

Fotos

Vídeos